Ley de Transparencia

INFORMACIÓN INSTITUCIONAL

FUNCIONES

FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE GALGOS

Funciones

Las Federaciones deportivas españolas, además de sus actividades propias de gobierno, administración, gestión, organización y reglamentación de las especialidades deportivas que corresponden a cada una de sus modalidades deportivas, ejercen bajo la coordinación y tutela del Consejo Superior de Deportes, las siguientes funciones públicas de carácter administrativo:

a) Calificar y organizar en su caso, las actividades y competiciones oficiales de ámbito estatal.

A estos efectos, la organización de tales competiciones se entiende referida a la regulación del marco general de las mismas, según se establezca en la normativa federativa correspondiente.

b) Actuar en coordinación con las Federaciones de ámbito autonómico para la promoción general de sus modalidades deportivas en todo el territorio nacional.

c) Diseñar, elaborar y ejecutar, en colaboración, en su caso, con las Federaciones de ámbito autonómico, los planes de preparación de los deportistas de alto nivel en sus respectivas modalidades deportivas, así como participar en la elaboración de las listas anuales de los mismos.

d) Colaborar con la Administración del Estado y la de las Comunidades Autónomas en la formación de técnicos deportivos y en la prevención, control y represión del uso de sustancias y grupos farmacológicos prohibidos y métodos no reglamentarios en el deporte.

e) Organizar o tutelar las competiciones oficiales de carácter internacional que se celebren en el territorio del Estado.

f) Ejercer la potestad disciplinaria deportiva, en los términos establecidos en la Ley del Deporte, sus específicas disposiciones de desarrollo y sus Estatutos y reglamentos.

g) Ejercer el control de las subvenciones que asignen a las Asociaciones y
Entidades deportivas en las condiciones que fije el Consejo Superior de Deportes.

h) Ejecutar en su caso, las resoluciones del Comité Español de Disciplina
Deportiva.

Las Federaciones deportivas españolas, desempeñan respecto de sus asociados, las funciones de tutela, control y supervisión que les reconoce el ordenamiento jurídico deportivo.

Los actos realizados por las Federaciones deportivas españolas en el ejercicio de las funciones públicas de carácter administrativo, son susceptibles de recurso ante el Consejo Superior de Deportes, cuyas resoluciones agotan la vía administrativa.

Para la calificación de competiciones oficiales de ámbito estatal las Federaciones deportivas españolas, deberán tener en cuenta, entre otros los siguientes criterios:

Nivel técnico de la competición.
Importancia de la misma en el contexto deportivo nacional. Capacidad y experiencia organizativa de la Entidad promotora. Tradición de la competición.
Transcendencia de los resultados a efectos de participación el competiciones internacionales.

Las competiciones oficiales de ámbito estatal deberán estar abiertas a los deportistas y clubes deportivos de las Comunidades Autónomas, no contemplándose discriminaciones de ningún tipo, a excepción de las derivadas de las condiciones técnicas de naturaleza deportiva.

Los deportistas participantes deberán estar en posesión de una licencia deportiva que habilite para tal participación.

NORMATIVA APLICABLE
Ley 10/1990 de 15 de Octubre

Aquí puede descargar el documento correspondiente a la Ley 10/1990 del 15 de octubre
→ LEY 10/1990 DE 15 DE OCTUBRE

Real decreto 1835/1991 de 20 de Diciembre

Aquí puede descargar el documento correspondiente al Real Decreto 1835/1991 del 20 de diciembre
→ REAL DECRETO 1835/1991 DE 20 DE DICIEMBRE

Orden ECI/3567/2007 de 4 de Diciembre

Aquí puede descargar el documento correspondiente a la Orden ECI/3567/2007 del 4 de diciembre
→ ORDEN ECI/3567/2007 DE 4 DE DICIEMBRE

Estatutos

Aquí puede descargar los estatutos → ESTATUTOS

NORMAS GENERALES

CAPITULO I

DENOMINACION

Artículo 1º. La Federación Española de Galgos es una entidad asociativa privada, sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente, que tiene como principal finalidad la práctica y promoción de las carreras de galgos en todas sus actividades.

Se rige por la Ley 10/1.990, de 15 de octubre, del deporte, por el Real Decreto 1835/1.991, de 20 de diciembre, sobre Federaciones Deportivas Españolas, por las restantes disposiciones que conforman la legislación deportiva española vigente, por los presentes Estatutos y sus Reglamentos y por las demás normas de orden interno que dicte en el ejercicio de sus competencias.

Artículo 2º. La Federación Española de Galgos está afiliada a la World Greyhound Racing Federation, cuyos Estatutos acepta y se obliga a cumplir, siempre dentro del ordenamiento jurídico español. Lo está, asimismo, a los Comités Olímpicos Internacional y Español.

OBJETO ASOCIATIVO

Artículo 3º. La Federación Española de Galgos está integrada por Federaciones Galgueras
Autonómicas, clubes deportivos, deportistas, técnicos y jueces.

ACTIVIDADES DEPORTIVAS

Artículo 4º. Son actividades dentro de las carreras de galgos reglamentadas por esta Federación las siguientes:

a) Carreras en campo.
b) Carreras en campo con liebre mecánica. c) Carreras en pista (Canódromos).

CAPITULO II

COMPETENCIAS PROPIAS Y DELEGADAS

Artículo 5º. Corresponde a la Federación Española de Galgos, como actividad propia, el Gobierno, administración, gestión, organización y reglamentación de todas sus actividades deportivas.

En su virtud, es propio de ella:

a) Formar, titular y calificar a los jueces y cargos técnicos en el ámbito de sus competencias. b) Velar por el cumplimiento de las disposiciones por las que se rige.
c) Contratar al personal necesario para el cumplimiento de sus funciones y la prestación de sus servicios.

d) En general, cuantas actividades no se opongan, menoscaben o destruyan su objeto social.

Artículo 6º. Además bajo la coordinación y tutela del Consejo Superior de Deportes tiene las siguientes competencias:

a) Calificar y organizar en su caso, las actividades y competiciones oficiales de ámbito estatal.

A estos efectos, la organización de tales competiciones se entiende referida a la regulación del marco general de las mismas, según se establezca en la normativa federativa correspondiente.

b) Actuar en coordinación con las Federaciones de ámbito autonómico para la promoción general de sus actividades deportivas en todo el territorio nacional.

c) Colaborar con la Administración del Estado y la de las Comunidades Autónomas, en la formación de técnicos deportivos y en la prevención, control y represión del uso de sustancias y grupos farmacológicos prohibidos y métodos no reglamentarios en el deporte.

d) Ejercer la potestad disciplinaria deportiva, en los términos establecidos en la Ley del Deporte, sus específicas disposiciones de desarrollo y sus Estatutos y Reglamentos.

e) Ejercer el control de las subvenciones que asignen a las Asociaciones y Entidades deportivas en las condiciones que fije el Consejo Superior de Deportes.

f) Ejecutar en su caso, las resoluciones del Comité Español de Disciplina Deportiva.

Artículo 7º. La Federación Española de Galgos ostentará la representación de España en las actividades o competiciones oficiales de carácter internacional celebradas fuera y dentro del territorio español.

Artículo 8º. Será competencia de la Federación Española de Galgos la designación de sus representantes en los organismos internacionales.

Artículo 9º. La Federación Española de Galgos seleccionará los galgos representantes de ésta, en las competiciones internacionales.

Artículo 10º. Para la participación en competiciones internacionales a celebrar fuera del Estado español, deberá solicitarse el pertinente permiso al Consejo Superior de Deportes estándose a la ordenación sobre actividades y representación deportivas internacionales.

Artículo 11º. La Federación Española de Galgos desempeña respecto de sus asociados las funciones de tutela, control y supervisión que les reconoce el ordenamiento jurídico deportivo.

CAPITULO III

COMPETICIONES

Artículo 12º. Se consideran competiciones oficiales de ámbito estatal todas las organizadas por la
Federación Española de Galgos.

Artículo 13º. En la actividad de carreras en campo con liebre mecánica, se consideran competiciones oficiales la Fase Final del Campeonato de España en dicha actividad y sus Fases Previas.

Artículo 14º. Tienen tal consideración en la actividad de carreras en campo, la Fase Final del
Campeonato de España en dicha actividad y sus Fases Previas.

Artículo 15º. En la actividad de carreras en pista, todos los premios oficiales programados en el calendario de competiciones, así como el Campeonato de España de esta actividad.

Artículo 16º. Podrán ser considerados premios o competiciones oficiales las que se propongan como tales a la Asamblea General y sean aprobadas por la misma e incluidos en el calendario de competiciones.

CAPITULO IV

DOMICILIO Y EMBLEMA

Artículo 17º. La Federación Española de Galgos tiene su domicilio en Madrid, en la C/ del
Barquillo número 38.

Se faculta a la Asamblea General para modificar este domicilio, a propuesta de la Junta Directiva, siempre dentro del término municipal de Madrid. Debiendo comunicar esta modificación al Consejo Superior de Deportes.

Artículo 18º. El emblema de la Federación Española de Galgos lo constituye una elipse con un galgo y las siglas F.E.G. en su interior.

CAPITULO V

ESTAMENTOS INTEGRADOS

Artículo 19º. Los estamentos de la Federación Española de Galgos son:

a) Clubes deportivos. b) Deportistas.
c) Técnicos. d) Jueces.

Galgos:

Artículo 20º. Los clubes deportivos se integrarán, a petición propia, en la Federación Española de

– A través de la Federación Galguera Autonómica que les corresponda por la situación geográfica y su domicilio legal cuando ésta se encuentre integrada en la Federación Española de Galgos.

– Directamente por la Federación Española de Galgos.

Siempre que se ajusten a la legislación vigente y se comprometan a cumplir los Estatutos y Reglamentos de la Federación Española y a someterse a la autoridad de los órganos federativos, en relación con las materias de su competencia.

Artículo 21º. los clubes deportivos en cuya demarcación no exista Federación Galguera
Autonómica constituida, realizarán su integración directamente en la Federación Española de Galgos.

Artículo 22º. Los mismos criterios y requisitos se aplicarán para la integración en la Federación
Española de los deportistas, técnicos y jueces.

Artículo 23º. La integración en la Federación Española de deportistas se producirá mediante la concesión por parte de ésta de la correspondiente licencia federativa. Dicha concesión será acordada y tramitada:

– A través de la Federación Galguera Autonómica correspondiente cuando ésta se encuentre integrada en la Federación Española de Galgos.

– Directamente por la Federación Española de Galgos.

Su denegación, que habrá de ser motivada, será recurrible ante la Junta Directiva de la Federación
Española.

Artículo 24º. La integración y formación de los técnicos y jueces en la Federación Española de
Galgos, se producirá:

– A través de la Federación Galguera Autonómica de su demarcación cuando ésta se encuentre integrada en la Federación Española de Galgos.

– Directamente por la Federación Española de Galgos.

Artículo 25º. Todos los miembros de los distintos estamentos de la Federación Española tienen el derecho a recibir la tutela de la misma con respecto a sus legítimos intereses deportivos, así como el de participar en sus actividades y en el funcionamiento de sus órganos, de acuerdo con los presentes Estatutos y con los Reglamentos internos de aquélla.

Los miembros de la Federación Española tienen a su vez el deber de acatar los acuerdos de sus órganos, sin perjuicio de recurrir, ante las instancias federativas competentes y, en su caso ante la jurisdicción ordinaria, aquellos que consideren contrarios a Derecho.

CAPITULO VI

LICENCIAS

Artículo 26º. Para la participación en actividades o competiciones oficiales de ámbito estatal será preciso estar en posesión de la licencia federativa.

Artículo 27º. La cuantía económica de las licencias federativas, será fijada por la Asamblea General. Los ingresos producidos por estos conceptos irán dirigidos prioritariamente a financiar la estructura y funcionamiento de la Federación.

Artículo 28º. En cuanto a su contenido expresarán con claridad los siguientes datos: nombre, apellidos y número del documento nacional de identidad. Consignando estos datos al menos en la lengua española oficial del Estado.

importe:

Artículo 29º. Las licencias federativas se expedirán a título personal, una vez abonado todo su

– Mediante solicitud a la Federación Galguera Autonómica correspondiente.

– Mediante solicitud a la Federación Española de Galgos.

– Mediante solicitud a la Federación Española de Galgos de la licencia única compartida con la Federación Galguera Autonómica correspondiente.

Estas solicitudes podrán ser realizadas:

– Para competiciones de campo: de forma personal o a través de Clubes Deportivos federados.
– Para competiciones de pista: de forma personal.
– Para competiciones de liebre mecánica: de forma personal.

Para la modalidad de galgos en campo, sólo habilitará para la participación en competiciones oficiales, la licencia expedida a través de la solicitud de algún Club Deportivo federado.

Artículo 30º. Las licencias se expedirán por las distintas Federaciones Galgueras Autonómicas cuando se hallen integradas en la Federación Española.

Se habilitarán para la participación en actividades o competiciones oficiales de ámbito estatal, una vez verificado el cumplimiento de los requisitos deportivos establecidos para su expedición, cuando la Federación Galguera Autonómica abone a la Federación Española la correspondiente cuota fijada por ésta.

Artículo 31º. La Federación Española habilitará las licencias solicitadas en el plazo de quince días, desde su solicitud, una vez verificado el cumplimiento de los requisitos deportivos establecidos por estos Estatutos y Reglamentos de carreras.

Artículo 32º. La no expedición injustificada de las licencias en el plazo señalado, comportará para la Federación Española la correspondiente responsabilidad disciplinaria conforme a lo previsto en el ordenamiento jurídico deportivo.

Artículo 33º. Las licencias federativas reflejarán:

1. Seguro obligatorio.
2. La cantidad a percibir por la Federación Española de Galgos, que será fijada anualmente por la Asamblea General Ordinaria.

CAPITULO VII

ESTRUCTURA ORGANICA

Artículo 34º. Los órganos de gobierno y representación de la Federación Española de Galgos son:

1º. Asamblea General.
2º. Presidente de la F.E.G.

Artículo 35º. Como órganos complementarios de los de gobierno y representación están: la Junta Directiva, el Secretario General y el Gerente. En el seno de la Asamblea General, se constituirá una Comisión Delegada, de asistencia a la misma.

Artículo 36º. Serán órganos electivos el Presidente, la Asamblea General y su Comisión Delegada. Los demás órganos, serán designados y revocados libremente por el Presidente.

La Federación Española de Galgos por medio de su Presidente podrá crear para el cumplimiento de sus fines deportivos, los comités y comisiones que estime preciso para ello.

CAPITULO VIII

ASAMBLEA GENERAL

Artículo 37º. La Asamblea General estará compuesta por los representantes de los estamentos que componen esta Federación. Sus miembros serán elegidos cada cuatro años coincidiendo con los años de Juegos Olímpicos de verano, por sufragio libre y secreto, igual y directo entre y por los componentes de cada estamento de la actividad correspondiente y de acuerdo con las clasificaciones y en la proporción que establezcan las disposiciones que en cada momento sean de aplicación.

Artículo 38º. La composición por estamentos de la Asamblea General, será la siguiente:

– Clubes deportivos.
– Deportistas.
– Técnicos.
– Jueces.

Artículo 39º. Estos clubes deportivos deberán estar inscritos en la Federación Española de Galgos en el momento de la convocatoria de elecciones y que lo hayan estado en la temporada anterior y haber participado en competiciones oficiales durante la temporada deportiva anterior.

Artículo 40º. Los deportistas deberán ser mayores de edad para ser elegibles y no menores de dieciséis años para ser electores, que tengan licencia en vigor emitida por la Federación Española de Galgos en el momento de la convocatoria de elecciones y la hayan tenido durante la temporada anterior y haber participado en competiciones oficiales durante la temporada deportiva anterior.

Artículo 41º. Por el estamento de técnicos, se engloban los Directores de carreras, Directores de caza, Comisarios y Veterinarios. Deberán estar en posesión del título correspondiente y haber actuado como tales durante la temporada deportiva anterior.

Artículo 42º. Los componentes del estamento de jueces, integrado éste por jueces y cronometradores, deberán estar en posesión del título correspondiente y haber actuado como tales durante la temporada deportiva anterior.

Artículo 43º. El proceso electoral para la elección de miembros para la Asamblea General, podrá efectuarse cuando corresponda, a través de las estructuras federativas autonómicas.

El número de miembros, las circunscripciones electorales para los cuatro estamentos (clubes deportivos, deportistas, técnicos y jueces) así como las proporciones de representación, se determinarán mediante el Reglamento Electoral, aprobado por la Comisión Delegada y ratificado por el Consejo Superior de Deportes.

Artículo 44º. Para las bajas o vacantes que se produzcan en la Asamblea General, se atendrá al siguiente procedimiento para cubrirlos:

En el supuesto de que esta baja se produjera por el estamento de clubes deportivos o deportistas se realizarán por elecciones parciales en la circunscripción que corresponda.

En el caso de los estamentos de técnicos o jueces, se efectuará una elección entre los comprendidos en el mismo a nivel nacional.

Artículo 45º. La Asamblea General se podrá reunir en pleno o en Comisión Delegada.

Artículo 46º. La Asamblea General se reunirá una vez al año con carácter ordinario. Las demás reuniones de la Asamblea General, tendrá el carácter de sesiones extraordinarias y podrán ser convocadas a iniciativa del Presidente, la Comisión Delegada por mayoría o un número de miembros de la Asamblea no inferior al veinte por ciento.

Artículo 47º. A las sesiones de Asamblea General podrá asistir con voz pero sin voto el Presidente saliente del último mandato, y de igual manera los miembros de la Junta Directiva en activo.

Artículo 48º. La convocatoria de la Asamblea General deberá notificarse a sus miembros con quince días, al menos, de antelación, salvo casos de urgencia, debidamente justificados, que será convocada en un plazo mínimo de tres días.

Artículo 49º. La validez de la constitución de la Asamblea General requerirá que concurran, en primera convocatoria, la mayoría de sus miembros y en segunda, la tercera parte de los mismos.

Artículo 50º. Corresponde a la Asamblea General en reunión plenaria las siguientes funciones:

1. Análisis y aprobación, en su caso, de la gestión deportiva del año anterior o memoria anual de la
Federación Española.

2. Análisis de la gestión económica del año anterior con aprobación, si procede, del balance, cuenta de pérdidas y ganancias y memoria explicativa correspondiente.

mismo.

3. Aprobación del presupuesto de la Federación Española y de los cambios que se produzcan en el

4. Aprobación del programa deportivo anual, así como del calendario de pruebas y competiciones de la Federación Española.

5. Aprobación, por mayoría de dos tercios, del gravamen y enajenación de bienes inmuebles de la Federación Española, a petición de la Junta Directiva cuando estas operaciones superen el 10 por ciento del presupuesto de la Federación o superen los trescientos mil euros.

6. Aprobación de la solicitud y contratación de préstamos, por mayoría de dos tercios, a petición de la Junta Directiva.

7. Aprobación de la creación de Delegaciones y de la determinación de sus competencias.

8. Aprobación del cambio de domicilio de la Federación Española en los términos previstos en el artículo 17º de los presentes Estatutos.

9. Control general de la actuación de la Junta Directiva y de la presidencia.

10. La aprobación y modificación de los Estatutos.

11. La elección y cese del Presidente.

CAPITULO IX

COMISION DELEGADA

Artículo 51º. La Comisión Delegada se elegirá cada cuatro años, mediante sufragio entre los miembros de la Asamblea, pudiéndose sustituir anualmente las vacantes que se produzcan.

Artículo 52º. La Comisión Delegada estará presidida por el titular de la Federación Española y sus miembros estarán distribuidos de la siguiente manera:

a) Un tercio de Presidentes de Federaciones Galgueras Autonómicas.

b) Un tercio de clubes deportivos, designados por y entre los representantes de los mismos, sin que los representantes de una misma comunidad puedan tener mas del cincuenta por ciento de la representación.

c) El tercio restante corresponde al resto de estamentos, en proporción a su representación en la
Asamblea General.

Artículo 53º. Las bajas o vacantes que se produzcan, serán cubiertas por y entre los miembros de la Asamblea General en la primera reunión de ésta que se efectúe y respetando siempre los tercios marcados y regulados en su composición.

Artículo 54º. La Comisión Delegada se reunirá como mínimo una vez cada cuatro meses a propuesta del Presidente y su mandato coincidirá con el de la Asamblea General.

Artículo 55º. Son competencias de la Comisión Delegada:

a) La elaboración de un informe previo a la aprobación de los presupuestos.

b) El seguimiento de la gestión deportiva y económica de la Federación, mediante la elaboración de un informe anual a la Asamblea General sobre la memoria de actividades y la liquidación del presupuesto.

c) La modificación del calendario deportivo. d) La modificación de los presupuestos.
e) La aprobación y modificación de los Reglamentos.

f) Aprobación del Reglamento de elecciones a la Asamblea General y a la presidencia.

g) Autorizar el gravamen o enajenación de los bienes inmuebles de la Federación. Siempre que este gravamen o enajenación no supere el diez por ciento del presupuesto de la Federación o sea una cantidad superior a trescientos mil euros.

CAPITULO X

EL PRESIDENTE

Artículo 56º. El Presidente de la Federación Española es el órgano ejecutivo de la misma. Ostenta su representación legal, convoca y preside los órganos superiores de gobierno y representación y ejecuta los acuerdos de los mismos.

Artículo 57º. El Presidente ostenta la dirección económica, administrativa y deportiva de la
Federación Española, de acuerdo con lo previsto en los presentes Estatutos.

Artículo 58º. El Presidente será elegido cada cuatro años, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de verano, mediante sufragio libre, directo, igual y secreto, por los miembros de la Asamblea General. Los candidatos que podrán no ser miembros de la Asamblea General, deberán ser presentados, como mínimo, por el quince por ciento de los miembros de la Asamblea y su elección se producirá por el sistema de doble vuelta, en el caso que en una primera vuelta ningún candidato alcance la mayoría absoluta de los votos emitidos.

Artículo 59º. En el caso de que, excepcionalmente, quede vacante la presidencia antes de que transcurra el plazo de cuatro años mencionado, la Asamblea General procederá a una nueva elección para cubrir dicha vacante por el tiempo que falte hasta la terminación del plazo correspondiente al mandato ordinario.

Artículo 60º. No podrá ser elegido Presidente de la Federación Española quien hubiera ostentado ininterrumpidamente tal condición durante los tres periodos inmediatamente anteriores, cualquiera que hubiere sido la duración efectiva de éstos.

Artículo 61º. El Presidente de la Federación lo será también de la Asamblea General y de la Comisión Delegada, con voto de calidad en caso de empate en la adopción de acuerdos de la Asamblea General y de la Comisión Delegada.

Artículo 62º. El desempeño del cargo de Presidente será causa de incompatibilidad para ocupar cargos directivos en otra Federación deportiva Española.

Artículo 63º. El cargo de Presidente de la Federación Española podrá ser remunerado, siempre que tal acuerdo, así como la cuantía de la remuneración sea aprobado por la mitad mas uno de los miembros presentes en la Asamblea General.

Esta remuneración bruta, incluidos los gastos sociales legalmente establecidos no podrá ser satisfecha con cargo a las subvenciones públicas que reciba la Federación.

Concluirá con el fin de su mandato, no pudiendo extenderse tal remuneración mas allá de la duración del mismo.

Artículo 64º. El Presidente cesará por:

1. Transcurso del plazo para el que fue elegido.
2. Fallecimiento.
3. Dimisión.
4. Aprobación de una moción de censura por la Asamblea General.
5. Incurrir en una de las causas de incompatibilidad a las que se hace referencia en los artículos 60º y 62º cuando no renuncie a la actividad o cargo incompatible.

Artículo 65º. Vacante la Presidencia, la Junta Directiva procederá a convocar elecciones a la misma, constituyéndose como Comisión Gestora de la Federación Española, presidida por uno de los Vicepresidentes, o, en su defecto, por el vocal de mayor edad.

Artículo 66º. En los casos de ausencia o incapacidad temporal, el Presidente será sustituido por el
Vicepresidente primero.

Artículo 67º. La moción de censura al Presidente deberá ser propuesta por al menos el treinta por ciento de los miembros de la Asamblea General.

La moción de censura será presentada de forma razonada al Presidente quien deberá convocar con carácter extraordinario a la Asamblea General para que la misma se reúna en un plazo máximo de quince días, con dicha moción como único punto del Orden del Día. La notificación de esta sesión extraordinaria será también con setenta y dos horas, al menos, de antelación.

Si el Presidente no convocare a la Asamblea General, la convocatoria correspondiente podrá ser realizada por el Consejo Superior de Deportes.

La sesión de Asamblea General en la que se debata la moción de censura será presidida por el miembro de mayor edad.

El acuerdo de dicha moción tendrá que ser aprobado por al menos dos tercios de los miembros asistentes.

CAPITULO XI

LA JUNTA DIRECTIVA

Artículo 68º. La Junta Directiva es el órgano colegiado de gestión de la Federación Española, siendo sus miembros designados y revocados libremente por el Presidente de la misma.

Artículo 69º. La composición de la Junta Directiva será la siguiente:

1. Vicepresidente (dos).
2. Vocales.

La Junta Directiva estará asistida por el Secretario General de la Federación Española de Galgos, con voz y sin derecho a voto.

Artículo 70º. Podrán ser convocadas a las sesiones de la Junta Directiva, como asesores, con voz y sin derecho a voto, aquellas personas que el Presidente considere necesarias para el buen funcionamiento de la misma.

La convocatoria, que corresponde al Presidente, deberá ser notificada a sus miembros con tres días, por lo menos, de antelación, salvo casos de urgencia, acompañando el Orden del Día.

Las sesiones convocadas en casos de urgencia serán siempre extraordinarias.

Artículo 71º. La validez de las reuniones de la Junta Directiva requerirá que concurran, en primera convocatoria, la mayoría de sus miembros, y en segunda, un tercio de los mismos.

Las actas de la Junta Directiva se someterán a aprobación al final de la sesión correspondiente, o como primer punto del Orden del Día de la siguiente sesión.

Los acuerdos de la Junta Directiva se adoptarán por mayoría simple, teniendo el Presidente el voto de calidad en caso de empate.

Los votos contrarios al acuerdo votado o las abstenciones motivadas, eximirán de las responsabilidades que pudieran derivarse en su caso de los acuerdos adoptados.

Artículo 72º. Los miembros de la Junta Directiva cesarán por:

1. Fallecimiento.
2. Dimisión.
3. Revocación del nombramiento.
4. Incurrir en causa de inelegibilidad.

Artículo 73º. Es competencia de la Junta Directiva:

1. Proponer a la Asamblea General el cambio de domicilio de la Federación Española en los términos previstos por estos Estatutos.

2. Colaborar con el Presidente en la dirección económica, administrativa y deportiva de la
Federación Española y en la ejecución de los acuerdos de los demás órganos colegiados.

Artículo 74º. El Presidente y todos los demás miembros de la Junta Directiva desempeñarán su cargo con la máxima diligencia y responderán frente a la Federación Española, frente a las Federaciones de ámbito autonómico con personalidad jurídica y frente a los acreedores de la Federación Española por el daño patrimonial o económico que hayan causado por malicia, abuso de facultades o negligencia grave. En cualquier caso, estarán exentos de responsabilidad los miembros de la Junta Directiva que hayan salvado su voto en los acuerdos causantes del daño.

Artículo 75º. Los miembros de la Junta Directiva responderán en los mismos términos frente al Consejo Superior de Deportes en cuanto a las subvenciones recibidas del mismo, así como por las irregularidades en la ejecución del presupuesto.

La misma responsabilidad existirá para todos los miembros de la Junta Directiva con respecto a los diversos órganos de las Administraciones Públicas por lo que a las subvenciones de los mismos se refiere.

Los miembros de la Junta Directiva que no lo sean de la Asamblea General, tendrán acceso a las sesiones de ésta con derecho a voz pero sin voto.

Artículo 76º. Los miembros de la Junta Directiva a excepción de su Presidente no serán remunerados.
CAPITULO XII

EL GERENTE

Artículo 77º. El Gerente de la Federación es el órgano de administración de la misma.

Artículo 78º. Son funciones especificas del Gerente:

1. Llevar la contabilidad de la Federación.

2. Ejercer la inspección económica de todos los órganos de la Federación.

3. Autorizar con su firma, mancomunada con la del Presidente o Secretario General y con la autorización, en el último caso del Presidente, todos los documentos de movimiento de fondos.

4. Será responsable de la llevanza y custodia de los libros de contabilidad.

5. Formular los balances que periódicamente se presenten a la Junta Directiva y que, anualmente, deberán presentarse a la Comisión Delegada y a la Asamblea General.

CAPITULO XIII

EL SECRETARIO GENERAL

Artículo 79º. El Presidente de la Federación Española de Galgos podrá nombrar un Secretario cuya principal función será la de ser fedatario y asesor de la misma.

En el caso de que por cualquier eventualidad o circunstancia, el Secretario dejara de ejercer sus funciones, el Presidente de la Federación será el responsable del desempeño de las mismas pudiendo delegarlas en la persona que considere oportuna.

Artículo 80º. El Secretario General asiste permanentemente a todos los órganos de gobierno y representación, así como a todos los órganos técnicos de la Federación Española. Por delegación del Presidente ostenta la jefatura del personal de la Federación Española

Artículo 81º. Actuará como Secretario de todos los órganos superiores colegiados de la Federación Española, aportará documentación e información sobre los asuntos que sean objeto de deliberación y levantará acta de sus sesiones. Una vez aprobadas las actas, las firmará, con el visto bueno del Presidente y custodiará los correspondientes libros de actas.

Artículo 82º. Por delegación del Presidente, tiene las siguientes competencias:

1. Ostenta la jefatura del personal de la Federación Española.

2. Vela por el cumplimiento de todas las normas jurídico-deportivas, teniendo debidamente informado sobre el contenido de las mismas a los órganos de la Federación Española.

3. Cuida del buen orden de todas las dependencias federativas.

4. Prepara las reuniones de los órganos de gobierno y de los órganos técnicos, actuando en ellos con voz, pero sin voto. Levanta acta de sus reuniones y es responsable de los libros de actas.

5. Recibe y expide la correspondencia oficial de la Federación Española y lleva un registro de entrada y salida de la misma.

6. Organiza, mantiene y custodia el archivo de la Federación Española.

7. Expedir las certificaciones oportunas de los actos de los órganos de gobierno y de representación.

8. Autoriza por mandato del Presidente, con su firma mancomunada con la del Gerente o el mismo
Presidente, todos los documentos de movimiento de fondos.

ORGANOS TECNICOS

CAPITULO XIV

COMITE NACIONAL DE CARGOS TECNICOS DEPORTIVOS

Artículo 83º. El Comité Nacional de Cargos Técnicos Deportivos es un organismo federativo que, subordinado a la autoridad de la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos, cuida de la inspección de los servicios de todos los cargos Técnicos Deportivos, velando por la justa interpretación de los Reglamentos y obligaciones de dichos cargos en sus actuaciones, como superior autoridad inmediata de ellos.

Artículo 84º. Su funcionamiento será establecido reglamentariamente, siendo funciones prioritarias las siguientes:

a) Establecer los niveles de formación de los cargos técnicos deportivos.

b) Coordinar con las Federaciones Galgueras Autonómicas los niveles de formación.

c) Someter a la Federación Española de Galgos, las normas de ingreso como cargos Técnicos Deportivos, a las personas que puedan bien solicitarlo, o que sean propuestas por los distintos estamentos federativos para estas actividades.

d) Cuidará de su reclutamiento y formación.

e) Podrá proponer a la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos cuantas sugerencias estime convenientes para la mejor organización y desarrollo de su gestión.

f) Tendrá a su cargo el nombramiento de los cargos Técnicos Deportivos para toda clase de servicios técnicos que lo precisen, disponiendo libremente de los nombramientos aun para cuando de competiciones oficiales nacionales se tratase, más en este último caso, someterá la designación a la aprobación de la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos.

Artículo 85º. El número de miembros que lo componen estará entre un mínimo de tres y un máximo de seis. Serán elegidos entre personas que reúnan conocimientos técnicos y deportivos.

Estará presidido por la persona que designe el Presidente de la Federación Española y actuará como Secretario el que lo sea de la Federación Española, quien cuidará de levantar actas, dar el traslado de los acuerdos y designaciones adoptados, y en todo caso de elevar sus propuestas en los casos necesarios, a la aprobación de la Junta Directiva de la Federación Española.

Artículo 86º. Los miembros del Comité Nacional de Cargos Técnicos Deportivos serán elegidos por el Presidente de la Federación Española, entre las personas que reúnan los requisitos exigidos en estos Estatutos y que representen, a ser posible, a las distintas Federaciones Galgueras Autonómicas.

Artículo 87º. Se consideran cargos Técnicos Deportivos, tanto en pista, en campo y en campo con liebre mecánica, los que establecen sus respectivos Reglamentos de carreras.

CAPITULO XV

ESTRUCTURA TERRITORIAL

Articulo 88º. La Federación Española de Galgos tiene jurisdicción en todo el territorio del Estado Español dentro de su ámbito material de competencias y sin perjuicio de las que correspondan a las Federaciones de Comunidad Autónoma.

Artículo 89º. La Federación Española de Galgos se estructura en Federaciones Galgueras Autonómicas debidamente integradas que coinciden con las Comunidades o ciudades Autónomas de las que integran el Estado Español.

Dicha Federaciones son las siguientes:
1ª. Andalucía
2ª. Castilla La Mancha
3ª. Castilla León
4ª. Extremadura
5ª. Madrid
6ª Murcia

Artículo 90º. Las Federaciones Galgueras Autonómicas conservarán su personalidad jurídica, su patrimonio propio y diferenciado, su presupuesto y su régimen jurídico particular. Todo ello regulado por sus propios Estatutos.

Artículo 91º. Los Presidentes de las Federaciones Galgueras Autonómicas integradas en la Federación Española, formarán parte de la Asamblea General de la Federación Española de Galgos, ostentando la representación de aquéllas. En todo caso, sólo existirá un representante por cada Federación Galguera Autonómica.

Artículo 92º. El régimen disciplinario deportivo, cuando se trate de competiciones oficiales de ámbito estatal, será, en todo caso, el previsto en los Estatutos y Reglamentos de la Federación Española de Galgos, con
independencia del régimen disciplinario deportivo contenido en las disposiciones vigentes en los respectivos ámbitos autonómicos.

Artículo 93º. Las Federaciones Galgueras Autonómicas integradas en la Federación Española de
Galgos ostentarán la representación de éstas en la respectiva Comunidad Autónoma.

No podrá existir Delegación Territorial de la Federación Española de Galgos en el ámbito territorial autonómico cuando la Federación Galguera Autonómica se halle integrada en aquélla.

Artículo 94º. Cuando en una Comunidad Autónoma no exista Federación Galguera Autonómica o no se hubiese integrado en la Federación Española de Galgos, esta última podrá establecer en dicha Comunidad, en coordinación con la Administración deportiva de la misma, una Delegación Territorial, respetando, en todo caso, la organización autonómica del Estado.

La constitución de la mencionada Delegación deberá ser aprobada por la Asamblea General, determinando ésta sus competencias.

Los representantes de estas Delegaciones Territoriales serán elegidos en dicha Comunidad según criterios democráticos y representativos previo informe de la administración deportiva de la Comunidad Autónoma.

Artículo 95º. La integración de las Federaciones Galgueras Autonómicas en la Federación Española, se hará mediante solicitud de las mismas a esta última la firma de un convenio de integración entre la Federación Española de Galgos y la Federación Autonómica que lo solicite, que deberá ser aprobado por la Asamblea General de la Federación Española de Galgos, debiendo estar constituidas y registradas como tales las Federaciones Autonómicas en la respectiva Comunidad o ciudad Autónoma a la que pertenezca.

REGIMEN ECONOMICO, DOCUMENTAL Y JURIDICO

CAPITULO XVI

REGIMEN ECONOMICO

Artículo 96º. La Federación Española de Galgos que cuenta con patrimonio y presupuesto propio, adaptará su contabilidad a las normas previstas para el Plan General de Contabilidad vigente.

Artículo 97º. La Federación Española de Galgos tiene su propio régimen de administración y gestión de presupuesto y patrimonio, siendo de aplicación el artículo 36 de la Ley 10/1.990 de 15 de octubre del Deporte.

Artículo 98º. La Junta Directiva preparará el proyecto de presupuesto de cada ejercicio, que previo acuerdo o modificación de la Comisión Delegada y una vez aprobado por la Asamblea General, se presentará al Consejo Superior de Deportes.

Artículo 99º. La Junta Directiva confeccionará los estados financieros previstos en las normas de adaptación del Plan General de Contabilidad para Federaciones, así como la liquidación del presupuesto, junto con la correspondiente memoria explicativa. Dichos estados financieros serán auditados de acuerdo con lo previsto en la Ley General de la Cultura Física y del Deporte y Disposiciones complementarias y el informe que se emita por los Auditores se pondrá en conocimiento de la Comisión Delegada y de la Asamblea General.

Artículo 100º. La Federación Española de Galgos no podrá comprometer gastos de carácter plurianual, en su periodo de mandato, sin autorización previa del Consejo Superior de Deportes cuando el gasto anual comprometido supere el diez por ciento de su presupuesto y rebase el periodo de mandato del Presidente.

Artículo 101º. La administración de presupuesto responderá al principio de caja única, debiendo dedicar sus ingresos propios de forma prioritaria a sus gastos de estructuras.

Artículo 102º. Constituyen los ingresos de la Federación Española de Galgos:

1. Las subvenciones que las Entidades públicas puedan concederles.
2. Los bienes o derechos que reciba por herencia, legado o donación.
3. Las cuotas de sus afiliados.
4. Las sanciones pecuniarias que se impongan a sus afiliados.
5. Los frutos, rentas e intereses de sus bienes patrimoniales.
6. Los préstamos o créditos que se le concedan.

7. Los ingresos que obtenga en relación con la organización de pruebas deportivas.
8. Cualquier otro que le pueda ser atribuido en virtud de ley o mediante convenio.

Artículo 103º. La Federación Española destinará la totalidad de sus ingresos y de su patrimonio a la consecución de los fines propios de su objeto.

CAPITULO XVII

REGIMEN DOCUMENTAL

Artículo 104º. El régimen documental de la Federación Española comprenderá los siguientes libros:

1. Registro documental o soporte informático del mismo, de las Federaciones Galgueras Autonómicas y Delegaciones, que deberá reflejar las denominaciones de las mismas, su domicilio social, ámbito de competencias, organización, nombres y apellidos del Presidente y de los órganos colegiados de gobierno y representación, fechas de toma de posesión y cese de los mismos. Asimismo, de las Delegaciones Autonómicas que eventualmente puedan existir. Dichos datos deberán ser aportados necesariamente por las propias Federaciones Autonómicas y Delegaciones.

2. Registro documental o soporte informático del mismo, de clubes deportivos, en el que constarán las denominaciones de éstos y domicilio social, nombres y apellidos de los Presidentes y demás miembros de la Junta Directiva, fecha de posesión y cese de los citados cargos. Dichos datos deben ser aportados por los propios clubes deportivos.

3. Registro documental o soporte informático del mismo, de las actas de reuniones de Junta Directiva, Comisión Delegada, Asamblea General, Comité de Competición, Comité Nacional de Cargos Técnicos y Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos, en los que se consignarán las reuniones que celebren estos órganos.

4. Libros de Contabilidad y/o soportes informáticos acordes con lo establecido en el capítulo precedente.

Artículo 105º. El Registro Federativo contará con los siguientes libros:

1. Notificaciones de cubrición.
2. Declaraciones de nacimiento.
3. Ratificaciones de marcaje.
4. Libro Registro Federativo.
5. Contratos deportivos de venta o asociación.
6. Cartillas de identidad y carreras de los galgos.
7. Certificados federativos de los galgos.
8. Certificados de origen extranjero.
9. Los exigidos por las normas administrativas.

Artículo 106º. La tramitación de la documentación expresada en el artículo anterior quedará debidamente instrumentada en los Reglamentos de las distintas actividades.

Artículo 107º. La publicidad de los libros y Registros indicados podrá llevarse a cabo por vía de Certificación del Secretario General, sobre los puntos concretos que se le soliciten, a través de la Junta Directiva, que recibirá las peticiones de los miembros de la Federación Española de Galgos que tengan interés en el conocimiento de los mismos.

La manifestación directa de los libros a los miembros de la Federación Española de Galgos, deberá ser solicitada por escrito motivado, y deberá ser acordada por la Junta Directiva, para, en todo caso,

producirse en los locales de la Federación, bajo la custodia y en presencia del Secretario General, y en la fecha y hora que se acuerde.

El Consejo Superior de Deportes, tendrá derecho a la supervisión y control de los libros de la
Federación, en todo momento.

REGIMEN DISCIPLINARIO DEPORTIVO

CAPITULO XVIII

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 108º. El régimen disciplinario deportivo de la Federación Española de Galgos se atendrá en cuanto a su organización, funcionamiento y competencias a lo establecido en la Ley del Deporte y Real Decreto sobre Disciplina Deportiva de fecha 23 de diciembre de 1.992.

Artículo 109º. El ámbito de la disciplina deportiva se extiende a las reglas de competición y a las normas generales deportivas tipificadas en la Ley del Deporte y en los Estatutos y Reglamentos de esta Federación Española de Galgos.

Artículo 110º. Lo dispuesto en este Régimen Disciplinario resultará de aplicación general cuando se trate de actividades o competiciones de ámbito internacional o estatal, o afecte a personas que participen en ellas.

Artículo 111º. El régimen disciplinario regulado en estos Estatutos se entiende sin perjuicio de la responsabilidad civil o penal en que puedan incurrir los deportistas, directivos, cargos técnicos, organizaciones de carreras en pista y campo, y demás afiliados a la Federación Española de Galgos.

Artículo 112º. Son infracciones a las reglas de competición las acciones u omisiones que, durante el curso de la competición, vulneren, impidan o perturben su normal desarrollo.

Son infracciones a las normas generales deportivas las demás acciones u omisiones que sean contrarias a lo dispuesto por dichas normas.

Artículo 113º. En ningún caso podrán ser sancionadas las acciones u omisiones no tipificadas en este régimen disciplinario o en los Estatutos o reglamentaciones de la Federación Española de Galgos.

Artículo 114º. No podrá imponerse sanción alguna que no se halle legal, estatuaria o reglamentariamente establecida con anterioridad a la comisión de la falta correspondiente.

No obstante, si posteriores disposiciones modificativas de las anteriores favoreciesen los declarados culpables o a los presuntos responsables de la comisión de una falta, las mismas tendrán efecto retroactivo.

CAPITULO XIX

ORGANIZACION DISCIPLINARIA

Artículo 115º. La potestad disciplinaria atribuye a sus titulares legítimos la facultad de investigar y, en su caso, sancionar o corregir a las personas o entidades sometidas a la disciplina deportiva según sus respectivas competencias.

Artículo 116º. El ejercicio de la potestad disciplinaria deportiva corresponderá:

a) A los jueces y cargos técnicos, durante el desarrollo de las competiciones o pruebas, con sujeción a las reglas establecidas en las disposiciones de cada actividad deportiva.

b) A los clubes deportivos, sobre sus socios o asociados, deportistas o técnicos y directivos o administradores.

Sus acuerdos serán, en todo caso, recurribles ante el Comité de Disciplina deportiva de la Federación Española de Galgos y órganos disciplinarios de las correspondientes Federaciones deportivas según el ámbito o especialidad de la prueba o competición.

c) A las Federaciones Autonómicas sobre las competiciones cuyo ámbito geográfico de desarrollo no trascienda los límites territoriales de su comunidad y no se trate de competiciones clasificatorias de ámbito estatal o internacional.

d) A la Federación Española de Galgos sobre todas las personas que formen parte de su propia estructura orgánica; sobre las asociaciones deportivas y sus deportistas, técnicos y directivos; los jueces y cargos técnicos y, en general, todas aquellas personas y entidades que, estando federadas, desarrollan la actividad deportiva en el ámbito estatal o internacional.

Artículo 117º. Las resoluciones que agoten la vía federativa, serán recurribles ante el Comité
Español de Disciplina Deportiva en el plazo de 15 días hábiles.

Artículo 118º. Los conflictos positivos o negativos que, sobre la tramitación o resolución de asuntos, se susciten entre órganos disciplinarios de la organización deportiva de ámbito estatal serán resueltos por el Comité Español de Disciplina Deportiva.

Artículo 119º. Se considerarán, en todo caso, como causas de extinción de la responsabilidad disciplinaria deportiva:

a) El fallecimiento del inculpado.
b) La disolución de la entidad deportiva sancionada. c) El cumplimiento de la sanción.
d) La prescripción de las infracciones o de las sanciones impuestas. e) La pérdida de la condición de deportista federado.

Cuando la pérdida de la condición a la que se refiere el apartado e) sea voluntaria, este supuesto de extinción tendrá efectos meramente suspensivos si quien estuviese sujeto a procedimiento disciplinario en trámite, o hubiera sido sancionado, recuperara en cualquier modalidad deportiva, y dentro de un plazo de tres años, la condición bajo la cual quedaba vinculado a la disciplina deportiva, en cuyo caso el tiempo de suspensión de la responsabilidad disciplinaria deportiva no se computará a los efectos de la prescripción de las infracciones ni de las sanciones.

CAPITULO XX

DE LAS ATENUANTES Y AGRAVANTES

Artículo 120º. Se considerarán, en todo caso, como circunstancias atenuantes de la responsabilidad disciplinaria deportiva:

a) La de arrepentimiento espontáneo.
b) La de haber precedido, inmediatamente a la infracción una provocación suficiente.

c) La de no haber sido sancionado con anterioridad en el transcurso de la vida deportiva.

Artículo 121º. Se considerará, en todo caso, como circunstancia agravante la responsabilidad disciplinaria deportiva la reincidencia.

Existirá reincidencia cuando el autor hubiera sido sancionado anteriormente por cualquier infracción a la disciplina deportiva de igual o mayor gravedad, o por dos infracciones o más de inferior gravedad de la que en ese supuesto se trate.

La reincidencia se entenderá producida en el transcurso de dos años, contado a partir del momento en el que se haya cometido la infracción, salvo en el caso de las sanciones impuestas con relación al dopaje que será de cuatro años.

CAPITULO XXI

DE LAS INFRACCIONES DISCIPLINARIAS

Artículo 122º. Las infracciones de carácter deportivo pueden ser: muy graves, graves y leves.

Artículo 123º. Son infracciones muy graves:

a) Los insultos, ofensas y agresiones a cargos técnicos deportivos, directivos y demás autoridades deportivas.

b) Las protestas, intimidaciones o coacciones, colectivas o tumultuarias que alteren el normal desarrollo, o que impidan la celebración de una prueba o competición, o que obliguen a su suspensión.

c) Los comportamientos, actitudes y gestos agresivos y antideportivos de participantes, cuando se dirijan a los técnicos y jueces, a otros participantes o al público.

d) Los abusos de autoridad.

e) La violación de secretos en asuntos que se conozcan por razón del cargo desempeñado en la
Federación Española de Galgos.

f) Los actos dirigidos a predeterminar mediante precio, intimidación o simples acuerdos el resultado de una prueba o competición.

g) El quebrantamiento de las sanciones impuestas y de las medidas cautelares. h) La reincidencia en infracciones graves.
i) La presentación de un galgo que no estuviera inscrito en la prueba o competición y la incomparecencia o retirada injustificada de las pruebas o competiciones.

j) La inejecución de las resoluciones del Comité Español de Disciplina Deportiva.

k) El uso o administración de sustancias, o el empleo y aplicación de métodos destinados a aumentar artificialmente las capacidades físicas de los galgos o modificar por tal motivo los resultados de las competiciones.

l) La negativa a someterse a los controles exigidos por personas y órganos competentes o cualquier acción u omisión que impida o perturbe la correcta realización de dichos controles.

m) Las declaraciones públicas de directivos, técnicos y deportistas que inciten a la violencia.

n) Participar en actividades o competiciones federativas sin estar en posesión de la documentación

preceptiva en vigor exigida por la legislación vigente, en concreto documentación sanitaria y administrativa de los galgos, licencia de caza en el caso de carreras en campo, y cualquier otra cuya tenencia fuera obligatoria.

Artículo 124º. Se consideran también infracciones muy graves del Presidente y demás miembros directivos de la Federación:

a) El incumplimento de los acuerdos de la Asamblea General, así como de los Reglamentos electorales y demás disposiciones estatutarias o reglamentarias.

Los incumplimientos constitutivos de infracción serán los expresados en los Estatutos y Reglamentos de la Federación Española de Galgos, o aquellos que, aún no estándolo, revistan gravedad o tengan especial trascendencia.

b) La no convocatoria, en los plazos o condiciones legales, de forma sistemática y reiterada de los órganos colegiados federativos.

c) La incorrecta utilización de los fondos privados o de las subvenciones, créditos, avales y demás ayudas del Estado, de sus Organismos Autónomos, o de otro modo concedidos, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

A estos efectos, la apreciación de la incorrecta utilización de fondos públicos se regirá por los criterios que para el uso de ayudas y subvenciones públicas se contienen en la legislación específica del Estado.

En cuanto a los fondos privados, se estará al carácter negligente o doloso de las conductas.

d) El compromiso de gastos de carácter plurianual del presupuesto de la Federación Española, sin la reglamentaria autorización.

e) La organización de actividades o competiciones deportivas oficiales de carácter internacional, sin la reglamentaria autorización.

Artículo 125º. Se considerará infracción muy grave de la Federación Española de Galgos la no expedición injustificada de una licencia federativa.

Artículo 126º. Son infracciones graves:

a) Las de incumplimiento de órdenes e instrucciones que hubiesen adoptado las personas y órganos competentes.

En tales órganos se encuentran comprendidos los jueces, cargos técnicos, directivos y demás autoridades deportivas.

b) Los actos notorios y públicos que atenten al decoro o dignidad deportivas.

c) El ejercicio de actividades públicas o privadas declaradas incompatibles con la actividad o función deportiva desempeñada.

d) La no convocatoria, en los plazos o condiciones legales, de los órganos colegiados federativos. e) El incumplimiento de las reglas de administración y gestión del presupuesto y patrimonio.
f) La manipulación o alteración, ya sea personal o a través de persona interpuesta de material

deportivo, en contra de las reglas técnicas de este deporte.

Artículo 127º. Se considerarán infracciones de carácter leve, las conductas contrarias a las normas deportivas, que no se hallen incursas en la calificación de muy graves o graves.

En todo caso se considerarán infracciones leves:

a) El formular observaciones a cargos técnicos, directivos y autoridades deportivas en el ejercicio de sus funciones, en forma que supongan ligera incorrección.

b) La ligera incorrección con el público, compañeros y subordinados.

c) El adoptar una actitud pasiva en el cumplimiento de las órdenes e instrucciones recibidas por los cargos técnicos, Directivos y autoridades deportivas en el ejercicio de sus funciones.

d) En general, el incumplimiento de las normas deportivas por negligencia o descuido excusable.

e) El descuido en la conservación y cuidado de los locales sociales, instalaciones deportivas y otros medios materiales.

Artículo 128º. Las infracciones a las reglas de la prueba o competición se establecerán en los correspondientes Reglamentos federativos de carreras de esta Federación.

CAPITULO XXII

SANCIONES DISCIPLINARIAS

Artículo 129º. Corresponderán a las infracciones muy graves las siguientes sanciones:

a) Inhabilitación para ocupar cargos en la organización deportiva, o suspensión o privación de licencia federativa con carácter temporal por un plazo de dos a cinco años, en adecuada proporción a la infracción cometida.

b) Pérdidas de puesto en la clasificación. c) Descalificación en la competición.
d) Clausura del recinto deportivo por una o dos temporadas.

e) Inhabilitación a perpetuidad para ocupar cargos en la organización deportiva, o privación de licencia federativa, igualmente a perpetuidad.

Las sanciones previstas en este último apartado únicamente podrán acordarse, de modo excepcional, por la reincidencia en infracciones de extraordinaria gravedad.

f) Los actos dirigidos a predeterminar mediante precio, intimidación o simples acuerdos el resultado de una prueba o competición serán sancionados con multas entre tres mil y treinta mil euros.

Artículo 130º. Por la comisión de las infracciones enumeradas en el artículo 124º podrán imponerse las siguientes sanciones:

1. Amonestación pública.

Corresponderá la imposición de esta sanción en los supuestos siguientes:

a) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado a) del artículo 124º.

b) Por la comisión de la infracción prevista en apartado c) del artículo 124º, cuando la incorrecta utilización no exceda del 1 por 100 del total del presupuesto anual del ente de que se trate.

c) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado e) del artículo 124º.

2. Inhabilitación temporal de dos meses a un año.

Corresponderá la imposición de esta sanción en los supuestos siguientes:

a) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado a) del artículo 124º, cuando el incumplimiento se produzca en supuestos manifiestamente muy graves, previo requerimiento formal realizado en la forma que se determine en los Estatutos y Reglamentos correspondientes. Tendrán, en todo caso, esta consideración los incumplimientos que comporten una limitación de los derechos subjetivos de los asociados.

b) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado b) del artículo 124º.

c) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado c) del artículo 124º, bien cuando la incorrecta utilización exceda del 1 por 100 del total del presupuesto anual del ente de que se trate, bien cuando concurriese la agravante de reincidencia.

d) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado d) del artículo 124º.

e) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado e) del artículo 124º, cuando concurriese la agravante de reincidencia.

3. Destitución del cargo.

Corresponderá la imposición de esta sanción en los supuestos siguientes:

a) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado a) del artículo 124º, concurriendo la agravante de reincidencia, referida, en este caso, a una misma temporada.

b) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado c) del artículo 124º, cuando la incorrecta utilización exceda del 1 por 100 del total del presupuesto anual del ente de que se trate y, además, se aprecie la agravante de reincidencia.

c) Por la comisión de la infracción prevista en el apartado d) del artículo 124º, concurriendo la agravante de reincidencia.

Artículo 131º. Por la comisión de las infracciones enumeradas en el artículo 125º podrán imponerse las siguientes sanciones:

a) Por la comisión de la infracción prevista en el artículo 125º podrá imponerse una sanción pecuniaria a la Federación Española de Galgos, con independencia del derecho de ésta a repetir contra la persona o personas que pudieran ser responsables directos de dicha infracción, quienes, en su caso, podrán ser sancionados por incurrir en abuso de autoridad.

b) Las sanciones a la Federación Española de Galgos no podrán ser inferiores a trescientos euros ni superiores a treinta mil euros.

c) Para la determinación de la cuantía de las sanciones se tendrá en cuenta el Presupuesto de la
Federación Española.

Artículo 132º. Corresponderán a las infracciones graves las siguientes sanciones:

a) Inhabilitación para ocupar cargos en la organización deportiva, suspensión o privación de licencia federativa con carácter temporal por un plazo de un mes a dos años o dos temporadas.

b) Suspensión en canódromos de competiciones y premios federativos por un plazo de dos meses. c) Pérdida de puestos en la clasificación.

d) En su caso, descalificación en la prueba o clausura temporal del canódromo o coto federativo por un plazo de dos meses.

e) Amonestación pública.

Artículo 133º. Corresponden a las infracciones leves:

a) Apercibimiento.

b) Inhabilitación para ocupar cargos en la organización deportiva, suspensión o privación de licencia federativa con carácter temporal por un plazo de un mes.

Artículo 134º. No se podrán imponer sanciones, sino en virtud de expediente instruido al efecto con arreglo al procedimiento regulado en el presente Régimen Disciplinario.

Artículo 135º. Las sanciones por infracción de las reglas de la prueba o competición deportiva que en razón de su normal desarrollo precisen el acuerdo inmediato del órgano disciplinario, se tramitarán por el procedimiento ordinario que se establece en los presentes Estatutos.

Artículo 136º. Las sanciones de privación de derecho de federado, suspensiones e inhabilitaciones temporales, deberán ser cumplidas dentro de los meses del año en que se practique la actividad deportiva correspondiente.

Artículo 137º. Con independencia de las sanciones que puedan corresponder, los órganos disciplinarios tendrán la facultad de alterar el resultado de las pruebas o competiciones por causa de predeterminación mediante precio, intimidación o simples acuerdos, del resultado de la prueba o competición; en supuestos de presentación indebida, y en general, en todos aquellos en los que la infracción suponga una grave alteración del orden de la prueba o competición.

CAPITULO XXIII

PRESCRIPCION Y SUSPENSION DE LAS SANCIONES

años.

Artículo 138º. Las infracciones leves prescriben al mes, las graves al año y las muy graves a los tres

Estos plazos se comenzarán a contar desde el día siguiente a aquel en el que adquiera firmeza la resolución por la que se impuso o desde que se quebrantase su cumplimiento, si este hubiera comenzado.

La prescripción se interrumpirá en el momento que se acuerde la iniciación del procedimiento a cuyo efecto la resolución correspondiente deberá ser debidamente registrada
volviendo a correr el plazo si el expediente permaneciese paralizado durante más de dos meses por causa no imputable al inculpado.

Artículo 139º. Corresponderá la suspensión de las sanciones:

a) A petición fundada y expresa del interesado, los órganos disciplinarios deportivos podrán suspender razonadamente la ejecución de las sanciones impuestas mediante el procedimiento ordinario, sin que la mera interposición de las reclamaciones o recursos que contra las mismas correspondan, paralicen o suspendan su ejecución.

b) En su caso, para el otorgamiento de la suspensión de la ejecutividad de los actos, recurridos se valorará si el cumplimiento de la sanción puede producir perjuicios de difícil o imposible reparación.

c) Para las sanciones impuestas mediante el procedimiento extraordinario, los órganos disciplinarios podrán suspender potestativamente la sanción a petición fundada de parte.

PROCEDIMIENTO DISCIPLINARIO

CAPITULO XXIV

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 140º. Para la imposición de las sanciones disciplinarias deportivas serán de aplicación las normas que se contienen en el presente capítulo.

Artículo 141º.

1. Si en cualquier momento del procedimiento el instructor aprecia que la presunta falta reviste los caracteres de delito, estará obligado a ponerlo en conocimiento del órgano disciplinario deportivo que hubiere ordenado la instrucción del expediente para su oportuna comunicación al Ministerio Fiscal.

2. En tal caso los órganos disciplinarios deportivos acordarán la suspensión del procedimiento, según las circunstancias concurrentes, hasta que recaiga la correspondiente resolución judicial.

En cada supuesto concreto los órganos disciplinarios valorarán las circunstancias que concurran en el mismo, a fin de acordar motivadamente la suspensión o la continuación del expediente disciplinario deportivo hasta su resolución e imposición de sanciones, si procediera.

3. En el caso de que se acordara la suspensión del procedimiento podrán adoptarse medidas cautelares mediante providencia notificada a todas las partes interesadas.

Artículo 142º. Condiciones de los procedimientos:

1. Son condiciones generales y mínimas de los procedimientos disciplinarios:

a) Los jueces y cargos técnicos deportivos ejercen la potestad disciplinaria durante el desarrollo de la competición, de forma inmediata. Los afectados por las decisiones de los jueces y cargos técnicos deportivos, en el ejercicio de su potestad disciplinaria podrán reclamar al Comité de Competición designado al efecto, de acuerdo con lo regulado con el procedimiento ordinario. Será requisito indispensable consignar en el acta de la competición que se va a reclamar. Contra el acuerdo del Comité de Competición se puede recurrir en el plazo de tres días hábiles ante el Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos.

b) En el seno del procedimiento ordinario se incluirá un trámite adecuado para el cumplimiento de la audiencia al interesado. En cualquier caso de presunto infractor tendrá derecho a conocer, antes de que caduque dicho trámite, la acusación contra él formulada, a efectuar las oportunas alegaciones y a la proposición de pruebas.

2. Las actas suscritas por los cargos técnicos deportivos de la competición constituirán medio documental necesario en el conjunto de la prueba de infracciones de las reglas y normas deportivas. Igual naturaleza tendrán las ampliaciones o aclaraciones a las mismas, suscritas por los propios cargos técnicos deportivos, bien de oficio, bien a solicitud de los órganos disciplinarios.

Ello, no obstante, los hechos relevantes para el procedimiento y su resolución podrán acreditarse por cualquier medio o prueba, pudiendo los interesados proponer directamente cuantas sean de interés para la correcta resolución del expediente.

3. Cualquier persona o entidad cuyos derechos o intereses legítimos puedan verse afectados por la sustanciación de un procedimiento disciplinario deportivo, podrá personarse en el mismo, teniendo desde entonces, y a los efectos de notificación y de proposición y práctica de la prueba, la consideración de interesado.

En materias de su competencia, la Comisión Nacional contra la Violencia en los Espectáculos Deportivos y la Comisión Nacional Antidopaje estarán legitimados para instar a la Federación Española de Galgos a la apertura de procedimientos disciplinarios, así como para recurrir ante el Comité Español de Disciplina Deportiva las resoluciones que recaigan. En cualquier caso será obligatoria la comunicación a las respectivas Comisiones de cualquier hecho que pueda ser constitutivo de infracción en las materias de su competencia y de los procedimientos que en las mismas se instruyan, en un plazo máximo de diez días a contar, según corresponda, desde su conocimiento o incoación.

4. Cuando existan dos o mas órganos disciplinarios que puedan conocer necesariamente de un determinado asunto, una misma persona no podrá pertenecer a mas de uno de dichos órganos.

Artículo 143º. En el supuesto de que un mismo hecho pudiera dar lugar a la responsabilidad administrativa prevista en el artículo 5.2 del Real Decreto 1591/1992, de 23 de diciembre, sobre Disciplina Deportiva y a responsabilidad de índole deportiva, los órganos disciplinarios deportivos comunicarán a la autoridad correspondiente los antecedentes de que dispusieran con independencia de la tramitación del procedimiento disciplinario deportivo.

Cuando los órganos disciplinarios deportivos tuvieran conocimiento de hechos que pudieran dar lugar, exclusivamente a responsabilidad administrativa, darán traslado sin más, de los antecedentes de que dispongan a la autoridad competente.

Artículo 144º. La Federación Española de Galgos poseerá un libro registro de sanciones impuestas en el que figurará el cómputo de los plazos de tramitación y prescripción de infracciones y sanciones.

PROCEDIMIENTO ORDINARIO

CAPITULO XXV

PRINCIPIOS INFORMADORES

Artículo 145º. El procedimiento ordinario es el que se aplica para la imposición de sanciones por las infracciones de las reglas de competición, teniendo como finalidad asegurar el normal desarrollo de la misma.

recurso.

Este procedimiento garantizará el trámite de audiencia de los interesados, así como el derecho de

Artículo 146º. El Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos resolverá con carácter general sobre las incidencias, anomalías e informes que se reflejen en las actas y en los informes

complementarios que emitan los cargos técnicos deportivos, cargos federativos o informadores designados por el propio Comité, siempre que se trate de competiciones de ámbito nacional.

Artículo 147º. Se admitirán y resolverán las reclamaciones, alegaciones e informes que se formulen por escrito dentro de las setenta y dos horas siguientes a la finalización de la competición (o fase de la competición). Las formulaciones se harán directamente al Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos.

1. Pasados dichos plazos, el Comité de Disciplina Deportiva no estará obligado a admitir mas alegaciones que las que requieran expresamente.

2. No se aceptará, ni se entrará en el fondo de ninguna reclamación, alegación o informe, respecto de una competición, si carece de algunos de los requisitos regulados en este capítulo.
3. El órgano disciplinario para tomar sus decisiones tendrá en cuenta los informes, alegaciones y reclamaciones presentadas y aceptadas según lo dispuesto en el punto anterior, pudiendo también tomar en cuenta otros informes que estime oportunos.

Artículo 148º. Los elementos que tomará en consideración el Comité de Disciplina Deportiva para resolver serán:

1. El acta de la competición como documento necesario e ineludible.
2. Los informes adicionales si los hubiera.
3. El informe del Delegado o cargo federativo si lo hubiera.
4. Los informes emitidos por los observadores designados por el Comité si los hubiera.
5. Las alegaciones de los interesados.
6. Cualquier otro testimonio cuyo valor probatorio se apreciara discrecionalmente.

Artículo 149º. Se considera evacuado el trámite de audiencia al interesado por la entrega de copia del acta de la competición al mismo, y por el transcurso de las setenta y dos horas a que se refiere este capítulo.

1. Si existiese informe adicional al acta emitido, antes de adoptar el fallo se deberá dar traslado de dichos informes a los interesados en el plazo de cinco días hábiles, para que en el término de cinco días hábiles desde su recepción manifiesten lo que estimen oportuno en su descargo y en la forma establecida en este capítulo.

2. El órgano disciplinario podrá actuar no solo a la vista del acta, sino por informe adicional, reclamación de parte o de oficio por conocimiento directo de hechos que pudieran ser constitutivos de falta, relacionada siempre con competiciones de carreras de galgos, dando audiencia al interesado, en su caso, conforme a lo establecido en el punto anterior.

Artículo 150º. El órgano disciplinario gozará de plena libertad en la apreciación y valoración de pruebas, antecedentes e informes.

1. En las notificaciones constará el texto íntegro de la resolución, con la indicación de si es o no definitiva la expresión de las reclamaciones o recursos que procedan, órgano ante el que hubieran de presentarse y plazo para interponerlas.

2. Las resoluciones serán comunicadas por escrito a las partes afectadas.

PROCEDIMIENTO EXTRAORDINARIO

CAPITULO XXVI

DE LA TRAMITACION DE EXPEDIENTES

Artículo 151º. El procedimiento para la sanción de las infracciones disciplinarias se iniciará de oficio por el Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos, bien por propia iniciativa o como consecuencia de orden superior o denuncia motivada.

Artículo 152º. El Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos para incoar el procedimiento disciplinario, al recibir la denuncia o tener conocimiento de una supuesta infracción, podrá acordar la instrucción de información reservada antes de dictar la providencia en que se dedica la iniciación del procedimiento o, en su caso, el archivo de las actuaciones.

La resolución por la que se acuerde el archivo de las actuaciones deberá expresar las causas que la motiven y disponer lo pertinente en relación con el denunciante si lo hubiere.

Artículo 153º. El procedimiento se incoará por medio de resolución del Comité de Competición, nombrando en el mismo acto el instructor que deberá ser licenciado en derecho y el secretario a cuyo cargo correrá la tramitación del expediente.

El acuerdo de incoación del expediente, así como los nombramientos del instructor y secretario, se notificarán al sujeto a expediente.

La providencia de incoación se inscribirá en el libro registro del Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos.

Artículo 154º. Serán de aplicación al instructor y secretario las normas relativas a la abstención y recusación establecida en los artículos 28 y 29 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de procedimiento administrativo común de 30/1.992 de 26 de noviembre.

El derecho de recusación podrá ejercerse por los interesados en el plazo de tres días hábiles, a contar desde el siguiente al que tengan conocimiento de la correspondiente providencia de nombramiento, ante el mismo órgano que la dictó, quien deberá resolver en el término de tres días.

Contra las resoluciones adoptadas no se dará recurso, sin perjuicio de la posibilidad de alegar la recusación al interponer el recurso administrativo o jurisdiccional, según proceda, contra el acto que ponga fin al procedimiento.

La recusación suspenderá el curso del expediente conforme a lo dispuesto en el artículo 77 de la
Ley 30/1.992 de 26 de Noviembre.

Artículo 155º. Incoado el expediente, el órgano jurisdiccional competente, a propuesta de su instructor, podrá acordar las medidas provisionales que estime oportunas.

No se podrán dictar medidas provisionales que puedan causar perjuicios irreparables.

Artículo 156º. El instructor ordenará la práctica de cuantas diligencias conduzcan al mejor esclarecimiento de los hechos, solicitando en su caso los informes que se consideren necesarios para acordar o resolver, concretando al extremo o extremos sobre los que solicite dictamen.

Artículo 157º. Los hechos relevantes para la decisión del procedimiento podrán acreditarse por cualquier medio de prueba una vez abierto el correspondiente periodo por el instructor y durante un plazo no

superior a quince días ni inferior a cinco, comunicando a los interesados con antelación suficiente el lugar, día y hora de la celebración de las que hubiesen sido admitidas.

El inculpado podrá proponer la práctica de la prueba que considere conveniente, aportando al menos con tres días de antelación a la expiración del periodo probatorio cuantos documentos sean de interés para la cuestión suscitada.

Contra la denegación expresa o tácita de la prueba propuesta por los interesados, éstos podrán plantear reclamación, en el plazo de tres días hábiles, ante el Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos para resolver el expediente, quien deberá pronunciarse en el término de otros tres días. En ningún caso, la interposición de la reclamación paralizará la tramitación del expediente.

Las actas suscritas por los Directores de carreras y Comisarios de la prueba o competición constituirán medio documental necesario en el conjunto de la prueba de las infracciones de las reglas o normas deportivas. Igual naturaleza tendrán las ampliaciones o aclaraciones a las mismas suscritas por los propios Directores de carreras y Comisarios, bien de oficio, bien a solicitud de los órganos disciplinarios.

Ello no obstante, los hechos relevantes para el procedimiento y su resolución podrán acreditarse por cualquier medio de prueba, pudiendo los interesados proponer que se practiquen cualesquiera pruebas o aportar directamente cuantas sean de interés para la correcta resolución del expediente.

Artículo 158º. El Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos podrá acordar la acumulación de dos o más expedientes siempre que entre éstos se den circunstancias de identidad o analogía suficiente que pudieran considerarse de algún modo complementarias.

Artículo 159º. A la vista de las actuaciones practicadas, y en un plazo no superior a un mes contado a partir de la iniciación del procedimiento, el instructor propondrá el sobreseimiento o formulará el correspondiente pliego de cargos comprendiendo en el mismo los hechos imputados, las circunstancias concurrentes y las supuestas infracciones, así como las sanciones que pudieran ser de aplicación. El instructor podrá, por causas justificadas, solicitar la ampliación del plazo, referido al Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos para resolver, hasta un máximo de tiempo que no rebase la mitad, corregida por exceso, de aquéllos.

Artículo 160º. En el pliego de cargos, el instructor presentará una propuesta de resolución que será notificada a los interesados para que en el plazo de diez días hábiles, manifiesten cuantas alegaciones consideren convenientes en defensa de sus derechos o intereses.

Asimismo, en el pliego de cargos, el instructor deberá proponer el mantenimiento o levantamiento de las medidas provisionales que, en su caso, se hubieran adoptado.

Artículo 161º. Transcurrido el plazo señalado en el apartado anterior, el instructor, sin más trámite, elevará el expediente al Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos para resolver al que se unirán, en su caso, las alegaciones presentadas.

Artículo 162º. La resolución del Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos pone fin al expediente disciplinario deportivo y habrá de dictarse en el plazo máximo de diez días hábiles, a contar desde el siguiente al de la elevación del expediente por el instructor.

CAPITULO XXVII

DE LAS NOTIFICACIONES, RESOLUCIONES Y RECURSOS

Artículo 163º. Todas las notificaciones se realizarán de acuerdo con las normas previstas en la legislación del procedimiento administrativo común.

Artículo 164º. Las resoluciones habrán de ser notificadas con sucinta referencia de hecho y fundamentos de derechos, se notificarán a los interesados, con la indicación de los recursos que contra las mismas procedan, órganos ante los que hubieran de presentarse y plazo para imponerlos.

Las notificaciones se realizarán mediante oficio, carta, telegrama o cualquier otro medio que permita tener constancia de la recepción, de la fecha y de la identidad del acto notificado y se dirigirán en todo caso al domicilio del interesado o al lugar designado por éste para las notificaciones.

Artículo 165º. Las peticiones o reclamaciones planteadas ante los órganos disciplinarios deportivos deberán resolverse de manera expresa en el plazo no superior a quince días. Transcurrido dicho plazo se entenderán desestimadas.

Artículo 166º. El plazo para formular recursos o reclamaciones se contará a partir del día siguiente hábil al de la notificación de la resolución o providencia, si esta fuera expresa. Si no lo fueran, el plazo será de quince días hábiles, a contar desde el siguiente al que deban entenderse desestimadas las peticiones, reclamaciones o recursos.

Artículo 167º. La resolución de un recurso confirmará, revocará o modificará la decisión recurrida, no pudiendo, en caso de modificación, derivarse mayor perjuicio para el interesado, cuando éste sea el único recurrente.

Artículo 168º. Si el Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos para resolver estimase la existencia de vicio formal, podrá ordenar la retroacción del procedimiento hasta el momento en que se produjo la irregularidad, con indicación expresa de la fórmula para resolverla.

Artículo 169º. La resolución expresa de los recursos deberá producirse en un plazo no superior a treinta días.

En todo caso, y sin que ello suponga la exención del deber de dictar resolución expresa, transcurridos treinta días hábiles sin que se dicte y notifique la resolución del recurso interpuesto, se entiende que éste ha sido desestimado quedando expedita la vía procedente.

Para las resoluciones que deba dictar el Comité Español de Disciplina Deportiva, los plazos se ajustarán a la legislación sobre el procedimiento administrativo común.

Artículo 170º. Contra las resoluciones dictadas en la última instancia federativa podrá interponerse recurso ante el Comité Español de Disciplina Deportiva.

Contra las resoluciones del Comité Español de Disciplina Deportiva podrá imponerse recurso contencioso-administrativo de acuerdo con las normas reguladoras de dicha orden jurisdiccional.

Artículo 171º. En los recursos se hará constar:

a) Nombre, apellidos y domicilio del interesado, y en su caso, de la persona que lo represente, debiendo acreditar en tal caso la representación mediante documento público, documento privado con firma notarialmente legitimada, y en su caso, legalizada o poder “apud acta”.

mismos.

b) Los hechos que los motiven y las pruebas que se acompañen y ofrezcan con relación a los

c) Los preceptos reglamentarios que el recurrente estime se hayan infringido, así como los razonamientos en que pretenda fundar su derecho.

d) La petición concreta que se formule.

Artículo 172º. Los recursos interpuestos contra las resoluciones acordadas por el Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos, se presentarán al Comité Español de Disciplina Deportiva o en la Federación Española de Galgos. En este último caso, la Federación Española de Galgos al

término de ocho días, contados desde el siguiente al de su entrada en la Federación, los elevará al Comité con su informe, en el que expondrá su opinión sobre cada uno de los extremos del recurso, acompañando los antecedentes del mismo y el expediente en el que, en su caso, hubiera recaído la resolución recurrida.

Artículo 173º. Pondrán fin a los recursos en materia disciplinaria la resolución o el desistimiento.

Artículo 174º. La resolución de un recurso confirmará, modificará o revocará el acto impugnado. Cuando existiendo vicio de forma no se estime oportuno decidir sobre el fondo, se ordenará retrotraer el expediente al momento en el que el vicio fue contraído.

Transcurridos tres meses desde la interposición de un recurso sin que se notifique su resolución se entenderá desestimado. La desestimación presunta no eximirá al órgano disciplinario competente del deber de dictar una resolución expresa.

Artículo 175º. Los interesados podrán desistir de su petición en cualquier momento del procedimiento. Si el recurso hubiera sido interpuesto por dos o más interesados, el desistimiento sólo afectará a quienes lo hubieran formulado.

El desistimiento podrá hacerse oralmente o por escrito. En el primer caso se formalizará por comparecencia del interesado ante el Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos quien, conjuntamente con aquel, suscribirá la oportuna diligencia.

El desistimiento pondrá fin al procedimiento, salvo que en el plazo de diez días, contados a partir de la correspondiente notificación, los posibles terceros interesados, que se hubiesen personado en el procedimiento, instasen su continuación.

Si la cuestión suscitada en el recurso entrañase interés general o fuera conveniente sustanciarla para su definición y esclarecimiento, el órgano disciplinario competente podrá limitar los efectos del desistimiento al interesado y continuar el procedimiento.

CAPITULO XXVIII

COMITÈ DE DISCIPLINA DEPORTIVA

Artículo 176º. El Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos es un organismo técnico-jurídico deportivo de la Federación que, resolverá con su enjuiciamiento y resolución cuantas cuestiones contenciosas y disciplinarias se produzcan en el curso de la vida federativa.

Artículo 177º. Los miembros del Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos serán nombrados por el Presidente de la Federación Española formando parte del mismo un máximo de seis miembros y un mínimo de tres, elegidos entre, a ser posible, personas que reúnan conocimientos jurídicos.

Actuará como Secretario el que lo es de la Federación Española de Galgos, quien cuidará de levantar Acta, dar traslado de los acuerdos y sanciones impuestas y llevar el control y antecedentes de todas las sanciones que se impongan.

CAPITULO XXIX

CONCILIACION EXTRAJUDICIAL

Artículo 178º. La Federación Española de Galgos podrá efectuar formulas específicas de conciliación y arbitraje que están destinadas a resolver cualquier diferencia o cuestión litigiosa producida

por los interesados, con ocasión de la aplicación de reglas deportivas que sean objeto de libre disposición de las partes y cuya vulneración no sea objeto de sanción disciplinaria.

Artículo 179º. No podrán ser objeto de conciliación y arbitraje las siguientes cuestiones:

a) Las que se susciten en las relaciones con el Consejo Superior de Deportes, relativas a las funciones que a este Organismo le estén encomendadas.

b) Aquellas que se relacionen con el control de las sustancias y métodos prohibidos en el deporte y seguridad en la práctica deportiva.

c) Las relativas a as subvenciones que otorgue el Consejo Superior de Deportes, y en general, las relacionadas con fondos públicos.

Artículo 180º. Las partes interesadas en la conciliación extrajudicial, deberán manifestar la inequívoca voluntad de sumisión a dicho sistema mediante la suscripción de las partes a un convenio arbitral, en el que se exprese la renuncia a la vía judicial y la intención de someter la solución de la cuestión litigiosa a la decisión de uno o más árbitros, así como la obligación de cumplir la decisión. Este convenio arbitral deberá formalizarse por escrito.

Artículo 181º. El contenido del convenio arbitral podrá extenderse a la designación de los árbitros, y a la determinación de las reglas de procedimiento. También podrán las partes defender a un tercero, ya sea persona física o jurídica la designación de los árbitros.

Artículo 182º. Las partes también podrán encomendar la administración del arbitraje a:

a) Corporaciones de derecho público que pueden desempeñar funciones arbitrales.

b) Asociaciones y Entidades sin ánimo de lucro en cuyos Estatutos se prevean funciones arbitrales. Las causas de recusación y abstención serán las mismas que se establecen para dos órganos
judiciales en la legislación vigente.

CAPITULO XXX

PROCEDIMIENTO PARA APROBACION Y REFORMA DE ESTATUTOS Y REGLAMENTOS

Artículo 183º. La aprobación y modificación de los Estatutos corresponde a la Asamblea General en reunión plenaria, una vez hayan sido enviados a todos sus miembros el borrador de los mismos para su estudio y envío de las sugerencias que crean oportunas.

Artículo 184º. Su contenido será aprobado por mayoría simple de miembros asistentes a la reunión.

Artículo 185º. Una vez aprobados por la Asamblea, serán remitidos al Consejo Superior de
Deportes en los plazos legales para su aprobación.

Artículo 186º. Los Reglamentos serán aprobados o modificados por la Comisión Delegada de la Asamblea, hechas las consultas previas y conocimiento de sus miembros, los cuales los aprobarán o modificarán por mayoría simple de sus asistentes.

CAPITULO XXXI

CAUSAS DE EXTINCION Y DISOLUCION

Artículo 187º. La Federación Española se extinguirá por las siguientes causas:

1. Por revocación de su reconocimiento.
2. Por resolución judicial.
3. Por integración en otras Federaciones.
4. Por las demás causas previstas en el ordenamiento jurídico.

Artículo 188º. Una vez producida la extinción de la Federación Española de Galgos, el patrimonio neto será designado a los fines de carácter deportivo que determine el Consejo Superior de Deportes.

CAPITULO XXXII

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera. Se consideran integradas en la Federación Española de Galgos todas las Federaciones Autonómicas con personalidad jurídica propia señaladas en el artículo 89º salvo expresa manifestación en contra durante un plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor de los presentes Estatutos en el transcurso del cual aquella podrá ejercer su derecho a ello.

Las Federaciones Galgueras Autonómicas que podrán ser reconocidas como tales, se considerarán asimismo integradas en el plazo de seis meses que se computará a partir de la fecha del expresado reconocimiento.

Concluido dicho término las Federaciones que no lo hubieran hecho, podrán llevarlo a cabo en cualquier momento, en la forma que prevé el artículo 95º de los presentes Estatutos.

Segunda. La integración en la Federación Española será aprobada por la Comisión Delegada que dará cuenta de la misma a la Asamblea General para su ratificación.

CAPITULO XXXIII

DISPOSICIONES FINALES

Primera. Quedan derogados los Estatutos de la Federación Española de Galgos hasta ahora vigentes aprobados por la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes en 19 de julio de 1.985.

Segunda. Los presentes Estatutos entrarán en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado y deberán inscribirse en el Registro de Clubes deportivos correspondiente, trámites ambos que requiere el artículo 12.3 del Real Decreto 1835/1991, de 20 de diciembre, sobre Federaciones Deportivas Españolas.

Reglamento de Campo

Aquí puede descargar el reglamento → FEG-reglamento-carreras-galgo-en-Campo

Federación Española de Galgos
REGLAMENTO DE CARRERAS DE GALGOS EN CAMPO TÍTULO PRELIMINAR
Disposiciones generales

Art. 1.- Las carreras de galgos tras liebre en campo, de carácter oficial, que se celebren en territorio español, estarán organizadas por la Federación Española de Galgos si son de ámbito estatal o por las Federaciones de las Comunidades Autónomas cuando sean de ámbito autonómico.

Estas carreras oficiales se disputarán en campos de carreras que reúnan las condiciones exigidas por este Reglamento y entre los galgos inscritos con anterioridad en el Libro Registro de Orígenes de la Federación Española de Galgos.

Art. 2.- Los Clubes Deportivos que estén federados o reconocidos por la Federación Española de Galgos como entidades organizadoras, podrán organizar carreras de galgos tras liebre en campo previa autorización de la Federación correspondiente. Estas carreras no tendrán carácter oficial.

La organización de carreras que no cuente con la autorización preceptiva, así como la participación en las mismas, bien sea como cargo técnico o como propietario-presentador de galgo, tendrá la consideración de infracción muy grave, siendo sancionados conforme establece el régimen disciplinario deportivo de esta Federación.

Art. 3.- Se entiende que los galgos están en condiciones de participar en pruebas de carácter oficial, siempre que estén inscritos en el Libro Registro de Orígenes de la Federación Española de Galgos. En este Libro Registro, tanto la inscripción como la permanencia en el mismo, queda reservada en exclusiva a los propietarios federados.

En la hoja de inscripción del galgo se deberá hacer constar el número de tatuaje oficial federativo junto a otros datos que permitan una perfecta identificación del galgo y de su propietario.

Para inscribir un galgo en el Libro Registro de Orígenes de esta Federación se deberán seguir los siguientes pasos:

1º.Registrodesementalesyhembrasreproductoras. Como requisito imprescindible de inscripción, tanto los sementales como las hembras reproductoras, deberán tener una muestra de sangre en el banco de ADN de la Federación Española de Galgos.

2º.NotificacionesdeCubrición. El propietario de la hembra reproductora notificará la cubrición a la Federación Española de Galgos dentro del plazo exigido para notificar el registro de nacimientos. Para que la cubrición pueda ser efectiva, tanto el semental como la hembra reproductora deben estar inscritos en el Libro Registro de Orígenes de la Federación Española de Galgos.

3º.RegistrodeNacimientos. El propietario de la hembra reproductora que a su vez se le considera propietario de los productos, dispondrá de un plazo máximo de treinta días contados desde el siguiente al nacimiento para poner en conocimiento de la Federación Española de Galgos el número de productos y el sexo de los mismos.

4º. Confirmación de cachorros en el Libro Registro de Orígenes de la Federación Española de
Galgos. Los veterinarios oficiales realizarán el marcaje de los productos en la oreja izquierda antes de cumplir
16 meses de edad y, junto con la reseña identificativa, harán llegar los datos a la Federación Española de

Galgos para su archivo informático, acto que supondrá la validez expresa para que ese producto pueda disputar las competiciones oficiales.

Todas las notificaciones se realizarán en modelos oficiales de la Federación Española de Galgos. Será infracción muy grave la notificación que contenga datos falsos.

Cuando se compruebe que la inscripción de galgos en el Libro Registro de Orígenes de la Federación Española de Galgos se ha realizado notificando datos falsos, el galgo en cuestión será descalificado de la competición en la que participe conforme establece el artículo 39 de este reglamento.

Art. 4.- Los clubes federados, sus socios, los deportistas federados, los cargos técnicos deportivos y, en general, todas las personas vinculadas o adscritas a estamentos y órganos federativos actuarán conforme a lo dispuesto:

• En la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, en el Real Decreto 1835/1991, de 20 de diciembre, sobre Federaciones Deportivas Españolas.

• En las restantes disposiciones que configuran la legislación deportiva española vigente.

• En sus Estatutos y Reglamentos.

• En las normas de orden interno que dicte la Federación Española de Galgos en el ejercicio de sus competencias.

Art. 5.- La Federación Española de Galgos desempeñará sus funciones y competencias a través de los órganos de gobierno y representación, de los órganos de gestión, de los órganos de administración y asesoramiento, de los órganos técnico-deportivos y técnico-jurídicos.

TÍTULO I De los Comités

CAPÍTULO I
Del Comité de Disciplina Deportiva

Art. 6.- El Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española es un órgano técnico-jurídico de la Federación que resolverá cuantas cuestiones contenciosas y disciplinarias se produzcan en el curso de la vida federativa.

Ejerce la potestad disciplinaria sobre todas las personas que forman parte de su estructura orgánica; los clubes deportivos y sus deportistas, los técnicos y directivos; los cargos técnicos y, en general, sobre todas las personas y entidades federadas que desarrollan actividad deportiva en el ámbito estatal.

Art. 7.- La potestad disciplinaria encomendada a la Federación Española de Galgos por la Ley
10/1990, de 15 de octubre, del deporte y el Real Decreto 1591/1992, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Disciplina Deportiva, se ejercerá a través del Comité de Disciplina Deportiva.

Art. 8.- En cuanto a su naturaleza, composición y designación de sus miembros, se regirá por lo dispuesto en los Estatutos de la Federación Española de Galgos y en cuanto a su funcionamiento, se regirá por la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, el Real Decreto 1591/1992, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Disciplina Deportiva, y demás normas concordantes que sean de aplicación.

CAPÍTULO II
Del Comité Nacional de Cargos Técnico-Deportivos

Art. 9.- El Comité Nacional de Cargos Técnico-Deportivos es un órgano federativo que, subordinado a la autoridad de la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos, cuida de la inspección de los servicios de todos los cargos técnico-deportivos, velando por la justa interpretación de Reglamentos y obligaciones de dichos cargos en sus actuaciones, como superior autoridad inmediata de ellos.

Art. 10.-Su funcionamiento será establecido reglamentariamente, siendo funciones prioritarias las siguientes:

a) Establecer los niveles de formación de los cargos técnicos deportivos.

b) Coordinar con las Federaciones Galgueras Autonómicas los niveles de formación.

c) Proponer a la Junta directiva de la Federación Española de Galgos las normas de ingreso como Cargos Técnicos Deportivos. Para ser Cargo Técnico Deportivo es necesario ser mayor de dieciocho años o de dieciséis con consentimiento paterno.

d) Cuidará de su reclutamiento y formación.

e) Podrá proponer a la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos cuantas sugerencias estime convenientes para la mejor organización y desarrollo de su gestión.

f) Tendrá a su cargo el nombramiento y disposición de los cargos Técnico-Deportivos para toda clase de servicios técnicos que se precise en competiciones de ámbito estatal. Someterá el nombramiento a la aprobación de la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos.
Cuando en competiciones de ámbito estatal se disputen fases previas en las diferentes
Comunidades Autónomas, las Federaciones Galgueras Autonómicas asumirán esta función por delegación de la Federación Española.

Art. 11.- En cuanto al número de miembros que lo componen y su elección, se estará a lo dispuesto en los Estatutos de la Federación Española de Galgos.

TÍTULO II
De los Cargos Técnicos-Deportivos

Art. 12.- Todas las competiciones deportivas en campo que organice la Federación Española de Galgos o las Federaciones de las Comunidades Autónomas, estarán bajo la dirección de los cargos técnico- deportivos, nombrados por el Comité Nacional de Cargos Técnico-Deportivos o por el Comité de Cargos Técnico-Deportivos de las Federaciones de las Comunidades Autónomas, respectivamente.

Son cargos técnico-deportivos de campo: Director de Carreras, Comisarios de Carreras, Jueces de
Campo, Cronometradores, Director de Caza, Veterinarios y Soltadores.

En carreras de competición oficial actuarán como cargos técnico-deportivos, un Comisario, uno o tres Jueces de Campo y un Cronometrador. Cuando las carreras se juzguen a Juez único no será imprescindible el concurso del cronometrador.

CAPÍTULO I
De los Directores de Carreras

Art. 13.- Los Directores de Carreras son cargos técnico-deportivos de confianza de la Federación, Española o de la Comunidad Autónoma. Serán los encargados de la parte deportiva de la competición y responsables ante la Federación correspondiente.

Cada competición tendrá como mínimo un Director de Carreras. Son sus misiones:
a) Hacer públicos los terrenos donde se celebrarán las carreras, según orden del Director de
Caza.

b) Organizar la colocación del público durante las carreras en el sitio designado por el Director de Caza.

c) Será el encargado de la parte deportiva de la competición responsabilizándose de sus actos ante la Federación.

d) Cuidará de que todo esté debidamente ordenado y en condiciones de funcionamiento. e) Hará cumplir las disposiciones y reglamentos federativos.
f) Hará la distribución de los cargos técnico-deportivos para cada día de la competición. g) Comunicará, en su momento, los cargos que participarán en cada carrera.
h) Levantará acta de las jornadas en las que ha actuado, haciendo constar en ellas los resultados completos e incidencias, incorporando las observaciones que quieran hacer constar los participantes o los cargos técnicos actuantes.

i) Identificará, auxiliado por el Veterinario oficial, a los galgos que van a participar en la competición conforme a la documentación aportada en el momento de la inscripción.

j) Designará, atendiendo a las circunstancias concurrentes en cada caso, a un cargo Técnico- deportivo para actuar en un cargo distinto al suyo inicialmente.

k) En caso de haber exentos y sólo para estos, podrá modificar el orden del programa para una mejor estructura y rapidez de la competición.

l) Aplazará la celebración de las carreras por causas meteorológicas o condiciones del terreno, en los términos del art. 47 del presente reglamento.

m) Declarará retirado al galgo que no se presente o se presente con retraso a la jornada de competición en el lugar y hora señalados para la misma.

n) Las demás atribuciones reconocidas en este Reglamento.

CAPITULO II
De los Comisarios de Carreras

Art. 14.- Los Comisarios de Carreras son cargos técnico-deportivos responsable de la perfecta ejecución de la collera asignada por el Director de Carreras. Podrán hacer las observaciones y comentarios que crean oportunos a los jueces, cronometrador y al resto de personas que intervienen en la carrera así como reflejarlos en las actas.

Son sus misiones:

a) Actuar en las competiciones para las que sea designado, según las competencias que determina este reglamento.

b) Hará constar en las actas de carreras levantadas por los Directores de Carreras las observaciones que crea oportunas.

c) Podrá solicitar del resto de los cargos técnico-deportivos actuantes en su collera, las explicaciones que considere oportunas, una vez desplegados los pañuelos.

d) En su misión inspectora, deberá tomar el tiempo en la collera que participe, e informar del resultado de la misma al Director de Carreras.

e) Descalificará al galgo que no se preste a ir en el collar o que sea peleador, informando de su decisión al Director de Carreras para que la haga pública. Antes de tomar esta decisión podrá recabar asesoramiento del soltador.

f) Designará al juez soltador.

CAPITULO III Del Juez de Campo

Art. 15.- Es la persona que debidamente nombrada, determina con su juicio el resultado o fallo de una carrera. Su fallo es inapelable y desempeña el cargo de acuerdo con el Reglamento y disposiciones vigentes.

Art. 16.- El Juez podrá ser único o trío. En caso de Juez único, podrá ser auxiliado por uno o más adjuntos. A falta de adjuntos, el Comisario puede asumir esta función.

Art. 17.- Los adjuntos del Juez de Campo en el corredero se situarán en el lugar que aquél les indique, procurando buscar siempre el sitio por donde la liebre, debido a su querencia, ha de pasar, informando al Juez de lo que hayan visto en la carrera si fueran requeridos por éste y sin que su opinión tenga la validez de voto.

CAPITULO IV
De los cronometradores

carrera.

Art. 18.- Es la persona que debidamente nombrada mide y da fe del tiempo de duración de una

Art. 19.- El cargo de Cronometrador a falta de titular, podrá desempeñarlo cualquier cargo técnico- deportivo. Excepcionalmente en las carreras que se juzguen a juez único, este cargo podrá desempeñarlo el Comisario, en consonancia con lo dispuesto en el último párrafo del artículo 12.

CAPÍTULO V
Del Director de Caza

Art. 20.- El Director de caza tendrá como misiones:

a) Designar los terrenos donde se celebrarán las carreras informando al Director de Carreras para que lo haga público.

b) Será el responsable de la organización de “la mano”. Sus órdenes serán respetadas por los componentes de aquélla, pudiendo sancionar a quien no hiciese caso de sus observaciones, llegando incluso a la expulsión del corredero.

c) Designará el lugar donde deba agruparse el público informando al Director de Carreras para que actúe conforme al artículo 13 b).

d) Cuidará de que todas las personas que forman “la mano” estén en posesión de la licencia federativa en vigor.

CAPITULO VI De los Veterinarios

Art. 21.- Son sus funciones:

a) El Veterinario oficial será el encargado de reconocer los galgos que van a participar en una competición. Asimismo auxiliará al Director de Carreras, para identificar al galgo participante de acuerdo con documentación aportada en el momento de la inscripción.

b) El Veterinario oficial es el único que puede diagnosticar sobre la retirada de un galgo por enfermedad, lesión o anormalidades físicas. Lo hará constar en el acta levantada por los Directores de Carreras.

c) Prestará asistencia facultativa a los galgos en competición, siendo el único cargo técnico competente para autorizar la asistencia a un galgo por los propietarios, lo que, en todo caso, deberá hacerse en su presencia.

CAPÍTULO VII De los Soltadores

Art. 22.- Los soltadores son los encargados de enganchar en el collar automático a los galgos participantes en cada carrera, debiéndolos tratar con el mimo, cariño y atención necesarios para no desgastarlos.

Al salir la liebre, el soltador, con los galgos acollarados correrá tras ella para engalgarlos hasta que el juez de la orden de suelta. Esta se realizará con la suavidad y la destreza necesaria para no molestar ni perjudicar a ningún galgo.

El soltador podrá asesorar al Comisario, si este le requiere, cuando un galgo no se preste a ir en traílla o sea peleador.

CAPÍTULO VIII
Disposiciones Generales a todos los Cargos Técnico-Deportivos y Federativos

Art. 23.- En la fase final del Campeonato de España se levantará acta, al finalizar cada jornada, por el o los Directores de Carreras, acto seguido se entregará una copia al Comité de Disciplina Deportiva y otra al Comité Nacional de Cargos Técnicos.

En la fase previa al Campeonato de España, las actas de carreras se redactarán y enviarán a la Federación Española de Galgos dentro de las setenta y dos horas siguientes a la terminación de la jornada y siempre antes de la posterior eliminatoria, salvo que el interesado haga constar, expresamente, su intención de recurrir la sanción impuesta por los cargos técnicos, en este caso, la remisión será inmediata a través de fax o cualquier otro medio telemático.

Art. 24.- Los actos dirigidos a predeterminar mediante precio, intimidación o simples acuerdos el resultado de una prueba o competición, deberán ponerse en conocimiento de los Directores de Carreras para que lo hagan constar en acta. Tales actos serán infracciones muy graves.

Art. 25.- Todos los cargos técnicos-deportivos podrán cesar por causas justificadas, voluntariamente o por sanción.

No se admitirá la recusación a ningún Cargo Técnico-Deportivo.

Art. 26.- Las declaraciones públicas de los Cargos Técnico-Deportivos y federativos que inciten a la violencia, así como las protestas, intimidaciones y coacciones, colectivas o tumultuarias que alteren el normal desarrollo, o que impidan la celebración de una prueba o competición, o que obliguen a su suspensión, serán infracciones muy graves.

Art. 27.- Los miembros de la Junta Directiva, del Comité Nacional de Cargos Técnico-Deportivos y los del Comité de Disciplina Deportiva de la Federación Española de Galgos no podrán ser nombrados cargos técnicos para actuar en la fase final del Campeonato de España.

TÍTULO III
De los Clubes Deportivos y Campos de Carreras

CAPÍTULO I
De los Clubes Deportivos

Art. 28.- Los clubes deportivos, una vez constituidos conforme a la legislación aplicable e inscritos en el Registro de Entidades Deportivas de la Comunidad Autonómica correspondiente, podrán integrarse en la Federación Española de Galgos, previa petición realizada través de la Federación de Galgos de su Comunidad Autónoma.

Acordada su integración por la Federación Española de Galgos, el Club Deportivo tendrá la consideración de Club Deportivo Federado.

Art. 29.- Los clubes deportivos en cuya demarcación no existan Federación Galguera Autonómica constituida, solicitarán su integración directamente a la Federación Española de Galgos.

Art. 30.- Serán requisitos de integración en la Federación Española de Galgos:

1. Estar constituido conforme a la legislación aplicable e inscrito en el Registro de Entidades
Deportivas de la Comunidad Autónoma donde tenga su domicilio social.

2. Estar en posesión de un campo de carreras que reúna las condiciones establecidas en el
Capitulo siguiente.

3. Declaración firmada por el Presidente y Secretario del Club comprometiéndose a cumplir los Estatutos y Reglamentos de la Federación Española y a someterse a la autoridad de los órganos federativos, en relación con las materias de su competencia.

4. Haber ingresado las cuotas correspondientes.

La solicitud de integración en la Federación Española de Galgos se tramitará a través de la Federación de la Comunidad Autonómica correspondiente, adjuntando a esta, la documentación que acredite el cumplimiento de los requisitos de integración.

También se adjuntará un plano de situación del campo de carreras donde consten los límites geográficos y la extensión superficial, así como copia del certificado de pago, del ejercicio en curso, de la matricula del Coto donde este ubicado el referido campo de carreras.

La Federación Española de Galgos acordará o denegará la integración del Club en sus estamentos de forma motivada y previo informe de la Federación de Galgos de la Comunidad Autónoma correspondiente.

Art. 31.- La condición de Club Deportivo Federado se perderá, por voluntad de sus órganos de gobierno, por acuerdo motivado de la Federación Española de Galgos, previo informe de la Federación de Galgos de la Comunidad Autónoma respectiva o por sanción del Comité de Disciplina Deportiva de la FEG.

CAPÍTULO II
De los Campos de Carreras

Art. 32.- Los clubes deportivos federados deberán estar en posesión de un campo de carreras apto para la practica del deporte de carreras de galgos en campo.

Art. 33.- La Federación Española de Galgos, previo informe de la Federación de Galgos de la Comunidad Autónoma correspondiente, declarará aptos a los campos de carreras que tengan una extensión mínima de 250 hectáreas, libres de obstáculos que impidan el desarrollo normal de una carrera.

Un coto de caza podrá estar dividido en tantos campos de carreras como extensión superficial le permita. Cada campo de carreras es de uso exclusivo de un Club Deportivo Federado.

Art. 34.- La Federación Española de Galgos así como la Federación de Galgos de la Comunidad
Autónoma correspondiente, podrá disponer de los campos de carreras para organizar competiciones oficiales.

TÍTULO IV
De la Competición

CAPÍTULO I
De las bases de programación de la competición

Art. 35.- Las bases de programación de toda competición, constituyen el documento por medio del cual el ente organizador establece las condiciones, requisitos, trofeos, premios, matrículas y demás circunstancias concurrentes en la misma.
La Federación Española de Galgos así como las Federaciones de Galgos de las Comunidades
Autónomas aprobarán estas bases, a través del órgano competente, con antelación suficiente al comienzo de la competición. Las bases de programación son de obligado cumplimiento.

Los clubes deportivos que estén federados o reconocidos por la Federación Española de Galgos como entidades organizadoras, deberán remitir a la Federación autorizadora las bases de programación de la carrera que pretendan organizar con un mínimo de sesenta días de antelación.

Art. 36.- Las bases de programación de las carreras oficiales, una vez aprobadas, deberán hacerse públicas, tanto en los tablones de anuncios como a través de medios telemáticos.

CAPÍTULO II De la inscripción

Art. 37.- La inscripción de un galgo participante en una prueba oficial deberá efectuarse por escrito en modelo normalizado por la Federación Española, aportando dos ejemplares, en los que consten los datos identificativos del galgo participante (nombre, microchips, tatuaje oficial y número de registro del Libro Registro de Orígenes de la Federación Española de Galgos), los datos identificativos del propietario del galgo, condición imprescindible, junto con sus representantes, los datos identificativos del Club Deportivo Federado por el que se inscribe, los datos identificativos de su Presidente así como las firmas de todos ellos. Junto con el modelo de inscripción se aportará la documentación que acredite la propiedad, identificación electrónica, tatuaje oficial y registro en el Libro Registro de Orígenes de la FEG.

No se admitirá la inscripción a nombre de persona distinta del propietario.

Para una correcta admisión de la inscripción, se estará a lo dispuesto en los artículos 26 y 29 de los
Estatutos de la Federación Española de Galgos.

Con el acto de inscripción, tanto el propietario del galgo participante, como el Club Deportivo Federado por el que participa, se hacen acreedores de los derechos y obligaciones que conlleva el participar en una prueba de carácter oficial.

Falsear los datos de la inscripción será infracción muy grave del propietario del galgo inscrito. También será infracción muy grave de la persona que realizó la confirmación en el Libro de Registro de Orígenes. del galgo inscrito, en caso de no coincidir los datos confirmados en el Libro Registro de Orígenes con los comprobados por la Federación.

La inscripción en una prueba del mismo galgo por mas de un Club será infracción muy grave del propietario del galgo, así como de todas las personas implicadas. El galgo quedará inmediatamente descalificado.

edad.

Art. 38.- Ningún galgo podrá participar en competición alguna con menos de dieciséis meses de

Art. 39.- Cuando el galgo, su propietario o el Club Deportivo Federado que lo representa, pierdan

algunas de las condiciones exigidas al hacer la inscripción, esta se revisará por el Director de Carreras, pudiendo este, declarar nula la inscripción y en consecuencia descalificar al galgo participante.

Una vez admitida la inscripción, no podrá modificarse.

Art. 40.- Las inscripciones, debidamente cumplimentadas, junto con la documentación que se detalla en el artículo 37, se entregarán en el lugar hora y fecha que establezcan las bases de programación.

En todas las competiciones oficiales, actuarán de suplentes los restantes mejor clasificados o calificados, según corresponda.

Art. 41.- Una vez conocidas las bases de programación, la organización de la carrera examinará a la vista de las inscripciones si hubiera algún galgo defendido. Se dará este caso cuando un mismo propietario, club, provincia o comunidad, tengan dos o más galgos clasificados para una competición por eliminación. Concurriendo esta circunstancia, tienen derecho, a ser posible, a que sus galgos sean relevados de correr entre si en la primera eliminatoria, llevándose a cabo esta medida en el momento del sorteo de colleras. A estos efectos, se entiende por representación de un galgo defendido los siguientes: a nivel de club, representa a su propietario; cuando es provincial, representa a su club; cuando es autonómica, representa a su provincia y cuando es nacional a su comunidad autónoma.

Club.

Cuando se realice un sorteo con grupos provinciales o asimilados podrá defender el Presidente del

Art. 42.- También en el momento del sorteo, El Director de Carreras tendrá en cuenta el caso del galgo exento en carrera.

El galgo exento que por cualquier circunstancia natural o accidental no tenga contrario para formar collera, tendrá que correr su eliminatoria con otro galgo que no permanezca en la competición o sólo, disputando dos carreras validas, siendo de aplicación lo dispuesto en los artículos 54 y 59.

El galgo exento puede serlo de dos formas:

a) Exento Natural. Es el que se produce, al concurrir a la competición por eliminatorias, en número que hace imposible emparejar a todos.

b) Exento Accidental. Es el que, una vez llevado a efecto el sorteo de colleras de la competición en cualquiera de sus eliminatorias, se encuentra sin contrario al ser éste retirado, no presentado, eliminado o descalificado.

c) Si durante una competición se produjeran dos o más exentos, los galgos que hayan sido agraciados con exentos en fases anteriores, no entrarán en sorteo de los siguientes exentos.

Art. 43 .-En las carreras por eliminatorias, el Director de Carreras al confeccionar el programa, habrá de tener en cuenta si existen exentos naturales, con arreglo a la siguiente tabla de exentos: con tres galgos participantes habrá un exento que se colocará abajo; con cinco galgos participantes habrá tres exentos, que se colocarán uno arriba y dos abajo; con seis galgos participantes, un exento arriba y uno abajo; con siete galgos participantes, uno exento abajo; con ocho galgos participantes, sin exentos; con nueve galgos participantes, tres arriba y cuatro abajo; con diez galgos participantes, tres arriba y tres abajo; con once galgos participantes, dos arriba y tres abajo; con doce galgos participantes, dos arriba y dos abajo; con trece galgos participantes, uno arriba y dos abajo; con catorce galgos participantes, uno arriba y otro abajo; con quince galgos participantes , uno abajo; con dieciséis galgos participantes, sin exentos; con diecisiete galgos participantes , siete arriba y ocho abajo; con dieciocho galgos participantes , siete arriba y siete abajo; con diecinueve galgos, seis arriba y siete abajo; con veinte galgos participantes, seis arriba y seis abajo; con veintiún galgos participantes, cinco arriba y seis abajo; con veintidós galgos participantes, cinco arriba y cinco abajo; con veintitrés galgos participantes, cuatro arriba y cinco abajo; con veinticuatro galgos participantes, cuatro arriba y cuatro abajo; con veinticinco galgos participantes, tres arriba y cuatro abajo; con veintiséis galgos

participantes, tres arriba y tres abajo; con veintisiete galgos participantes, dos arriba y tres abajo; con veintiocho galgos participantes, dos arriba y dos abajo; con veintinueve galgos participantes, uno arriba y dos abajo; con treinta galgos participantes, uno arriba y uno abajo; con treinta y un galgos participantes, uno abajo; con treinta y dos galgos participantes, sin exentos, y así sucesivamente.

Los galgos agraciados con exentos naturales en las fases previas, se clasificarán para la siguiente fase sin necesidad de correr.

Los galgos que alcancen las finales de campeonatos oficiales, no tendrán que correr exentos.

Art. 44.- El Director de Carreras, en caso de haber exentos y sólo para estos, podrá modificar el orden del programa para una mejor estructura y rapidez de la competición.

Art. 45.- La incomparecencia o retirada injustifica de la prueba o competición después de haber sido admitida la inscripción, constituirá una infracción muy grave para el propietario que inscriben al galgo participante. Si la retirada la justifica con certificado facultativo, éste habrá de ser expedido por veterinario

colegiado y ratificado por el veterinario oficial federativo, sin cuyo requisito se considera como no presentado.

Cuando un galgo tenga que ser retirado por causa de fuerza mayor, documentada fehacientemente, después de haber sido admitida su inscripción y siempre que no haya sido enganchado en traílla en dicha competición, el Club Deportivo Federado al que representa, podrá inscribir un sustituto.

TÍTULO V De la carrera

CAPÍTULO I
De los actos y circunstancias previos a la carrera

Art. 46.- Las carreras oficiales pueden ser:

a) PorEliminación. Es aquella en la que los galgos participantes se eliminan corriendo por parejas, según haya correspondido en sorteo, a dos carreras válidas, ganadas por uno de ellos para poder pasar a la eliminatoria siguiente.

b) Por puntos. Es aquella en la que todos los galgos participantes corren entre sí por el sistema de puntuación, dándose dos puntos al vencedor, uno al empate y cero al vencido. Este sistema puede hacerse a una vuelta (o sea, a una carrera válida) y a dos vueltas (a dos carreras válidas) quedando clasificados por el orden de mayor puntuación.

Caso de existir empate a puntos para el primero o segundo puesto, al terminar la competición, éste deberá resolverse al mejor de dos carreras válidas y en un período de tiempo que no exceda de setenta y dos horas, a ser posible.

Art. 47.- Las carreras o competiciones oficiales señaladas para celebrarse en fecha determinada podrán ser suspendidas, aplazadas o trasladadas por la autoridad deportiva federativa correspondiente.

Si una vez en el corredero se considerase por el Director de Carreras, asesorado por el Director de
Caza, Jueces y Comisarios, que el tiempo o las condiciones del terreno son impropios para comenzar o

continuar la competición, podrá aplazar las carreras, indicando, lo antes posible, el día, hora y lugar para llevarla a cabo.

Art. 48.- Todo galgo inscrito en una competición oficial, o que esté participando en ella, deberá ser presentado al Director de Carreras en cada jornada de competición en el lugar designado y a la hora señalada. El galgo que se presente con retraso, será descalificado por este, salvo causa de accidente o de fuerza mayor debidamente acreditada.

La incomparecencia dará lugar a la descalificación del galgo por el Director de Carreras sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 45 de este reglamento.

Art. 49.- Está prohibido hacer correr a un galgo bajo la influencia de cualquier substancia o medio capaz de modificar su condición física, estimulándola, deprimiéndola o alterando en cualquier forma el funcionamiento natural de su organismo.

El Reglamento de Control Antidopaje de la Federación Española determina las sustancias dopantes y métodos de dopaje. Establece como ha de realizarse la recogida de muestras, laboratorios facultados para la realización de los análisis, comunicación de resultados, órgano responsable del control antidopaje y régimen disciplinario.

Una vez que la Comisión Antidopaje de la Federación Española de Galgos califique el análisis efectuado al galgo participante como “positivo definitivo”, este será eliminado de la competición por el Director de Carreras en los términos que establece el artículo 37 del Reglamento de Control Antidopaje de la Federación Española de Galgos.

Art. 50.- El Director de Carreras procurará seguir el orden del programa, protegiendo la condición física de los galgos, debiendo correr las colleras participantes hasta completar la vuelta e igualar en número de carreras válidas. El mismo criterio se utilizará en el caso de carreras nulas con tiempo.

El Director de Carreras, una vez ubicado el publico, designados los terrenos donde se celebrarán las carreras y organizada la mano, llamará a los cargos técnicos actuantes y requerirá la presencia de los galgos de la collera; en este momento, el Comisario confirmará quienes galoparán la carrera para recoger a los galgos, y finalmente ordenará que éstos sean enganchados en el collar automático conforme dispone el artículo siguiente.

Art. 51.- Al ser colocados los galgos en el collar automático, lo harán de la siguiente forma: el del número menor, en el sorteo, se colocará al lado izquierdo del que en el sorteo tenga el número mayor, siendo rojo el collar elástico del lado izquierdo y blanco el del derecho, debiendo tener éstos como máximo diez centímetros de ancho.

Todo galgo que no se preste a ir en el collar automático, o sea peleador, será descalificado por el
Comisario, informando de su decisión al Director de Carreras para que la haga pública.

Se permitirá un segundo enganche una vez transcurrido un mínimo de treinta minutos. El Comisario podrá recabar asesoramiento del soltador antes de tomar su decisión.

Art. 52.- Cada galgo estando presente o a la vista deberá ser llevado al collar automático sin ninguna demora de tiempo, al ser llamado por el Director de Carreras, pudiendo descalificarlo si considera su actitud maliciosa. Si no estuviese en el lugar de la llamada, se le concederán diez minutos de cortesía; pasados éstos,
el Director de Carreras le dará por no presentado, quedando eliminado de la carrera, corriendo su contrario un exento accidental, si hubiera lugar al mismo. Si la ausencia es de ambos galgos, se les considerará, igualmente, como no presentados y retirados de la competición.

CAPÍTULO II
De los actos y circunstancias durante la carrera

ellos.

Art. 53.- Una vez enganchados los galgos en el collar automático nadie podrá intervenir cerca de

Las personas autorizadas por el Comisario para recoger a los galgos, una por galgo, deberán mantenerse a conveniente distancia, detrás de los Cargos Técnico-Deportivos actuantes; terminada la carrera y previa autorización del Comisario, éstos, podrán adelantarse para cogerlos por el sitio que éste le indique, absteniéndose de dirigirse a los Cargos Técnico-Deportivos actuantes y menos hacerles consultas en uno u otro sentido.

Art. 54.- Si algún galgo se saliese del collar automático sin ver liebre, el soltador no dejará marchar al otro; pero si se saliese del collar automático por ver liebre, quedará al arbitrio del Juez soltador el ordenar la suelta del otro o no. Si por avería en el collar automático los galgos se escapasen, el Juez o Jueces son los únicos que podrán o no anular la carrera si la suelta no fuese hecha en línea recta con relación a la liebre.

Si una vez soltada la collera uno de los galgos no viera liebre, no se empezará a computar el tiempo de carrera hasta que el Juez soltador no lo indique así, a la voz o emitiendo una nueva pitada, bien porque los perros se junten, bien porque considere que el galgo inicialmente desfavorecido, ha tenido tiempo y terreno suficiente para juntarse con el otro. No obstante y siempre que sea posible, la carrera se cronometrará íntegramente al objeto de aplicar lo dispuesto en el artículo 42, artículo 50 párrafo primero y artículos 59 y 61 de este reglamento.

Art. 55.- Al salir la liebre, el soltador, con los galgos acollarados, correrá tras ella para engalgarlos hasta que el Juez dé la orden de suelta.

La distancia a que se soltarán los galgos, deberá llevarse a cabo en terreno lo más horizontal posible y fuera del sitio en que las plantaciones o accidentes del terreno dificulten a los galgos en su salida, siendo el Juez el encargado de dar la orden de soltar, la cual será inapelable.

Cuando se trata de tres Jueces de Campo, el encargado de dar la orden de suelta será el Juez que designe el Comisario.

Art. 56.- Si a causa de no salir liebre los galgos permanecieran cuarenta y cinco minutos en el collar automático, el Director de Carreras, llegado ese tiempo, ordenará la retirada del aparato de los mismos, a no ser que los propietarios deseen continuar. Caso de no continuar, tendrán un descanso mínimo de veinte minutos. Si continuaran en el collar por deseo expreso de los propietarios, deberán permanecer por fracciones de veinte minutos, pudiendo solicitar del Director de Carreras su retirada una vez finalizados los veinte minutos de cada fracción prorrogada.

El tiempo que cada collera deberá descansar, después de una carrera válida, será de treinta minutos. El descanso será de sesenta minutos cuando la duración de la carrera sea igual o superior a tres minutos. El descanso de una collera por falta de tiempo reglamentario será la mitad en minutos de los segundos de duración de dicha carrera nula.

Art. 57.- La finalización de la jornada estará determinada por el Director de Carreras, atendiendo a la visibilidad existente y previa consulta a jueces y comisarios. Asimismo, el Director de Carreras anunciará de viva voz la hora y el lugar donde se continuará la competición.
Si se tratase de la misma fase eliminatoria, se continuará ésta al día siguiente, salvo causas excepcionales de fuerza mayor. Si se tratase de otra fase eliminatoria deberá transcurrir al menos, un día completo solar, desde que terminó la anterior eliminatoria.

En ambos casos, podrá retrasarse, si fuera necesario las fechas previstas de sucesivas eliminatorias.

TÍTULO VI
De los actos posteriores a la carrera

CAPÍTULO I Decisión de la carrera

Art. 58.- A los efectos de puntuación o eliminación, las carreras se clasifican en nulas y válidas.

Art. 59.- Es carrera nula aquella en que el Juez único o Jueces no pueden emitir punto alguno, o pudiéndolo emitir no hay mayoría de pañuelos:

a) Por no haber marcado el tiempo reglamentario.

b) Por haber surgido un incidente al comienzo o durante el desarrollo de la carrera que impida un veredicto justo.
c) Por carecer de elementos de juicio suficientes que permitan juzgarla.

En los casos b) y c), si su duración es de 55 segundos o mas, podrán considerarse validas a los efectos de aplicar el artículo 42 de este reglamento.

Art. 60.- La carrera no podrá considerarse válida si su duración es inferior a 55 segundos.

Art. 61.- Cuando un galgo haya corrido 7 minutos o más de tiempo cronometrado ó 7 carreras, su propietario o representante podrá pedir el aplazamiento de la collera hasta el día siguiente.

No se considerará suelta, cuando no se engalgue la liebre por ninguno de los galgos y por lo tanto no será objeto de cronometración.

Art. 62.- El Juez de Campo deberá dar por terminada la carrera a la muerte de la liebre o cuando la liebre y los galgos entren en un terreno que, por su naturaleza o plantaciones, impida el desarrollo normal de la misma. En tal caso, el Juez o Jueces de Campo pararán sus caballos y alzarán la mano en señal de terminación de la carrera.

El Cronometrador limitará a este momento el cómputo de tiempo invertido, en caso de Juez único, siendo la mayoría la que lo determinará en caso de trío. No obstante, cuando por la circunstancias de la carrera, especialmente las condiciones del terreno, el Cronometrador considere que sólo uno de los Jueces está viendo la carrera y es el único que está en condiciones para ordenar su paralización, computará el tiempo de la carrera hasta que este Juez alce la mano, siempre que no haya sido paralizada con anterioridad por la mayoría de Jueces.

Art. 63.- Si saltara una liebre durante la carrera y sólo un galgo la persigue, la carrera sería nula si no han transcurrido 55 segundos hasta ese momento o válida, y por tanto puntuable, si dicho tiempo hubiera transcurrido.

Si saltara una liebre durante la carrera y los dos galgos la persiguiesen la carrera será:

• Nula. Si sumando la duración de las dos o más liebres no hubiesen transcurrido 55 segundos.

• Válida. Si sumando la duración de las dos o más liebres hubiesen transcurrido 55 segundos.

Los Jueces tendrán en cuenta lo sucedido en todas las liebres para dar su veredicto.

Si cuando los galgos matan la liebre o la pierden de vista y con total inmediatez, y siempre antes de entregar las tarjetas al comisario en el caso de trío de jueces o de haber sacado el pañuelo con el veredicto en el caso de juez único, saltase una liebre y los dos galgos la persiguen, el juez soltador dará la orden de continuar, juzgándose lo acontecido en las carreras y sumándose los tiempos cronometrados en todas ellas.

Art. 64.- Cuando uno de los galgos hace una carrera en solitario, por no haber visto liebre su contrario, la carrera será nula, no pudiendo engancharse nuevamente en traílla hasta que no haya transcurrido un mínimo de una hora. Igualmente se procederá si los galgos salieran con distinta liebre. En estos casos el veterinario recomendará el tiempo necesario de descanso.

Art. 65.- Cuando se escape un galgo o estando suelto se mezcle en la carrera que se está celebrando, la carrera será nula o puntuable según el criterio del juez único o Jueces de campo.

En el corredero única y exclusivamente permanecerán los galgos que hayan pasado reconocimiento veterinario esa jornada y los autorizados por el Director de Carreras.

Art. 66.- Cuando la persona autorizada por el Comisario para galopar la carrera, hicieran obstrucciones a la liebre o a los galgos durante una carrera, animen a los galgos mientras corren o perjudiquen la labor de los cargos técnicos participantes, los Jueces actuarán de la siguiente forma:

• En carrera inferior a 55 segundos amonestarán al galgo relacionado con el infractor.

• En carrera igual o superior a 55 segundos, amonestarán al galgo relacionado con el infractor, dándole el punto al galgo contrario.

En ambos casos, si el galgo contrario fuera objeto de amonestación o descalificación durante la carrera, ninguno de los dos obtendría puntuación favorable.

El Juez que amoneste a un galgo por este motivo lo comunicará al Comisario de la Carrera al entregar el volante, quien a su vez lo comunicará al Director de Carreras para hacerlo constar en las Actas.

Art. 67.- Si durante la carrera uno de los galgos sufre una lesión que por el daño producido le impida continuar la carrera, aún estando en la línea de visión de liebre, no se considerará parado a efectos de su descalificación.

En este caso la carrera será nula o válida, según el tiempo total de la misma. En caso de ser carrera válida el punto será para el otro galgo, salvo amonestación o descalificación de éste, en cuyo caso no será puntuada.

Únicamente el Veterinario oficial podrá dictaminar si el galgo afectado está en condiciones de continuar en competición o tiene que ser retirado.

Art. 68.- El Juez de campo, si por falta suficiente de apreciación no tuviera elementos de juicio para fallar una carrera, aunque ésta hubiera rebasado el tiempo, podrá considerarla nula, pero explicando al Comisario correspondiente los motivos en que se basa su anulación.

CAPÍTULO II
Bases de juicio para emitir el fallo

Art. 69.- Para apreciar el valor del esfuerzo realizado por cada galgo, el Juez hará un balance de puntos de acuerdo con la escala que se indica a continuación.

Art. 70.- Los puntos de la carrera se computarán en la siguiente forma:

a) Velocidad. Uno, dos o tres puntos, según el grado de velocidad.

b) Resistencia. Que se apreciará con uno, dos o tres puntos, según el grado de resistencia.

c) Pase. Tres puntos si se efectúa en línea recta o por derecho y cuatro si lo hace por el círculo exterior.

d) Alcance. De uno a dos puntos, teniendo en cuenta si la liebre corre en contra o a favor de querencia.

e) Guiñada. Medio punto cuando ésta obedezca a la presión del galgo; si ésta no existiera, no se puntuará.

f) Muerte. De cero a dos puntos, teniendo en cuenta si la liebre corre en contra o a favor de querencia y si la muerte se ha efectuado por derecho o ha sido o no consecuencia de una presión o alcance anterior del galgo contrario.
En la aplicación de esta escala, el Juez de Campo dispone de la máxima amplitud de facultades para valorar las circunstancias o incidencias de la carrera y la influencia de las mismas en la actuación de cada galgo.

Art. 71.- Para considerar el tiempo empleado en una carrera, el Cronometrador medirá su duración, dando cuenta rápidamente de si la carrera es válida al Juez o Jueces y del tiempo invertido en la misma al Comisario. A su vez, el Comisario correspondiente tomará el tiempo de duración de la carrera, en su misión inspectora. El Cronometrador en caso de duda consultará al Comisario.

Cuando en una carrera hayan transcurrido 55 segundos, el cronometrador lo hará saber al resto de cargos actuantes a la voz de ¡TIEMPO!

Art. 72.-

1.- Al terminar cada carrera, el Juez o Jueces expondrá su decisión, desplegando los pañuelos de la siguiente forma:

• Punto: Pañuelo blanco o rojo, según el galgo ganador, en la mano derecha.

• Empate: Pañuelo verde en la mano derecha.

• Nula: Pañuelo amarillo en la mano derecha.

• Punto a exento: Pañuelo rojo y blanco en la mano derecha.

• Amonestación: Pañuelo amarillo y negro, junto con pañuelo rojo o blanco, o rojo y blanco en la mano izquierda, y en la derecha pañuelo del color del galgo no amonestado. En caso de doble amonestación, sin pañuelo en mano derecha. Cuando se amonesta a un exento se llevará el pañuelo amarillo y negro junto con los pañuelos rojo y blanco en la mano izquierda.

• Descalificación: Pañuelo negro, junto con pañuelo rojo o blanco, o rojo y blanco en la mano izquierda, y en la derecha pañuelo del color del galgo no descalificado o, en su caso, pañuelo amarillo. En caso de doble descalificación, sin pañuelo en mano derecha. Cuando se descalifica a un exento se llevará el pañuelo negro junto al rojo y blanco en la mano izquierda.

En el caso de amonestación de un galgo y descalificación del otro, la amonestación irá en la mano derecha y la descalificación en la izquierda.

2.- Para el cómputo de pañuelos en las puntuaciones, amonestaciones o descalificaciones será necesaria la mayoría; de no darse mayoría se interpretará como diversidad de criterios.

3.- Los Jueces mantendrán desplegados los pañuelos hasta llegar a “la mano”.

Los Jueces de Campo actuantes en una carrera, desde la suelta hasta el despliegue de pañuelos, no utilizarán ningún tipo de comunicación entre ellos, ni recurrirán a ningún asesoramiento que no sea el del Cronometrador o el Comisario a los efectos del tiempo. Cuando la carrera se juzgue a Juez único podrá recabar información de sus adjuntos.

4.- No revocará o alterará su decisión, bajo ningún pretexto, después de haberla manifestado al
Comisario; pero no comunicará decisión alguna mientras no esté completamente convencido.

Art. 73.- Los procedimientos a seguir en la decisión serán los siguientes:

1º. En caso de trío de Jueces, entregarán al Comisario el volante con el fallo que estimen de la carrera, limitándose luego a una orden de dicho Comisario a sacar el pañuelo de su fallo y sanción, si ésta la hubiere, siendo el resultado por mayoría de pañuelos.

Cuando el Comisario se accidente durante la carrera, los Jueces sacarán sus pañuelos, sin entrega de volante a nadie, de la siguiente forma: el Juez soltador preguntará si los otros Jueces tienen tomada su decisión. Una vez que la respuesta sea afirmativa, los tres Jueces, separados convenientemente y de espaldas, unos con otros, de forma simultánea sacarán sus pañuelos con total inmediatez a la voz de “pañuelos” por el Juez soltador.

2º. En caso de Juez único, sacando simplemente el pañuelo correspondiente y llevarlo desplegado hacia “la mano”.

Art. 74.- El Comisario seguirá las carreras de forma que pueda apreciar y valorar el comportamiento de los cargos técnico-deportivos y de las personas autorizadas para recoger los galgos. No intervendrán en absoluto en la decisión de la carrera y su misión es ser la voz del Reglamento. Comunicará al Director de Carreras el detalle los pañuelos, el tiempo de la carrera y el comportamiento de los cargos técnicos actuantes.

Art. 75.- Si en una carrera, ya sea nula o valida, se comprueba que alguno de los galgos toma ventajas reiteradas en relación a la trayectoria marcada por la liebre o en alguno de sus lances, los jueces sancionarán al galgo con amonestación y el contrario ganaría la carrera si fuese valida en tiempo, siempre que a su vez no sea objeto de amonestación o descalificación.

Por ventajas se entiende no seguir lo mas aproximadamente posible la trayectoria marcada por la liebre o la espera abusiva para salir del lance con ventaja, cuando el galgo alcanza o guiña a la liebre. Si en la misma competición un galgo es amonestado por segunda vez, quedará eliminado.

Cuando un Juez amonesta a los dos galgos no está emitiendo punto alguno. Las amonestaciones existentes en las fases previas del Campeonato de España no computarán para la fase final.

Art. 76.- El galgo que se pare en el curso de la carrera, sin haber perdido de vista la liebre, será asimismo descalificado de la competición, salvo lo dispuesto en el art. 67 de este reglamento en caso de lesión.

No obstante, si uno o los dos galgos se detiene por aparición de un obstáculo de difícil superación (muro, vallas,…) o por la cercanía de un grupo de público, quedará a criterio de los jueces el considerarlo parado o no a efectos de su descalificación, atendiendo, entre otros criterios, a la dificultad real del obstáculo,

el griterío producido por el público o la distancia y forma en que se produce la detención. En este caso se aplicará lo dispuesto en el artículo 67 apartado segundo.

En todo caso, un galgo descalificado no tiene derecho a premio ni trofeo oficial alguno.

TÍTULO VII Disposiciones Finales

Art. 77.- La Federación Española de Galgos podrá dictar cuantas disposiciones, debidamente publicadas, considere necesarias para esclarecer o completar el presente Reglamento.

Art. 78.- Los Clubes Federados, los Deportistas, los Cargos Técnico-Deportivas y en general todas las personas físicas o jurídicas que estén federadas así como las personas que se integren dentro de la estructura orgánica de la Federación Española de Galgos, acatarán lo dispuesto en el presente Reglamento.

Art. 79.- Quedan derogadas las disposiciones que anteriormente hayan sido dictadas en cuanto se opongan al presente reglamento y sean de igual o menor rango.

Reglamento de Liebre Mecánica

Aquí puede descargar el reglamento → FEG-reglamento-carreras-galgo-liebre-mecanica

TITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º. Las carreras de galgos en campo con liebre mecánica de carácter oficial que se celebren en territorio español, deberán ser organizadas por personas, Sociedades o empresas incorporadas a la Federación Española de Galgos y sus Territoriales, verificándose en pistas que reúnan las condiciones exigidas en este Reglamento entre los galgos inscritos en el Libro Registro de Orígenes Federativo, que sean propiedad y estén preparados por persona con licencia federativa.

Artículo 2º. Los propietarios, entrenadores federados, sus ayudantes, mozos, entidades y personas organizadoras en su calidad de tal y en sus relaciones entre sí y con las diferentes Federaciones, no reconocen mas autoridad que la que se establece en los Estatutos, Reglamentos y en general, cuántas disposiciones emanen de la Federación Española de Galgos, sus Territoriales y sus superioridades.

Artículo 3º. Toda decisión tomada por la Federación Española o Territorial contra cualquiera de las personas enumeradas en el presente título, será notificada sin dilación a cada una de aquéllas a que se refiere y publicadas si se considera oportuno, surtiendo sus efectos tan pronto como lo determine la Federación Española o Territorial.

Las autoridades correspondientes harán mención en la cartilla de identidad de los galgos federados, de las decisiones adoptadas contra ellos y tanto éstas como las anteriormente citadas en relación con las personas, podrán ser publicadas y notificadas a las entidades del extranjero, cuyas atribuciones en los países respectivos correspondan a las que en España tiene la Federación Española de Galgos, a fin de que surtan los efectos correspondientes dentro del ámbito internacional.

TITULO II

ORGANOS TECNICOS

CAPITULO I

DEL COMITÉ NACIONAL DE COMPETICION

Artículo 4º. El Comité Nacional de Competición es un organismo técnico-jurídico deportivo y consultivo de la Federación, que, subordinado a la autoridad de la Junta Directiva de la Federación Española, resolverá con su enjuiciamiento y resolución cuántas cuestiones contenciosas y disciplinarias se produzcan en el curso de la vida federativa.

Artículo 5º. Para su enjuiciamiento, resolución y sanción de las infracciones que puedan producirse, se le atribuye autoridad dentro de los Reglamentos y justicia correspondiente.

Artículo 6º. Con respecto a su organización, número de miembros y funciones que desempeña, se estará a lo dispuesto en los Estatutos vigentes.

Artículo 7º. En cuanto a su funcionamiento, se regirá por el Régimen Disciplinario Deportivo vigente, el cual regula las faltas y su calificación, sanción y apelación de las mismas.

Artículo 8º. Las Federaciones Territoriales podrán crear sus respectivos Comités de
Competición, que ejercerán sus competencias dentro del ámbito Territorial.

CAPITULO II

DEL COMITÉ NACIONAL DE CARGOS TÉCNICO-DEPORTIVOS

Artículo 9º. El Comité Nacional de Cargos Técnico-deportivos es un organismo federativo que, subordinado a la autoridad de la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos, cuida de la inspección de los servicios de todos los cargos técnico-deportivos, velando por la justa interpretación de los Reglamentos y obligaciones de dichos cargos en sus actuaciones, como superior autoridad inmediata de ellos.

Dicho Comité tiene como funciones:

a) Someter a la Federación Española de Galgos, las normas de ingreso como cargos técnico- deportivos, a las personas que puedan bien solicitarlo, o que sean propuestas por los distintos estamentos federativos para estas actividades.

b) Cuidará de su reclutamiento y formación; expedirá, una vez demostrada su capacitación, las credenciales o título que la justifiquen.

c) Podrá proponer a la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos cuántas sugerencias estime convenientes para la mejor organización y desarrollo de su gestión.

d) Tendrá a su cargo el nombramiento de los cargos técnico-deportivos para toda clase de servicios técnicos que lo precisen, disponiendo libremente de los nombramientos aún para cuando de competiciones oficiales nacionales se tratase, más en este último caso, someterá la designación a la aprobación de la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos.

Artículo 10º. Con respecto a su organización, número de miembros y funciones que desempeñan, se estará a lo dispuesto en los Estatutos vigentes.

Artículo 11º. Las Federaciones Territoriales podrán crear sus respectivos Comités de Cargos
Técnico-deportivos que ejercerán sus competencias dentro del ámbito Territorial.

TITULO III

CARGOS TECNICO-DEPORTIVOS Y DE CONFIANZA FEDERATIVA

Artículo 12º. Las carreras en campo con liebre mecánica estarán controladas bajo la dirección técnico deportiva de los cargos siguientes nombrados por la Federación Española de Galgos.

1. Comisarios.
2. Director de carreras.
3. Juez de salida.
4. Juez de media pista.
5. Juez de llegada.
6. Veterinario.

También puede actuar un adjunto por cada uno de los cargos.

Aparte de estos cargos la Federación Española de Galgos, puede crear mas cargos técnico- deportivos por sí misma o a propuesta del Comité Nacional de Cargos Técnico-deportivos.

Es cargo de confianza federativa el conductor de la liebre mecánica.

A este cargo, la Federación podrá retirarle su confianza por hechos de su actuación que no se ajusten a lo dispuesto en los Estatutos, Reglamentos y disposiciones federativas.

CAPITULO I

DE LOS COMISARIOS

Artículo 13º. Son cargos técnico-deportivos de las Federaciones a las que representan y su misión consiste en hacer cumplir el Reglamento.

Artículo 14º. Será misión de los Comisarios:
a) Inspeccionar y cerciorarse del perfecto estado de la pista y funcionamiento de la liebre, etc.. b) Asesorar a la Federación Española de Galgos y proponer rectificaciones y mejoras en
beneficio del deporte.

c) Actuar en las reuniones que sean designados.

d) Dar el visto bueno a las actas levantadas por los directores de carreras, haciendo constar en ellas las observaciones que crea oportunas.

e) Podrá solicitar del resto de los cargos técnico-deportivos la explicación que desee en sus actuaciones durante la carrera celebrada.

f) Serán conjuntamente con el Director de carreras, el que resolverá el posible distanciamiento o sanción de un galgo, como así otras determinaciones por causa justificada.

g) Resolverá todas las incidencias deportivas amparándose en las disposiciones, Estatutos, Reglamentos y normas federativas que las competen.

h) El Comisario es el principal responsable de la perfecta ejecución de la competición para la que ha sido designado, ante la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos y en su caso, ante la Federación Territorial.

Artículo 15º. Los Comisarios se dividirán en: Nacionales y Territoriales, según el ámbito de sus competencias y servicios.

Artículo 16º. El nombramiento será en cuánto a los Comisarios Nacionales, hecho por el Comité Nacional de Cargos Técnico-deportivos. En cuánto a los Territoriales, serán hechos por las Federaciones correspondientes.

CAPITULO II

DE LOS DIRECTORES DE CARRERAS

Artículo 17º. Serán los encargados de la parte deportiva de las pruebas y responsables ante las
Federaciones y sus representantes.

En cada prueba habrá como mínimo un Director de carreras.

Habrá de estar federado y podrá ser nombrado por la Federación Territorial, trasladándolo a la
Federación Española de Galgos para su conocimiento.

Artículo 18º. Son misiones del Director de carreras:

a) Cuidar de que todo esté debidamente ordenado y en condiciones de funcionamiento.

b) Hacer cumplir las disposiciones y los Reglamentos federativos coadyuvando con los
Comisarios y dando cuenta a éstos, como superiores de cualquier incidencia.

c) Cooperará al buen orden y regularidad de las carreras desempeñando todas las funciones que le encomienden los Comisarios Nacionales y Territoriales.

d) Hará la clasificación de los galgos.

e) Determinará los galgos entre los inscritos que estén calificados para la carrera, hayan de participar en ella, así como también los nombres de los suplentes, el número de salida por sorteo, de acuerdo con los reglamentos y normas federativas.

f) Los Directores de carreras son responsables ante los diversos organismos federativos de la desigual probabilidad que hayan demostrado los participantes en una carrera a seleccionar.

g) Levantará acta de las reuniones en que ha actuado, haciendo en ella constar los resultados e incidencias.

h) Conjuntamente con el Comisario, resolverá al terminar la carrera y haciéndolo constar en acta el retraso, distanciamiento o sanción de un galgo, como así, otras determinaciones por causas justificadas.

CAPITULO III

DEL JUEZ DE SALIDA

Artículo 19º. Es el responsable de la perfecta ejecución de la salida en cada carrera.

Artículo 20º. El Juez de salida puede ser nombrado por la Federación Territorial correspondiente, que dará traslado a la Federación Española de Galgos para su conocimiento.

Artículo 21º. El cargo de Juez de salida puede desempeñarle cualquier cargo técnico-deportivo.

Artículo 22º. Son misiones del Juez de salida:

a) Debe comprobar que las manteletas están en perfectas condiciones y ajustadas lo necesario. b) Acompañará a los galgos a la salida.
c) Que cada galgo ocupe el lugar correspondiente a su número, vigilando si los galgos quedan bien situados para efectuar la carrera.

d) Dar por válida o anular la salida.

e) Observar con responsabilidad que la salida de los galgos sea normal, como así el desarrollo de la carrera y sus incidencias, sujetándose en todo a los Reglamentos y normas federativas.

f) Poner en conocimiento del Director de carreras las anormalidades observadas.

CAPITULO IV

DEL JUEZ DE MEDIA PISTA

Artículo 23º. Es el responsable de cualquier incidente en el transcurso de la carrera.

Artículo 24º. El Juez de media pista puede ser nombrado por la Federación Territorial correspondiente que dará traslado a la Federación Española de Galgos para su conocimiento.

Artículo 25º. Son misiones del Juez de media pista:

a) Observar en cada una de las carreras cualquier irregularidad por media pista, si algún galgo muerde, achucha o se cruza entorpeciendo la carrera en línea recta de otro galgo participante.

b) Poner en conocimiento del Director de carreras las anormalidades observadas.

CAPITULO V

DEL JUEZ DE LLEGADA

Artículo 26º. El Juez de llegada es el responsable de determinar el exacto orden de los galgos a su paso por meta y sus decisiones son inapelables.

Artículo 27º. El Juez de llegada puede ser nombrado por la Federación Territorial correspondiente, que dará traslado a la Federación Española de Galgos para su conocimiento.

Artículo 28º. Son misiones del Juez de llegada:

a) Anotar los galgos en el orden por el cual pasan la meta, así como la distancia entre los que hayan terminado la carrera, tomando como unidad un cuerpo de galgos y sus fracciones.

b) Cuando tuviera alguna duda sobre el resultado de la carrera, considerará para todos los efectos empatados los galgos entre los cuales exista, a juicio del Juez de llegada.

c) Observar con responsabilidad el desarrollo de la carrera y sus incidencias, sujetándose en todo a los Reglamentos y normas federativas.

d) Dará cuenta al Director de carreras de las anormalidades observadas.

CAPITULO VI

DE LOS VETERINARIOS

Artículo 29º. El Veterinario será el responsable del perfecto estado físico de los galgos participantes en una carrera.

Las resoluciones que emita en el desempeño de sus funciones son inapelables.

Artículo 30º. El Veterinario oficial habrá de estar federado y será nombrado por la Federación
Territorial correspondiente, trasladándolo a la Federación Española de Galgos para su conocimiento.

Artículo 31º. Son misiones del Veterinario:

a) Revisar a los galgos participantes.

b) Diagnosticar sobre la retirada de un galgo en carrera por enfermedad o lesión, o demás que compete a su cargo.

c) Asistirá a los galgos que requieran su asistencia por lesión o anormalidades físicas, siempre que hayan sido durante su traslado a las pruebas, o durante su participación en las mismas.

d) Hará constar en el acta de la reunión las incidencias que le competan.

e) Emitirá certificados de la lesión o enfermedad siempre que le sean requeridos por las
Federaciones.

CAPITULO VII

CARGOS DE CONFIANZA FEDERATIVA

Artículo 32º. El cargo de conductor de la liebre será nombrado por la Federación Territorial correspondiente.

Artículo 33º. El conductor de la liebre mantendrá en condiciones los aparatos de conducción normal de la liebre, con tiempo suficiente antes de la celebración de las pruebas oficiales o de ensayo, encontrándose a las órdenes del Director de carreras o del Comisario.

CAPITULO VIII

DISPOSICIONES GENERALES SOBRE LOS CARGOS TECNICO-DEPORTIVOS Y DE CONFIANZA FEDERATIVA

Artículo 34º. La designación de los cargos técnico-deportivos para actuar en una o más reuniones de carreras públicas o competición, se hará por el Comité Nacional de Cargos Técnico- deportivos y el número de reuniones o carreras que acuerde a cada cargo y en cada prueba, teniendo la obligación de presenciar todas y cada una de las carreras de la reunión o competición para la que ha sido designado.

Artículo 35º. Es imprescindible a toda persona que solicite ser examinada para ejercer un cargo técnico-deportivo el haber cumplido las normas establecidas por la Federación Española de Galgos, sus Territoriales y sus Comités de Cargos Técnico-deportivos y ser mayor de edad.

Artículo 36º. El Director de carreras estará en el lugar donde se celebren las pruebas, por lo menos una hora antes de la anunciada para el comienzo de la reunión. Los demás cargos técnicos, estarán en sus puestos con media hora de antelación al comienzo de la reunión. La no presentación con la anticipación reglamentaria dará lugar a la sustitución, que será designada por el Director de carreras.

Artículo 37º. Cualquier designación para actuar en un cargo accidentalmente podrá recaer en persona que ostente un cargo técnico-deportivo.

Artículo 38º. Los adjuntos lo pueden ser de cualquier cargo de los mencionados y cuando actúen tendrán sus mismas responsabilidades y obligaciones, con las incompatibilidades que figuren en este Reglamento.

Artículo 39º. Todos los cargos técnicos y de confianza deberán denunciar todo caso de soborno o intento del mismo de que tuviera noticia a la Federación correspondiente, pero cuando por la urgencia del caso no tuviera tiempo de hacerlo, podrán comunicarlo a la autoridad federativa que se halle más próxima, estándoles prohibido comentarlo, ni antes ni después de hecha la denuncia, como no sean requeridos oficialmente por las autoridades deportivas. La contravención de lo expuesto podrá ser motivo de sanción.

Artículo 40º. Queda prohibido a los cargos técnico-deportivos o de confianza federativa en activo, tener por si parte o la totalidad en la propiedad de un galgo inscrito en el Libro Registro federativo.

Están excluidos de esta prohibición los cargos técnico-deportivos o de confianza, que desarrollen su actividad en entidades registradas como asociaciones deportivas o particularmente, sin ánimo de lucro.

Artículo 41º. Queda terminantemente prohibido a los cargos técnicos y de confianza intervenir en la publicación de noticias desmoralizadoras para el público, fomentar antagonismos personales entre entidades organizadoras, tergiversar propósitos y conceptos y en general cuánto pueda debilitar y entorpecer la buena marcha del deporte.

Artículo 42º. Queda prohibido a los cargos técnicos y de confianza dar toda noticia-pronóstico sobre los participantes o sobre los resultados de una carrera.

Artículo 43º. Las personas o entidades organizadoras podrán elevar denuncia contra cualquiera de los cargos técnico-deportivos, razonando debidamente a la Federación Territorial correspondiente, y ésta trasladarla a la superioridad inmediata debidamente informada.

Artículo 44º. En caso de necesidad o ausencia de cualquier cargo técnico-deportivo para una reunión de carreras y por disposición federativa, las sustituciones podrán ser como sigue o pudiendo desempeñar una persona dos cargos:

a) Que un Comisario Nacional y Territorial pueden actuar además, en cualquier cargo menos el de Veterinario.

b) Que un director de carreras puede actuar además, en cualquier cargo menos el de Comisario y Veterinario.

c) El Veterinario no puede sustituir ni ser sustituido a no ser por persona con igual título facultativo y federado.

Todos los cargos ocuparán sus puestos una vez que el Juez de salida dé la orden de retirar los galgos de su exposición al público y sean conducidos a la salida.

TITULO IV

DE LAS PERSONAS Y ENTIDADES ORGANIZADORAS

CAPITULO I PROPIETARIOS Y PREPARADORES
Artículo 45º. Las personas que quieran ser propietarios o preparadores federados de galgos, que tomen parte en las carreras de galgos en campo con liebre mecánica, deberán solicitarlo por escrito a la Federación correspondiente.

Artículo 46º. Las condiciones para solicitar el título de propietario o preparador de galgos federados son:

1. Ser mayor de edad si se trata de persona individual o su representante si se trata de persona asociada. Los menores de edad podrán tener licencia federativa siempre que dispongan de la autorización de sus padres.

2. Para el título de propietario, ser dueño de un galgo o cachorro inscrito en el Libro Registro federativo.

3. Ser presentado o avalado por la entidad organizadora donde actúe su galgo y por la
Federación Territorial correspondiente a su demarcación.

4. La Federación Española de Galgos podrá excepcionalmente, expedir directamente licencias de propietario o preparador a las personas que por circunstancias anómalas no puedan ser presentadas o avaladas por la entidad organizadora o Federación Territorial.

Artículo 47º. Las instancias solicitando el título de propietario, preparador o persona asociada especificarán:

1. Nombre, nacionalidad, edad, profesión, estado y residencia del peticionario si es persona individual o de cada uno de los interesados si se trata de propietario persona asociada.

2. Número y nombre de los galgos de su propiedad o a su cuidado y sitio de emplazamiento. A estas instancias se acompañarán:
1. En caso de tratarse de propietario persona colectiva, contrato de asociación.

2. Para la licencia de propietario, certificado de propiedad de un galgo inscrito en el Libro de Orígenes federativo de la Federación Española de Galgos, o número en el Libro Registro de galgos o cachorros.

3. Para la licencia de preparador, declaración del propietario de los galgos que cede en preparación al solicitante.

4. En caso de que el solicitante sea menor de edad, se adjuntará a todo lo anterior, la autorización paterna.

Artículo 48º. Todo propietario federado podrá proponer un representante con sus mismos derechos y obligaciones en el tiempo que la represente.

Artículo 49º. En el caso de propietario persona colectiva, en el contrato de la asociación, para que tenga validez deportiva, deberá ser visado por la entidad organizadora donde actúe su galgo y por la Federación Territorial correspondiente a su demarcación.

Artículo 50º. La Federación Territorial o Española, si le fuese necesario, podrá recabar información de los propietarios y preparadores, sobre el lugar de emplazamiento de los galgos, su número, nombre y relación nominal de las altas y bajas de los galgos que tengan a su cuidado.

Artículo 51º. Las Federaciones Española y Territoriales podrán realizar u ordenar visitas de inspección a las cuadras o perreras permanentes de todos los propietarios y preparadores federados.

Artículo 52º. Los títulos de propietarios o preparadores federados dan derecho a libre acceso al recinto reservado para ellos durante los entrenamientos, clasificaciones o revisiones de los galgos.

Artículo 53º. El título de propietario y preparador federado devengará unos derechos federativos anuales que fijará la Federación Española de Galgos.

Artículo 54º. Los títulos de propietarios y preparadores federados son personales e intransferibles, siendo compatibles entre sí. Estos títulos tendrán una validez anual.

Artículo 55º. Los propietarios y preparadores federados en su calidad de tales y en sus relaciones con los organismos federativos y entidades organizadoras, no reconocen más autoridad que la que se establece en los Reglamentos y disposiciones de la Federación Española de Galgos, sus Territoriales y sus organismos superiores e inferiores.

Artículo 56º. Se pierde la calidad de propietario o preparador federado por disposición de la Federación Española de Galgos, previo informe de la Federación Territorial correspondiente o Comité Nacional de Competición.

CAPITULO II

PERSONAS Y ENTIDADES ORGANIZADORAS SU FUNCIONAMIENTO Y ORGANIZACION

Artículo 57º. Las carreras de galgos en campo con liebre mecánica que se celebren dentro del territorio español, estarán a cargo de personas y entidades organizadoras que, con el carácter de federadas a la Federación Española de Galgos, estén sujetas a la autoridad de dicha Federación, sus Territoriales y sus organismos superiores e inferiores.

Artículo 58º. Las personas y entidades organizadoras que dentro del territorio español traten de dedicarse a la organización de carreras de galgos en campo con liebre mecánica, deberán solicitarlo por escrito a la Federación Española de Galgos, a los efectos deportivos por conducto y con informe de la Federación Territorial correspondiente, si la hubiera o, caso contrario, directamente de la Federación Española de Galgos, la que en cualquiera de los casos citados lo comunicará a su superioridad.

Artículo 59º. Las personas y entidades organizadoras deberán de orientar su actuación dentro de las normas que dicte la Federación Española, sus Territoriales y sus órganos federativos galgueros y la superioridad.

Artículo 60º. Las instancias solicitando la inscripción en la Federación Española de Galgos, especificarán:

1º. Domicilio de la persona o entidad organizadora.

2º. Nombre, nacionalidad de la persona o personas que presentan la solicitud.

3º. Medios económicos con que cuenta para acometer la organización.

4º. Que se encuentre en el disfrute de terrenos y demás elementos precisos para la práctica del deporte que se propone de acuerdo con las disposiciones gubernativas y federativas.

5º. Compromiso de sujetarse a los Estatutos, Reglamentos y cuántas disposiciones emanen de las respectivas Federaciones Territoriales, Federación Española de Galgos y de su superioridad en torno al mejoramiento de la raza galguera y a la organización técnica de las carreras de galgos en campo con liebre mecánica.

Artículo 61º. A las instancias se acompañarán cuántos documentos estime oportuno la correspondiente Federación como justificación de las condiciones exigidas.

Artículo 62º. La persona o entidad organizadora responderá del pago de cuotas, tasas, derechos y sanciones federativas, así como de los premios a los propietarios y cuántas cantidades especifiquen las disposiciones y Reglamentos.

Artículo 63º. Las licencias de actuación de las personas y entidades organizadoras serán personales e intransferibles.

La concesión de esta licencia deportiva, no evita el requisito de la licencia gubernativa y demás correspondientes al espectáculo.

Artículo 64º. La autoridad de la Federación Española de Galgos, las Territoriales y sus órganos federativos galgueros, se extiende al terreno e instalaciones de una persona o entidad organizadora.

Artículo 65º. En consecuencia del artículo anterior, dichos superiores organismos y sus órganos federativos dispondrán de ellos cuando crean conveniente para la organización de competiciones y torneos que reglamentariamente estén a su cargo.

Artículo 66º. Las personas y entidades organizadoras comunicarán al superior organismo federativo calendario, premios, etc., de las pruebas deportivas a celebrar.

Artículo 67º. Los miembros de la Federación Española, de su Superioridad y de sus
Federaciones Territoriales, tendrán libre acceso a todas las dependencias de los terrenos federados.

Artículo 68º. La Federación Española de Galgos, por medio de sus Federaciones Territoriales y
Comisarios respectivos fiscalizará la aplicación de Reglamentos y obligaciones deportivas.

CAPITULO III CONDICIONES TECNICAS DE LAS PISTAS
Artículo 69º. Todas las instalaciones, además de cumplir las normas federativas, habrán de reunir las deportivas siguientes:

1. La pista será limpia y uniforme.

2. Su anchura será de un mínimo de seis metros.

3. La longitud será de un mínimo de 300 metros y un máximo de 800 metros.

4. La meta deberá ser visible al público, reservándose un lugar para el Juez de llegada.

5. Desde la meta de llegada hasta el lugar donde desaparece la liebre, habrá una distancia mínima de 20 metros.

6. Los accesorios de funcionamiento de la liebre mecánica estarán en perfecto estado de funcionamiento.

7. La liebre será en su medida y formas, una fiel imitación de la liebre real.

Artículo 70º. La Federación Territorial o Española por medio del Comisario, efectuará una inspección general de las instalaciones, comprobando que todo se encuentra en perfecto estado de funcionamiento para el buen desarrollo de la prueba.

TITULO V

DEL REGISTRO FEDERATIVO

Artículo 71º. Es la oficina donde se computarán todos los datos que se derivan de los diferentes documentos oficiales dictados por las autoridades federativas para el mejor desenvolvimiento y promoción del deporte galguero.

Los actos jurídicos que en él se contienen, son los que a continuación se especifican.

CAPITULO I NOTIFICACIONES DE CUBRICION
Artículo 72º. Es el documento por el cual se notifica a la Federación correspondiente la monta efectuada.

Artículo 73º. Se notificará a la Federación correspondiente en el plazo máximo de treinta días. Se hará por triplicado en los impresos oficiales, firmados por los propietarios del semental y la reproductora.

Artículo 74º. La Federación Territorial podrá enviar un representante a presenciar la cubrición que levantará acta al dorso de las notificaciones firmadas por él y por los interesados.

Artículo 75º. La Federación Territorial remitirá las notificaciones de cubrición a la Federación Española de Galgos en un plazo máximo de cinco días para su registro, devolviéndose el duplicado y triplicado a la Federación Territorial y al propietario de la reproductora, respectivamente.

Artículo 76º. Queda prohibido el efectuar montas a los sementales mientras no hayan transcurrido veinticuatro horas desde su última actuación en carreras o entrenamientos. Igualmente queda prohibido su actuación en carreras oficiales, mientras no hayan transcurrido cuarenta y ocho horas desde su última cubrición.

CAPITULO II DECLARACIONES DE NACIMIENTO
Artículo 77º. Declaración de nacimiento es la comunicación a la Federación Española de Galgos del nacimiento de los cachorros a los efectos de su inscripción en el Libro Registro correspondiente.

Artículo 78º. Al propietario de la reproductora se le considerará propietario a su vez de los productos.

Artículo 79º. Las declaraciones de nacimiento se enviarán como máximo a los treinta días del nacimiento de los productos a la Federación Territorial correspondiente por triplicado, detallando todos los datos en los impresos oficiales y firmados por el propietario de la reproductora.

Artículo 80º. Una vez aprobada la declaración de nacimiento por la Federación Territorial se remitirá a la Federación Española de Galgos para su inscripción en el Libro Registro de Cachorros, que devolverá el duplicado y triplicado a la Federación Territorial y al propietario de la reproductora, respectivamente.

Artículo 81º. Caso de cesión por parte del propietario de uno o más cachorros se hará constar en la declaración de nacimiento el nombre y domicilio de la persona a quien se ceda.

CAPITULO III

RATIFICACIONES DE NACIMIENTO Y MARCAJE DE CACHORROS

Artículo 82º. Los marcajes de cachorros se efectuarán en la oreja derecha entre los dos y cuatro meses de edad y en la oreja izquierda entre los nueve y once meses.

Artículo 83º. El delegado de marcajes una vez efectuados los mismos, lo notificará por triplicado en los impresos oficiales a su Federación Territorial correspondiente en un plazo máximo de quince días, haciendo constar los tatuajes realizados, ratificando las características de los cachorros y las bajas por muerte si las hubiere.

Artículo 84º. Una vez en poder de la Federación Territorial las ratificaciones las remitirá a la Federación Española para su registro correspondiente devolviendo ésta el duplicado y triplicado a la Federación Territorial y al propietario de la reproductora, respectivamente.

CAPITULO IV

INSCRIPCION EN EL LIBRO REGISTRO FEDERATIVO

Artículo 85º. Esta inscripción se efectuará después de haber cumplido el cachorro los doce meses de edad.

Artículo 86º. La solicitud de inscripción del galgo en el Libro Registro de Orígenes federativo se hará por medio del original correspondiente, tramitado a la Federación Territorial de su demarcación con propuesta de dos nombres como mínimo.

Artículo 87º. Una vez constatada por la Federación Territorial, la enviará sellada y firmada a la
Federación Española de Galgos para su inscripción en el Libro Registro Federativa.

Artículo 88º. Una vez inscrito un galgo en el Libro de Registro federativo únicamente se podrá cambiar el nombre, por causa debidamente justificada. Aceptado por la Federación el nuevo nombre, se dará publicidad del mismo en el programa oficial de carreras. En la cartilla de identidad y de carreras, constarán ambos nombres.

CAPITULO V

CONTRATO DEPORTIVO DE VENTA

Artículo 89º. Se efectuará cuando se realice el traspaso de propiedad deportiva de cachorro o galgo, para que sea registrado este traspaso oficialmente.

Artículo 90º. Se notificará por medio de contrato en los impresos que a estos efectos tiene la Federación Española de Galgos y se suscribirán por los interesados por triplicado y habrá de ser aprobado por las Federaciones Territoriales.

Artículo 91º. Los contratos una vez n poder de la Federación Española de Galgos para su registro s devolverá el duplicado y el triplicado a la Federación Territorial y al nuevo propietario sirviéndole éste documento de certificado de propiedad.

Artículo 92º. Una vez registrados los contratos correspondientes en la Federación Española de Galgos, no reconocerá más propietario, a todos los efectos, que el que figure como tal en la actualidad en el Registro de dicha Federación desde la fecha de entrada en esta última.

CAPITULO VI CONTRATO DE ASOCIACION
Artículo 93º. Los contratos de asociación se efectuarán cuando un producto tenga dos o más propietarios.

Artículo 94º. Los contratos de asociación se suscribirán por triplicado, teniendo que ser aprobados por las Federaciones Territoriales correspondientes y cada galgo o cachorro necesita su tramitación del documento por separado.

Artículo 95º. Las tramitaciones de los contratos de asociación seguirán el mismo procedimiento que los contratos de venta.

CAPITULO VII

CARTILLA DE IDENTIDAD Y CARRERAS

Artículo 96º. Esta cartilla es la ficha auténtica del galgo, en la que se va haciendo constar sus actuaciones, incidencias y premios en carrera.

Artículo 97º. Será documento indispensable para actuar en cualquier clase de carreras, serán cumplimentados todos sus datos y firmada por el Director de carreras de donde vaya a actuar por primera vez el galgo y remitida a la Federación Territorial correspondiente.

Artículo 98º. Dicha cartilla será presentada junto con un impreso federativo suscrito y cumplimentado por el propietario y si dicha cartilla es de conformidad de la Federación Territorial, ésta autorizará provisionalmente el impreso para la actuación del galgo. Procediendo la Federación Territorial a la remisión de la cartilla a la Federación Española para su tramitación.

Artículo 99º. En dichas cartillas se irá haciendo el asiento correspondiente de las clasificaciones y actuaciones en carreras de los galgos y firmadas por el Director de carreras de la reunión.

Artículo 100º. Se hará constar en la casilla destinada a observaciones las anormalidades que merecen medidas de competición, así como las actuaciones en premios, copas, campeonatos, etc.. y también competiciones extraordinarias y ordinarias, oficiales y locales.

Artículo 101º. Cuando sean necesarias segundas cartillas para continuar asentando las actuaciones del galgo, se seguirá el mismo procedimiento de actuación que en las primeras.

Artículo 102º. Un galgo no puede actuar mientras su cartilla de identidad no se encuentre en poder del Director de carreras de la prueba correspondiente, a no ser que fuera de nueva inscripción y tuviera la autorización provisional a que se refiere el artículo 95º.

Artículo 103º. Una vez concluida la prueba, la cartilla de identidad de un galgo, será entregada a su propietario después de hacer constar en ella su actuación.

Artículo 104º. Queda prohibido cualquier clase de manipulación en las cartillas, ya que todos los asientos en la misma deben ser efectuados por el Director de carreras o persona designada por él.

CAPITULO VIII

CERTIFICADO FEDERATIVO DE UN GALGO

Artículo 105º. Es el que extiende la Federación Española de Galgos cuando un producto está registrado como tal en el Libro de Registro federativo. Se hará a solicitud del propietario del galgo.

CAPITULO IX CERTIFICADO DE ORIGEN EXTRANJERO
Artículo 106º. Es el extendido por la autoridad galguera del país de procedencia que se depositará en la Federación Española de Galgos para su inscripción en España.

Artículo 107º. Para la actuación de cualquier producto importado en España es imprescindible la aportación del certificado de origen o la cartilla de identidad del país de procedencia, si esto no fuera presentado se les considerará a todos los efectos como de procedencia ignorada.

TITULO VI

ACTOS ANTERIORES A LA CARRERA

CAPITULO I CLASIFICACIONES A LOS GALGOS
Artículo 108º. A los galgos se les clasificará en dos categorías, según actúen en carreras de velocidad o resistencia y de acuerdo con las tablas oficiales de distancias.

Artículo 109º. Para clasificar a los galgos en una de las dos categorías, se hará dentro de la distancia base de una de las categorías en la pista en que se realicen las pruebas. Una vez clasificados en una distancia, no podrán cambiarse a la otra.

Artículo 110º. Las clasificaciones de los galgos se harán por el Director de carreras o su adjunto con plena responsabilidad. A las clasificaciones podrán asistir miembros de las Federaciones Territoriales correspondientes, los cuales darán cuenta de toda irregularidad que en aquellas se produzcan.

Antes de actuar deberán ser identificados por el Director de carreras y si lo considerara necesario a solicitud de éste por el Veterinario oficial.

Artículo 111º. Ningún galgo podrá ser sometido a clasificación hasta que hayan transcurrido catorce meses desde su nacimiento.

Artículo 112º. Los tiempos de las pruebas oficiales son precisamente los tomados por el Director de carreras o su adjunto en las pruebas que con tal carácter oficial se celebren en cada pista.

Artículo 113º. Se hará constar en las actas correspondientes y cartillas de actuaciones los galgos después de clasificados, fechas de clasificación, como en una carrera oficial, como así mismo, en dichas cartillas y actas las anormalidades cometidas por ellos.

CAPITULO II

DEL PROGRAMA, INSCRIPCIONES Y MATRICULAS

Artículo 114º. Las condiciones generales de los programas que hayan de celebrarse, no se podrán oponer a las disposiciones del presente Reglamento.

Artículo 115º. Matrícula es la cantidad que puede ser fijada, para que un galgo pueda tomar parte en la carrera para la que ha sido inscrito.

Artículo 116º. Si se quiere admitir en una carrera, indistintamente galgos de todas las sangres y de cualquier país se empleará la fórmula “para toda clase de galgos”. Si se trata de excluir los galgos importados se dirá “nacidos y criados en España”.

La Federación Española de Galgos y sus Territoriales, dictarán normas siempre bajo las bases de favorecer a los galgos nacidos y criados en España.

Si en alguna carrera, premio o competición se quiere poner ciertas condiciones respecto a edad, sangre, sexo, etc.., se expresará taxativamente.

Artículo 117º. Cuando las condiciones de la carrera excluyan al galgo que haya corrido o ganado en el año, se entiende que es desde el uno de enero anterior a la carrera anunciada.

Artículo 118º. En las competiciones oficiales, en su primera eliminatoria, deberán comenzar como mínimo con cuatro galgos por carrera.

Artículo 119º. El Director de carreras determinará entre los galgos inscritos y calificados los que hayan de tomar parte en la carrera por selección o sorteo, según convenga a los organizadores y efectuará el sorteo de los números de salida o no de los galgos y las ventajas correspondientes en las carreras de esta especialidad los fijará con toda equidad.

Artículo 120º. Respecto a las hembras, queda prohibido la inscripción y actuación en carreras de aquéllas que por su estado de celo y temperatura se salgan de lo normal mientras no sean dadas de alta para las carreras por el Veterinario oficial. Igualmente queda prohibida la actuación en carreras públicas de aquéllas reproductoras que su estado de preñez estén en mas de treinta días; también queda prohibida la actuación de hembras que habiendo parido no hayan sido dadas de alta por el Veterinario oficial, como mínimo a los treinta días del parto.

Artículo 121º. Para que un galgo esté calificado para una carrera, es necesario que reúna las condiciones exigidas al hacer la inscripción y no las haya perdido en el momento de verificarse la carrera.

Se exceptúa el caso de competiciones o premios que se corran con final y entonces, aunque un galgo perdiese su condición de calificado durante las pruebas, si se encuentra clasificado, continuarán disputándola hasta que sea eliminado en la competición o premio.

Artículo 122º. El propietario del galgo, su representante, preparador o en todo caso la persona expresamente autorizada son los únicos que podrán efectuar las inscripciones de los galgos.

Artículo 123º. Las inscripciones se harán en el sitio y fecha que marque el programa. Toda inscripción recibida después de la hora marcada es nula.

Artículo 124º. Las bases de cualquier competición o premio deberán ser aprobadas por la
Federación Territorial y comunicadas a la Federación Española para su ratificación, en su caso.

Artículo 125º. Todo propietario que sin justificación retire un galgo después de confeccionado el programa, podrá ser sancionado. Si la retirada la justificara con certificado facultativo, este habrá de ser aprobado por el Veterinario oficial, sin cuyo requisito se considerará aquel como no presentado.

En los casos previstos en el párrafo anterior el Director de carreras puede cubrir las vacantes con otros galgos inscritos y calificados que hayan sido anunciados previamente como suplentes, así como alterar el orden del programa durante el espectáculo, previa autorización del Comisario Territorial correspondiente, para la buena marcha de la reunión y haciéndolo saber con antelación pública.

Artículo 126º. Todo premio que no haya sido corrido en la distancia anunciada en el programa o que no haya podido terminarse por un entorpecimiento de la liebre, etc.., puede ser corrido el mismo día o, si no, anulado, a excepción de las competiciones oficiales, que pueden retrasarse. En el caso de

anulación, las matrículas serán reembolsadas a los propietarios. Para que un galgo se considere ganador, hace falta que haya cumplido las condiciones del premio, aún en el caso de que ningún concurrente se haya presentado.

Artículo 127º. Cualquier competición oficial, señalada para celebrar en fecha determinada podrá ser suspendida, aplazada o trasladada por la autoridad correspondiente.

Artículo 128º. Una vez finalizada la carrera o al finalizar la reunión, los galgos que hayan participado, podrán ser examinados por el Veterinario oficial, si así lo cree conveniente el Comisario o el Director de carreras. Pudiendo ser sometidos al control antidoping.

CAPITULO III

CAMPEONATOS Y COMPETICIONES OFICIALES Y LOCALES

Artículo 129º. De los campeonatos y competiciones oficiales corresponde su organización a las Federaciones respectivas y de los locales, bien sean premios, copas, etc.., a la persona o entidad organizadora.

Artículo 130º. Los campeonatos y competiciones oficiales se harán públicas por lo menos quince días antes de su celebración.

Artículo 131º. Para los campeonatos, además de las condiciones establecidas para cada prueba, sólo podrán actuar los galgos que estuvieran inscritos en el Libro Registro federativo.

En cuánto a los importados, el certificado de origen de su país les servirá de documento para que, de acuerdo con las condiciones de las pruebas, puedan o no actuar en competiciones oficiales.

Artículo 132º. Las carreras podrán ser: internacionales, interautonómicas, nacionales, de Comunidades Autónomas y locales. Unas bases regularán las condiciones de la prueba, no oponiéndose a los Reglamentos y disposiciones reglamentarias y habrán de ser aprobadas por la Federación correspondiente.

Artículo 133º. Cuando para un campeonato, competición oficial, local, etc.., se encontraran calificados o clasificados más de un galgo de un propietario o Federación, antes de sortear las primeras eliminatorias se tendrá en cuenta que, a ser posible, no corran en la misma carrera los de la misma representación, repartiéndolos, según las bases de la prueba, a ser posible, entre las eliminatorias que hubieran de correrse inicialmente.

Artículo 134º. En todos los campeonatos, competiciones oficiales, locales etc.., actuarán de suplentes, los restantes mejor clasificados o calificados, según corresponda; es decir, que si en los cuartos de final fuese retirado alguno de los galgos de cualquiera de sus tandas, los sustituirán los suplentes anunciados, que serán los que al sorteo de la prueba se les designó un orden por su mejor calificación; si en las semifinales fuera retirado algún galgo de cualquiera de sus tandas, le sustituirá el siguiente clasificado con derecho en su tanda de cuartos de final; si el retirado lo fuera en la final, será sustituido por el siguiente clasificado con derecho en su tanda de semifinal. En el caso de que no pudiera ser sustituido un galgo por el siguiente, lo será por el subsiguiente, etc.., y así sucesivamente, pero siempre por los de su tanda, aunque tuviese que ser retirado de otras carreras que no sean de la competición de que se trate y se corra en la misma reunión o incluso aunque tenga que ser retirado de la consolación de dicha prueba.

En el caso de que fuera necesario efectuar sustituciones en la consolación, éstas serán hechas por el siguiente o subsiguiente, etc.., de la tanda de cuartos de final en la que participó el galgo a sustituir.

CAPITULO IV PREMIOS
Artículo 135º. Son las cantidades de dinero en metálico, que fijarán las Sociedades organizadoras para las carreras ordinarias o competiciones locales y las Federaciones Territoriales y la Federación Española de Galgos para competiciones oficiales. Estas cantidades serán destinadas a los galgos participantes, según las posiciones conseguidas en la carrera.

Artículo 136º. El primer premio será dado al galgo ganador, el segundo, al que llegue en segundo lugar, y así sucesivamente, siempre que ninguno de ellos haya sido distanciado o descalificado, en cuyo caso el posterior inmediato ganará el premio si no hubiera sido sancionado.

Artículo 137º. Si en una carrera dos o más galgos empataran en su llegada a la meta se repartirá el importe del premio o premios correspondientes por partes iguales; si se tratase de un objeto de arte, no se celebrará desempate a no ser que los propietarios lo soliciten a la Federación correspondiente y ésta lo apruebe, o bien lo disponga la Federación sin ser solicitado.

Artículo 138º. Los galgos que empaten para el primer premio de una carrera se considerarán ambos ganadores. De igual forma se tratará de repartir los premios de la mejor forma posible.

Artículo 139º. Si algún galgo no cruzara la línea de meta, quedará totalmente descalificado, sin opción a ningún tipo de premio ni metálico ni trofeos.

CAPITULO V PRIMAS
Artículo 140º. Son las cantidades de dinero en metálico que la Federación Española de Galgos y sus Territoriales podrán designar para los galgos que hayan cumplimentado determinados requisitos en una competición.

Artículo 141º. La Federación Española de Galgos designará las carreras en que se dé cómo mínimo el diez por ciento del importe del premio en metálico como prima a la reproducción a cargo del propietario del galgo que obtenga el premio y siempre que ese galgo sea producto nacido y criado en España, e inscrito como tal en el Libro Registro federativo.

TITULO VII

LA CARRERA

CAPITULO I

DESARROLLO DE LAS PRUEBAS

metros.

Artículo 142º. Ninguna carrera se correrá en distancia inferior a 300 metros ni superior a 800

Artículo 143º. El número máximo de participantes será de seis. No obstante, la Federación correspondiente podrá variar el número de participantes en las distintas pistas con arreglo a sus condiciones técnico-deportivas.

Artículo 144º. Todo galgo que participe en una reunión oficial de carreras, deberá presentársele por lo menos con media hora de anticipación a la señalada para el comienzo de la reunión, pero admitiéndose los galgos desde una hora antes de la anunciada en el programa. El galgo o galgos que fueran presentados, con retraso se considerarán retirados del programa, sea cual fuere la causa, y bajo ningún pretexto podrá tomar parte en la reunión.

Artículo 145º. Al presentar los galgos en la pista, deberán llevar cada uno la manteleta e identificación.

Artículo 146º. A su llegada y antes y después de su admisión, todos los galgos deberán ser identificados por el Director de carreras o su adjunto, pudiendo éstos si observaran alguna anomalía en el estado físico del galgo, solicitar del Veterinario oficial un reconocimiento del mismo, siendo inapelable la resolución de este facultativo. Esta resolución lo comunicará el Veterinario oficial al Director de carreras y al Comisario, a los efectos de la reunión quienes lo harán constar en acta, adjuntando el parte facultativo.

Artículo 147º. En presencia del Juez de salida, los galgos serán sacados a la pista y serán revestidos con la manteleta del modelo reglamentario, que ostentará el color que, según el programa oficial, a cada uno le corresponda.

En las carreras oficiales, el color de las manteletas será: 1 rojo, 2 azul, 3 blanco, 4 negro, 5, naranja y 6 blanco y negro con listado horizontal. El número irá en blanco o negro en una placa de color distinto al número, también blanca y negra, para facilitar el fallo de la llegada.

Artículo 148º. Ningún galgo podrá ser retirado una vez declarado participante, salvo caso de fuerza mayor y con autorización expresa del Director de carreras, quien dará cuenta inmediata al Comisario de la reunión.

Inmediatamente después de equipados y listos los galgos para la carrera, serán presentados al público hasta el momento de ponerse a las órdenes del Juez de salida.

Artículo 149º. En el momento de hacerse cargo de los galgos el Juez de salida, podrán ser de nuevo reconocidos por el Veterinario oficial, quien pondrá en conocimiento del Comisario y Director de carreras todo caso anormal.

Artículo 150º. Salvo instrucciones contrarias del Director de carreras, todos los galgos deben salir a la pista conducidos por sus soltadores siendo después llevados a la línea de salida y puestos en sus lugares respectivos por dichos soltadores, bajo la vigilancia del Juez de salida. El sitio de los galgos en la línea de salida corresponde al orden señalado en el programa, comenzando el número 1 por la izquierda. El Juez de salida dará todas las órdenes necesarias y vigilará que cada galgo ocupe el lugar que le corresponde.

Artículo 151º. Antes de dar la salida, el Juez encargado de la misma está obligado a observar si todos los galgos que toman parte en la carrera están bien situados para realizar una salida lo más igualada y normal. No obstante, si después de la revisión algunos no saliesen normalmente o se quedase alguno o algunos, la salida será válida a todos los efectos.

Artículo 152º. Cuando uno o varios galgos se escapen de la línea de salida antes de que haya sido dada ésta, el Director de carreras apreciará si el recorrido efectuado por dichos galgos antes de haber sido cogidos los ha puesto o no en condiciones de inferioridad y, por tanto, propondrá al Comisario de turno si la carrera puede celebrarse inmediatamente o en el orden que crea conveniente, siempre que medie un tiempo mínimo de cinco minutos.

Artículo 153º. La salida de los galgos será siempre en batería y en una recta.

Artículo 154º. Como anuncio de que se va a poner en marcha la liebre, el Juez de salida alzará la bandera o bien se tocará un timbre, sirena o campana o dos procedimientos a la vez.

Artículo 155º. Si por consecuencia de incidentes en la carrera o de entorpecimiento de la máquina, la liebre no pasara por la meta antes que los galgos en la carrera, ésta deberá ser considerada nula y corrida el mismo día en el orden que el Director de carreras crea conveniente, y siempre que medie un intervalo por lo menos de quince minutos.

Artículo 156º. Cuando en una carrera se rompiera la cuerda y siempre que la distancia recorrida hasta ese momento sea menos de la mitad de la distancia total de esa carrera, se repetirá desde la salida. Si

se hubiera corrido más de la mitad de la distancia, la salida se dará desde la mitad de la distancia corriéndose esta manga a continuación.

Artículo 157º. Siempre que uno o varios galgos se escapen en la salida y superen más de la mitad de la distancia de la pista se procederá a pasar esta manga al orden siguiente o en su defecto, proporcionar un descanso de 10 minutos.

Artículo 158º. Siempre que se desprenda parte del engaño y alguno de los perros se pare a cogerlo, el Juez determinará si se clasifica, si se incluye en la siguiente manga, se queda eliminado si es necesario repetir la manga, en cuyo caso se tendrá en cuenta la distancia recorrida por el grupo.

Artículo 159º. Todos los galgos que no estuvieran a disposición del Juez de salida una vez dada la orden, podrán ser eliminados.

Artículo 160º. Sorteo de mangas: sólo se sorteará la primera fase de cada carrera, el resto de las fases se hará por combinación. Asimismo el número y color de la manteleta, lo dará el orden de salida del sorteo.

Artículo 161º. Está prohibido hacer correr a un galgo bajo la influencia de cualquier substancia o medio capaz de modificar su condición física, estimulándola, deprimiéndola o alterando en cualquier forma el funcionamiento natural de su organismo.

Las tomas de muestras con las substancias que comprenden, formas de realizarlas, así como las personas que las ordenan y practican están determinadas en el Reglamento para la toma y análisis de muestras biológicas. Igualmente se determina el organismo que sanciona su incumplimiento.

Artículo 162º. El hecho de que algún galgo se vuelva en la pista, se despiste o detenga, achuche o muerda, podrá dar lugar a su anulación a criterio del Director de carreras, si se considera que estos incidentes han influido en el resultado.

Igualmente, si solamente considera el Director de carreras perjudicados por las incidencias uno o dos galgos, puede a su criterio dar por válida la carrera y hacer participar a los perjudicados en otra manga.

Artículo 163º. Queda prohibido que los galgos lleven otra cosa que la manteleta, independientemente de los “esparadrapos”, etc.., que no mermen las facultades del participante.

Artículo 164º. Una vez traspasada la línea de meta el Juez de llegada emitirá su juicio sobre la carrera por los conductos y en la forma que especifican los presentes Reglamentos.

TITULO VIII

ACTOS POSTERIORES A LA CARRERA

CAPITULO I MEDIDAS DE COMPETICION
Artículo 165º. Se consideran anormalidades que merecen medidas de competición:

pararse.

1ª. El quedarse un galgo en la línea de salida, en la pista sin seguir la carrera, el volverse, el

2ª. El achuchar, voltear, morder, etc.., que sea motivo de estorbo premeditado como galgo anormal en carrera; quedando exceptuados los tropiezos involuntarios, pero sometido a observaciones el galgo que no termine la carrera.

serán:

Artículo 166º. Las medidas de competición que pueden imponerse por anormalidades en la pista

1ª. Distanciamiento en la carrera en la que cometa la anormalidad, que llevará consigo el apercibimiento de descalificación.

2ª. Distanciamiento en la carrera en la que cometa la anormalidad y descalificación a perpetuidad.

Artículo 167º. El galgo que obtenga premio y por anormalidad en una carrera sea objeto de medidas de competición perderá aquél, siendo distanciado o descalificado.

TITULO IX

DISPOSICIONES FINALES

Artículo 168º. La Federación Española de Galgos podrá dictar cuántas disposiciones, debidamente publicadas, considere necesarias para esclarecer o completar el presente Reglamento teniendo como mira siempre la mejora de la raza galguera y una mejor organización.

Artículo 169º. Todas las personas o entidades tanto físicas como jurídicas que estén federadas acatarán lo dispuesto en el presente Reglamento.

Artículo 170º. Quedan derogadas las disposiciones que anteriormente hayan sido dictadas en cuánto se opongan al presente Reglamento.

Este Reglamento fue aprobado por primera vez en Asamblea General de la Federación Española de Galgos con fecha 6 de abril de 1987 y ratificado por el Consejo Superior de Deportes con fecha 15 de julio de 1987.

Con fecha 6 de abril de 1999, la Comisión Delegada de la Federación Española de Galgos aprobó algunas modificaciones, que fueron ratificadas por la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes con fecha 7 de marzo de 2000.

Por último, la Comisión Delegada de esta Federación Española de Galgos, aprobó algunas modificaciones en reunión celebrada el día 22 de abril de 2005, siendo aprobadas por la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes en su sesión del día 20 de diciembre de 2005.

Reglamento de Control Antidopaje

Aquí puede descargar el reglamento-antidopaje → FEG-reglamento-antidopaje

TÍTULO PRIMERO. DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.- El control de sustancias y métodos prohibidos en el deporte a que se refiere el Título VIII de la Ley10/1990, de 15 de octubre, del deporte, se regirá por dicha Ley y disposiciones dictadas en su desarrollo, así como la Orden de 11 de enero de 1996, por la que se establecen las normas generales para la realización de controles de dopaje y las condiciones generales para la homologación y funcionamiento de laboratorios no estatales, de control de dopaje en el deporte, y en lo que no esté en contradicción con ellas, por los Estatutos de la F.E.G. y el presente Reglamento.

Artículo 2º.- El Dopaje es el uso o administración de sustancias o empleo y aplicación de métodos destinados a aumentar artificialmente las capacidades físicas de los deportistas o a modificar los resultados de las competiciones deportivas.

Artículo 3º.- Todos los deportistas con licencia para participar en competiciones oficiales de ámbito estatal tendrán obligación de someter a sus galgos a los controles de dopaje, durante las competiciones o fuera de ellas, a requerimiento del C.S.D., la Comisión Nacional Antidopaje y la Comisión Antidopaje de la F.E.G.

Artículo 4º.- La Comisión Antidopaje de la F.E.G. vigilará el desarrollo de los controles de dopaje asegurando que se cumple la normativa vigente. Dicha comisión fijará las competiciones donde se realizará control de dopaje y el número de muestras a tomar en cada una de ellas. También es misión de la Comisión fijar la cantidad de los controles que se llevarán a cabo fuera de la competición, si así se decidiera.
TITULO SEGUNDO. DE LAS SUSTANCIAS DOPANTES Y MÉTODOS DE DOPAJE Artículo 5º.- La lista de sustancias incluyen todas las categorías de acción farmacológica. Los galgos
participantes en una prueba deben estar sanos y competir según sus propios méritos. La utilización de cualquier sustancia prohibida puede influir en el resultado de un galgo o esconder un mal estado de salud y, en consecuencia, falsear los resultados de la competición y la conclusión que pudiera sacarse sobre su potencial genético o ser perjudicial para la salud del galgo.

Artículo 6º.- Las sustancias prohibidas son productos de origen externo, ya sean o no endógenos en el galgo. Son sustancias prohibidas:
– Sustancias que actúen sobre el sistema nervioso
– Sustancias que actúen sobre el sistema cardiovascular
– Sustancias que actúen sobre el sistema respiratorio
– Sustancias que actúen sobre el sistema digestivo
– Sustancias que actúen sobre el sistema urinario
– Sustancias que actúen sobre el sistema reproductor
– Sustancias que actúen sobre el sistema músculo esquelético
– Sustancias que actúen sobre la piel
– Sustancias que actúen sobre el sistema sanguíneo
– Sustancias que actúen sobre el sistema inmunitario distintas a las contenidas en las vacunas autorizadas
– Sustancias que actúen sobre el sistema endocrino, secreciones endocrinas y sus equivalentes sintéticos
– Sustancias antiinfecciosas, las cuales no sean antiparasitarias
– Sustancias antipiréticas, analgésicas y antiinflamatorias
– Sustancias citotóxicas
La lista de sustancias prohibidas cambiarán y se adaptarán según las decisiones aprobadas por la
F.E.G.

La lista de sustancias consideradas dopantes en el deporte de los galgos es la aprobada en la
Resolución de 21 de diciembre de 2006, publicada en el BOE núm. 309 de fecha 27 de diciembre de
2006.

Se considera positiva la muestra en la que se detecte cualquier cantidad de dichas sustancias, por mínima que sea su concentración, incluyendo sus metabolitos.

Artículo 7º.- Se prohibe que los galgos sean receptores de sangre o productos sanguíneos que contengan hematíes.

Artículo 8º.- No está permitido el uso de sustancias o la utilización de métodos que modifiquen la integridad o autenticidad de las muestras de orina o sangre utilizadas en el control de dopaje. Se incluyen entre los métodos prohibidos la sustitución y/o adulteración de las orinas o sangres y la inhibición de la excreción renal, particularmente a través de la Probenecida y compuestos derivados.
TÍTULO TERCERO. DE LA RECOGIDA DE MUESTRAS Artículo 9º.- DEL PERSONAL ENCARGADO DE LA RECOGIDA DE MUESTRAS
La recogida de muestras de un control de dopaje en competición se realizará por el o los veterinarios oficiales de la competición de que se trate. Siempre que sea posible estará presente durante la recogida el Director de Carreras de la competición, en cuyo caso colaborará con el veterinario en la recogida de muestras.
Ninguno de los componentes del equipo de recogida tendrán vínculos personales ni profesionales con los deportistas cuyos galgos se seleccionen para controlar.

Artículo 10º.- DE LA SELECCIÓN
En aquellas pruebas o competiciones oficiales de ámbito estatal, autonómico o provincial, en que se lleve a efecto un control de dopaje la selección de los galgos que deban someterse al mismo se realizará atendiendo a cualquiera de los siguientes criterios:
-Clasificación parcial y/ o final de la competición
-Sorteo
-Por designación, motivada por sospecha, a requerimiento del Director de Carreras tras consulta con el veterinario/ os de la competición. También podrán ser requeridos para control aquellos galgos que no se presenten a disputar una prueba en la que estuvieran inscritos sin causa justificada, o aquellos que puedan ser retirados por el veterinario/ os de la competición y cuya sintomatología pueda sospechar de la posibilidad de dopaje.
Cuando el criterio sea el sorteo, este se realizará por el equipo de recogida de muestras garantizando la imparcialidad y confidencialidad del mismo. Sobre las circunstancias del sorteo el equipo
de recogida incluido el Director de Carreras de la competición podrán utilizar el sistema que mejor se adapte a las circunstancias de la competición.
En todo caso podrán existir uno o más sustitutos, para el supuesto de que alguno de los galgos requeridos para su control deba ser evacuado por lesión grave.

Artículo 11º.- DE LA NOTIFICACIÓN
1. Ningún galgo de los que pueda ser llamado a control de dopaje podrá abandonar el lugar de la competición hasta que se conozca los que hayan sido designados para ello. Los galgos siempre estarán acompañados durante el sorteo y la recogida por al menos una de las siguientes personas, todas ellas acreditando que están federadas:
Propietario o al menos unos de los propietarios si son más de uno
Representante legal debidamente acreditado
Alguno de los presentadores recogidos en la inscripción
En el caso de que fuera un representante legal deberá con anterioridad al reconocimiento veterinario comunicárselo al director de Carreras haciéndole entrega del documento que acredite su representación.
2. El Veterinario oficial eximirá de la permanencia en el lugar de competición el galgo que deba ser evacuado a un centro asistencial por haber sufrido una lesión grave, debiendo ser comunicado al equipo de recogida.

Artículo 12º.- Después de terminada la competición, fase prevista, clasificación de colleras, etc, el responsable de la recogida de muestras u otro miembro del equipo de recogida de muestras entregará a la

persona que acompañe y represente al galgo en cuestión el acta de notificación, haciendo constar en la misma como mínimo, los siguientes datos y advertencias:
Nombre y apellidos del deportista
Nombre e identificación del galgo
Nombre y apellidos de la persona que realiza la notificación
La competición de que se trate
La obligatoriedad de someterse al control, junto con la advertencia de que la incomparecencia del galgo o alguna de las personas que deben acompañarlo, y la negativa a someterse al control, con la salvedad establecida en el art. 11.2, serán consideradas como infracciones muy graves y susceptibles de sanción
La fecha y hora de la notificación
La constancia en forma de firma de la persona que hace la notificación, y del deportista acreditando que está federado y comprobando que es una de las personas que debe acompañar al galgo
El acta de notificación de control de dopaje en competición constará de tres ejemplares autocopiables, destinados respectivamente a:
-Comisión Nacional Antidopaje(color amarillo)
-F.E.G. Comisión Antidopaje(color azul)
-El deportista(color rosa)
El deportista dispondrá de un máximo de 30 minutos para presentarse en el área de control de dopaje demostrando su identidad y acreditando disponer de tarjeta federativa en vigor.

Artículo 13º.- DEL AREA DE CONTROL DE DOPAJE
El control se realizará en un lugar donde el galgo se pueda encontrar sosegado y tranquilo y que asegure unas condiciones mínimas de seguridad e intimidad. Debido a que las competiciones son en campo abierto los responsables del equipo de recogida establecerán estas áreas en virtud del presente artículo. Siempre que sea posible se dispondrá de un lugar cerrado y con unas condiciones e infraestructuras mínimas que aseguren una recogida higiénica y segura.
Queda prohibida la realización de cualquier documento gráfico o audiovisual durante el proceso de recogida con excepción de permisos excepcionales dictados por la F.E.G., siempre con carácter formativo.

Artículo 14º.- DE LA RECOGIDA DE MUESTRAS
Durante la recogida de muestras solo podrán estar presentes, las personas del equipo de recogida, cualquiera de las personas enumeradas en el art. 11.1., y los miembros de la Comisión Antidopaje de la FEG
Las personas del equipo de recogida podrán administrar bebidas a los galgos, no alcohólicas, herméticamente cerradas y que se abran en ese preciso momento, para su uso exclusivo.

Artículo 15º.- 1.-Durante el proceso de recogida de muestras se cumplimentará el acta individual de recogida de muestras, que constará de cuatro ejemplares autocopiables destinados respectivamente a:
-Laboratorio de control de dopaje, no pudiendo este ejemplar incluir los datos correspondientes al nombre e identidad del galgo ni del deportista federado propietario, representante legal o presentador del mismo.(color blanco)
-Comisión nacional Antidopaje(color amarillo)
-F.E.G. Comisión Antidopaje(color azul)
-El deportista(color rosa)
2.- En las cuatro copias a que se refiere el apartado 1 del presente artículo han de constar los siguientes datos:
– Nombre y Fase de la Competición
– Fecha y lugar
– Hora del inicio de la recogida y de su finalización
– Códigos asignados a las muestras a lo largo de todo el proceso
– Tipo de muestra
– PH y densidad
– Volumen
– Declaración de los medicamentos utilizados con anterioridad a la recogida de muestras
3.- En todas las copias con excepción de la dirigida al laboratorio han de incluirse los
siguientes datos:
– Nombre del galgo e identificación

– Nombre y apellidos del deportista federado que le presenta(cualquiera de las mencionadas en el art. 11.1)
– Nombre y apellidos del responsable de la recogida de muestras
– Firmas de conformidad al proceso del deportista federado que le presenta
– Observaciones

Artículo 16º.- El deportista federado cuyo galgo deba pasar un control de dopaje está obligado a facilitar por duplicado, al equipo de recogida de muestras, y en sobre cerrado, los fármacos que eventualmente se hayan administrado a los galgos durante las 72 horas anteriores a la competición.

Artículo 17º.- El deportista podrá elegir por orden de preferencia según se finalice la competición entre el material dispuesto por el equipo de recogida para la misma, el cual será de uso exclusivo en cuanto a la recogida en sí; tubos heparinizados, recipientes para la recogida de orina, jeringas, agujas, etc.

Artículo 18º.- 1.-La muestra obtenida se repartirá por el responsable de la recogida, en presencia del deportista presentador del galgo, entre los dos frascos de vidrio para muestras de orina, o entre los tubos heparinizados(o con otro anticoagulante) que fueran necesarios, dependiendo de su capacidad para muestras de sangre. Se procurará que la muestra “A” contenga mayor volumen.
2.- El deportista tendrá derecho a comprobar que los números que se inscriben en el acta se corresponden con los que figuran en los frascos o tubos y en las ventanas de los contenedores antes de precintar estos últimos, y que los mismos estén perfectamente cerrados.
3.- Realizadas las anteriores preparaciones, cada frasco o tubos se introducirán en un contenedor individual en cuyas respectivas ventanas se colocará la tarjeta indicativa para diferenciar las muestras “A” y “B”, a no ser que dicho contenedor ya incluyera esta información.
4.- Inmediatamente y en presencia del deportista, el responsable de la recogida cerrará los contenedores con los precintos del mismo código de referencia, y a continuación se terminará de cumplimentar la correspondiente acta individual de recogida de muestras, firmando las personas implicadas.
5.- A medida que finalice cada proceso individual de recogida de muestras, el responsable de la recogida introducirá cada pareja de contenedores individuales en otro general, cerrándolo al finalizar con un precinto que asegure la inviolabilidad, y cuyo código se habrá detallado en el acta correspondiente, en el que se incluirán la relación general de códigos, sin identificaciones nominales.
6.- Dentro del contenedor general se incluirán los ejemplares destinados al Laboratorio de las actas individuales de recogida y la que contiene la relación general de códigos.
7.- El resto de las actas se incluirán en un sobre dirigido a la Comisión Antidopaje de la F.E.G., dentro de sobre individualizados por muestra en los que constará de forma legible el nombre de la competición, el lugar y la fecha y los códigos asignados a las muestras “A” y “B”.
8.- Finalizado el proceso de recogida de muestras, el responsable de la misma remitirá al laboratorio el o los contenedores generales en un plazo no superior a 24 horas, salvo que coincida con festivos.

TÍTULO CUARTO. DEL ANÁLISIS Y COMUNICACIÓN DE RESULTADOS

Artículo 19º.- Los análisis destinados a la detección o comprobación de prácticas prohibidas deberán realizarse en los laboratorios estatales y homologados por el Estado.

Artículo 20º.- El análisis de la muestra “A” se llevará a cabo inmediatamente después de su llegada al laboratorio, si no incurre motivo de anulación, permaneciendo la “B” en el mismo, debidamente conservada y custodiada a fin de permitir la realización, en su caso, de un eventual segundo análisis y contraanálisis, si se solicitara este último dentro del plazo reglamentario. Pasados diez días desde que finalice dicho plazo la muestra podrá ser destruida.
Serán motivos de anulación de una muestra:
– El conocimiento del nombre del galgo o deportista por su inclusión como tal o como firma de cualquier documento que llegara al laboratorio
– La ausencia o rotura de alguno de los precintos de los envases individuales
– El hallazgo del frasco o tubos “A” rotos al abrirse el contenedor individual.
– La no coincidencia de los códigos de los frascos o tubos y de los precintos de los envases con los reflejados en las actas de control de dopaje en competición y envío de muestras.

La anulación de una muestra será comunicada por la dirección del Laboratorio a la Comisión Antidopaje de la F.E.G., así como al Presidente de la Comisión Nacional Antidopaje.

Artículo 21º.- La dirección del laboratorio entregará al Presidente de la Comisión Antidopaje de la F.E.G., dentro de los diez días hábiles siguientes al de la recepción de la muestra, el acta de análisis y copia de la de recepción. En todo caso una superación de este plazo no supondrá defecto de forma ni, en consecuencia, anulación del control.

Artículo 22º.- En caso de la presencia de sustancias prohibidas, los deportistas federados responsables de los galgos tendrán derecho a solicitar, de manera confidencial y por procedimiento que deje constancia de su recepción, ante la Comisión Antidopaje de la F.E.G. , en un plazo no superior a 48 horas a contar desde la fecha de notificación a los deportistas federados responsables de los galgos interesados de la calificación “positiva” provisional del resultado del primer análisis, que se realice un segundo, en el que los deportistas federados responsables podrán aportar cuanta documentación estimen oportuna. Petición que deberá cursar la Comisión Antidopaje de la F.E.G. a la dirección del laboratorio dentro del siguiente día hábil al de su presentación.

Artículo 23º.- 1.- La dirección del laboratorio comunicará a la Comisión Antidopaje de la F.E.G., fecha y hora de realización del contraperitaje solicitado, que deberá llevarse a cabo con la muestra “B”, en el mismo laboratorio pero con personal diferente al que realizó el análisis “A”, pudiendo estar presente el propietario o personas en las que delegue su representación, un especialista nombrado por el mismo y un miembro de la Comisión Antidopaje de la F.E.G.
2.- Si alguna de aquellas personas se presentara en el laboratorio, deberá abrirse en su presencia el contenedor individual que contenga la muestra que vaya a ser objeto de contraperitaje, firmándose en ese momento por los asistentes la correspondiente acta de comparecencia en la que podrán hacerse constar las eventuales anomalías que en su caso se detecten.
3.- Quienes hayan ejercido su derecho a estar presentes en la realización del contraperitaje podrán permanecer en el laboratorio durante el transcurso de todo el proceso.
4.- Los gastos originados por el contraanálisis serán sufragados en su totalidad por el peticionario del mismo, el cual deberá ingresar el montante del análisis en la cuenta de la Federación destinada al efecto antes de las 24 horas siguientes a su petición.

Artículo 24º.- Una vez finalizado el proceso, el laboratorio entregará las actas de comparecencia y de contraanálisis a la Comisión Antidopaje de la F.E.G.

TÍTULO QUINTO. DE LA COMISIÓN ANTIDOPAJE DE LA FEG

Artículo 25º.- La Comisión Antidopaje de la F.E.G. es el órgano que ostenta la autoridad y responsabilidad máximas en el control del dopaje de las competiciones y pruebas oficiales de carreras de galgos organizadas y/o dependientes de la Federación Española de Galgos en España, así como en la aplicación de las normas reguladoras de dicha actividad.

Artículo 26º. – 1.- La Comisión Antidopaje de la F.E.G. está integrado por cinco miembros, uno de los cuales al menos será Veterinario y estarán designados por la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos, al igual que un Secretario, con voz pero sin voto.
2.- Los miembros de la Comisión Antidopaje elegirán entre ellos mismo a su Presidente.
3.- La sede de la Comisión Antidpaje es la propia de la Federación Española de Galgos, C/
del Barquillo nº 38. Madrid.

Artículo 27º.- 1.- Corresponden a la Comisión Antidopaje, en particular, todas aquellas funciones que específicamente le atribuya el presente capítulo y demás disposiciones que rigen la materia y en general, velar por el cumplimiento de uno y otras y adoptar en el ámbito de su competencia, cuantas medidas estime oportunas para mejorar el nivel de eficacia en lo que respecta a la prevención y erradicación de prácticas de dopaje.
2.- Deberá mantener permanentemente actualizada la concreción del concepto de dopaje definidos por la World Greyhound Racing Federation, Consejo Superior de Deportes y organismos olímpicos, adaptando el cuadro de sustancias dopantes y métodos de dopaje que se relacionan en el artículo 6º, a los posibles cambios o ampliaciones que establezcan los mencionados organismos.

3.- La Comisión Antidopaje podrá designar, acreditándole debidamente, a cualquiera de sus miembros para que presencie las operaciones propias del control antidopaje, excluidas las de análisis, que se realicen en las competiciones donde aquel se efectúe.

Artículo 28º.- La convocatoria de la Comisión Antidopaje corresponde al Presidente, a iniciativa propia o por solicitud de, al menos de tres de sus miembros con derecho a voto y deberá ser acordada y notificada con una antelación mínima de cuarenta y ocho horas, salvo supuestos de especial urgencia, acompañándose el orden

del día, que fijará aquel teniendo en cuenta, si lo considera oportuno, las peticiones que los restantes miembros formulen al respecto con la suficiente antelación.

Artículo 29º.- 1.- La Comisión Antidopaje quedará validamente constituida cuando asistan al menos tres de sus componentes con derecho a voto.
2.- También quedará válidamente constituida siempre que se encuentren reunidos todos sus integrantes y así lo acuerden por unanimidad.

Artículo 30º.- Los acuerdos serán adoptados por mayoría absoluta de los asistentes y no podrá tratarse asunto alguno que no figure incluido en el orden del día salvo que, estando presentes todos los miembros se declare por mayoría la urgencia del tema.

Artículo 31º.- Los miembros de la Comisión Antidopaje podrán hacer constar en acta su voto contrario al acuerdo de que se trate y el motivo que justifique su discrepancia.

Artículo 32º.- 1.- El Secretario levantará acta de cada sesión con especial indicación de las personas que hayan intervenido, circunstancias de lugar y tiempo en que se ha celebrado, puntos principales de deliberación, formas y resultado de las votaciones y contenido de los acuerdos.
2.- Las actas deberán ir firmadas por el Secretario, con el visto bueno del Presidente y se someterán a aprobación en la misma reunión o en la siguiente.

Artículo 33º. – En los supuestos de ausencia por causa justificada, el Presidente será sustituido por el miembro más antiguo de la Comisión Antidopaje y en última instancia por el de mayor edad.

Artículo 34º.- 1.- Cuando el Presidente de la Comisión Antidopaje de la F.E.G., conocidos los datos facilitados por el laboratorio, advierta que en alguna de las actas de análisis hay identificación de sustancias cuya presencia en la muestra pueda hacer el resultado susceptible de ser calificado como positivo, convocará a la Comisión Antidopaje en reunión de urgencia, para una primera y provisional evaluación de los datos y circunstancias.
2.- Si la Comisión Antidopaje considera que procede calificar provisionalmente el caso de que se trate como positivo, el Presidente procederá, de forma personal y exclusiva, a la decodificación de los datos que hubieran sido facilitados, a fin de identificar al galgo y con ello el propietario supuestamente infractor, al cual se notificará de inmediato aquella circunstancia, de manera confidencial y por procedimiento que deje constancia de su recepción.
3.- El propietario tendrá derecho a solicitar ante la Comisión Antidopaje un segundo análisis en la forma que establece el artículo 22º del presente Reglamento.

Artículo 35º.- 1. – Si se hubiera llevado a cabo el contraperitaje, la Comisión Antidopaje se reunirá en plazo no superior a cuarenta y ocho horas, a contar desde el momento en que disponga del resultado y, en dicha reunión, podrá acordarse, en todo caso motivadamente, la revocación de la calificación provisional positiva o la elevación de esta a definitiva, lo que deberá notificar en ambos supuestos, al propietario del galgo afectado y en el segundo, además, al Comité de Disciplina Deportiva de la F.E.G.
2.- La Comisión Antidopaje notificará al Comité de Disciplina Deportiva de la F.E.G. los casos en los que el propietario interesado se negara a someterse al mismo o renunciase a su derecho a realizar el contraperitaje, resultando el primero positivo y así mismo los supuestos en que se haya obstaculizado el control del antidopaje.

TITULO SEXTO. REGIMEN DISCIPLINARIO

Artículo 36º.- 1.- El uso o administración de sustancias, o el empleo y aplicación de métodos destinados a aumentar artificialmente las capacidades físicas de los galgos o a modificar por tal motivo los resultados de las competiciones, tendrá la consideración de infracción muy grave a la conducta deportiva conforme a lo establecido en el artículo 123º epígrafe k) de los Estatutos de la Federación Española de Galgos, referente a las infracciones contempladas en el Régimen Disciplinario.
2.- Idéntica consideración tendrá la negativa a someterse a los controles exigidos por personas y órganos competentes o cualquier acción u omisión que impida o perturbe la correcta realización de dichos controles, conforme a lo establecido en el artículo 123º epígrafe l) de los Estatutos de la Federación Española de Galgos, referente a las infracciones contempladas en el Régimen Disciplinario.

Artículo 37º.- Al calificarse como positivo definitivo el resultado del control antidopaje, el galgo a que se refiriera, quedará automáticamente eliminado de la competición en la que estuviera participando, perdiendo todos sus derechos en la misma, así como trofeos, premios en metálico, etc.. No obstante, esta retirada no alterará las clasificaciones que se hubieran producido anteriormente.

Artículo 38º.- El resultado de positivo en el control antidopaje, no alterará en ningún caso el resultado de la carrera, para el pago de las apuestas en los canódromos. Es decir, que para el pago de apuestas, se respetará totalmente el orden de entrada de los galgos por la línea de meta.

DISPOSICIÓN FINAL

El presente título y consiguientemente la práctica del control antidopaje, tendrá vigencia a partir de la fecha en que se determine por la Asamblea General de la Federación Española de Galgos, una vez aprobado por la Comisión Delegada y ratificado por el Consejo Superior de Deportes.

Este Reglamento ha sido aprobado en la Asamblea General de la Federación Española de Galgos con fecha 4 de mayo de 2006 y ratificado por el Consejo Superior de Deportes con fecha 25 de enero de 2007.

Código del Buen Gobierno

INTRODUCCION

El presente código será de aplicación a la Federación Española de Galgos. Este Código formula recomendaciones que sintetizan prácticas de buen gobierno en la Federación Española de Galgos y afecta a la gestión y control de todas las transacciones económicas (gastos, ingresos, inversiones) que efectúen, independientemente de que estén financiados o no con subvención pública.

NORMAS DE BUEN GOBIERNO La Junta Directiva y/o Comisión Delegada.
Deberes de los miembros de la Junta Directiva y/o Comisión Delegada:

El deber de actuar con lealtad respecto a la Federación Española de Galgos, impone a los miembros de la Junta Directiva y/o Comisión Delegada el cumplimiento de las siguientes obligaciones:

a) Mantener en secreto cuantos datos o informaciones reciban en el desempeño de su cargo, no pudiendo utilizarlos en beneficio propio, ni facilitarlos a terceros.

b) Abstenerse de intervenir en deliberaciones y votaciones de cualquier cuestión en la que pudieran tener un interés particular.

c) No hacer uso indebido del patrimonio federativo ni valerse de su posición para obtener ventajas patrimoniales.

d) No aprovecharse de las oportunidades de negocio que conozcan en su condición de miembro de la Junta Directiva y/o Comisión Delegada.

e) La participación activa en las reuniones de la Junta Directiva y en las tareas que le sean asignadas.

f) La oposición a los acuerdos contrarios a la Ley, los Estatutos o al interés federativo.

g) En aras de la correcta participación de los diversos estamentos que forman la Federación Española de Galgos, la Junta Directiva y/o Comisión Delegada, deberá remitir obligatoriamente a los miembros de la Asamblea, al menos una semana antes de su celebración, fotocopia completa del Dictamen de Auditoría, Cuentas Anuales, memoria y Carta de Recomendaciones.

Asimismo, deberá estar a disposición de los miembros de la misma en el mismo plazo de una semana antes, los apuntes contables correspondientes que soportan dichas transacciones y en cualquier caso siempre que sea requerido por el conducto reglamentario establecido.

ÓRGANOS DE CONTROL

El Secretario General: El Secretario General de la Junta Directiva, que tendrá voz pero no voto, deberá atender a la legalidad formal y material de las actuaciones de la Junta Directiva, comprobar la regularidad estatutaria, el cumplimiento de las disposiciones emanadas de los Órganos reguladores, así como velar por la observancia de los principios o criterios del buen gobierno federativo.

OTROS ÓRGANOS DE CONTROL

Comité de Auditoría y control: El cometido básico del Comité de Auditoría consiste en evaluar el sistema de organización contable y garantizar la independencia del auditor externo de la Federación Española de Galgos.

NORMAS DE ACTUACIÓN I. Retribuciones.
Prohibición, salvo expresa autorización del Consejo Superior de Deportes, de realización de contratos blindados, con indemnizaciones por encima de la vigente legislación, con personal tanto administrativo como técnico de la Federación Española de Galgos.

Restricción de las actuaciones que supongan abonar contra el presupuesto federativo gastos de desplazamiento a personas que no tengan relación con la Federación Española de Galgos, salvo casos excepcionales que serán informados al Consejo Superior de Deportes.

Obligación de que en la memoria económica que ha de presentar la Federación Española de Galgos, como entidad de utilidad pública, se de información de las retribuciones dinerarias o en especie satisfechas a los miembros del órgano de gobierno de la Federación, tanto en concepto de reembolso por los gastos que se le hayan ocasionado en el desempeño de su función, como en concepto de remuneraciones por los servicios prestados a la entidad, bien sea vía relación laboral o relación mercantil, tanto inherentes como distintos de los propios de su función.

II. Control y gestión ordinaria.

mínimo:

Redacción de un manual de procedimientos con el siguiente contenido

Establecimiento de un sistema de autorización de operaciones donde se fijará quien o quienes deben autorizar con su firma, en función de su cuantía, cada una de las operaciones que realice la Federación Española de Galgos.

Regulación de un sistema de segregación de funciones en el que ninguna persona pueda intervenir en todas las fases de una transacción.

Establecimiento de un manual de procedimientos sobre el tratamiento de la información y de la documentación contable, donde se establezcan los soportes documentales de las operaciones realizadas, su custodia y el circuito que deben recorrer desde el inicio hasta el término de la operación.
Establecimiento de un riguroso sistema presupuestario y de gestión. Redacción de un manual de procedimientos para el reparto de subvenciones
a las Federaciones Territoriales en el que forzosamente deberán figurar los criterios de distribución y justificación.

Articulación de un sistema de supervisión interna que asegure el cumplimiento de los procedimientos establecidos en los puntos anteriores.

III. Relaciones con terceros.

Los directivos y altos cargos federativos deberán suministrar información relativa a la existencia de relaciones de índole contractual, comercial o familiar con proveedores o entidades que tengan vínculos comerciales o profesionales con la Federación Española de Galgos.

Se requerirá información periódica sobre el volumen de transacciones económicas que la Federación Española de Galgos mantenga con sus miembros o terceros vinculados a ellos.

Se requerirá información pública sobre los cargos directivos que los responsables federativos desempeñen, en su actividad privada, en otras sociedades o empresas.

Se establecerá como criterio de actuación la solicitud de un mínimo de tres ofertas en la adquisición de inversiones que superen los 30.000 € o los 12.000 € en el supuesto de suministro de bienes o prestación de servicios por empresas de consultoría o asistencia técnica.

IV. Aspectos técnicos deportivos.

Elaboración anual de una planificación técnico-deportiva acordada con el Consejo Superior de Deportes en la que se deben incluir, entre otros, los siguientes contenidos:

nacionales.

Establecimiento de los criterios de selección de los deportistas de los equipos

Fijación de los criterios de distribución de las becas y/o ayudas por resultados deportivos.

Cumplimiento de las normativas de participación internacional y el de petición y autorización previa para la organización de competiciones internacionales en España.

V. Código de ética deportiva.

Cumplimiento del código de ética deportiva aprobado por el Consejo de
Europa el 24-09-1992.

Este código ha sido aprobado por la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos en su reunión de fecha 19 de febrero de 2011 y por la Comisión Delegada de la Federación Española de Galgos en su reunión de fecha 16 de abril de
2011.

Reglamento en Pista

Aquí puede descargar el reglamento de galgo en pista → FEG-reglamento-carreras-galgo-en-pista

TITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º. Las carreras de galgos en pista de carácter oficial que se celebren en territorio español, deberán ser organizadas por personas, Sociedades o Empresas incorporadas a la Federación Española de Galgos y sus Territoriales, verificándose en pistas que reúnan las condiciones exigidas en este Reglamento entre los galgos inscritos con anterioridad en el Libro Registro de Orígenes Federativo, que sean propiedad y estén preparados por personas con licencia federativa.

Artículo 2º. Los propietarios, entrenadores federados, sus ayudantes, mozos, entidades y personas organizadoras en su calidad de tal y en sus relaciones entre sí y con las diferentes Federaciones, no reconocen mas autoridad que la que se establece en los Estatutos, Reglamentos y en general cuántas disposiciones emanen de la Federación Española de Galgos, sus Territoriales y su superioridad. En consecuencia, se entiende que renuncian al título de federados y a los derechos de las inscripciones en el Libro Registro de Orígenes Federativo, de los galgos de su propiedad en cuanto acudan a cualquier otra entidad que no tenga suficiente autoridad federativa.

Artículo 3º. Toda carrera organizada en que no se cumplan los requisitos exigidos en el artículo 1º y 2º podrá llevar aparejada con la correspondiente sanción gubernativa, otra de carácter federativo contra el organizador, la pista, los galgos participantes, sus propietarios, preparadores y sus ayudantes o cuantas personas hayan intervenido en su celebración.

Artículo 4º. Toda decisión tomada por la Federación Española o Territorial contra cualquiera de las personas enumeradas en el presente título, será notificada sin dilación a cada una de aquellas a que se refiere y publicadas si se considera oportuno, surtiendo sus efectos tan pronto como lo determine la Federación Española o Territorial.

Las autoridades correspondientes harán mención en la cartilla de identidad de los galgos federados, de las decisiones adoptadas contra ellos y tanto éstas como las anteriormente citadas en relación con las personas, podrán ser publicadas y notificadas a las entidades del extranjero, cuyas atribuciones en los países respectivos correspondan a las que en España tiene la Federación Española de Galgos, a fin de que surtan los efectos correspondientes dentro del ámbito internacional.

TITULO II

ORGANOS TECNICOS

CAPITULO I

DEL COMITÉ NACIONAL DE COMPETICION

Artículo 5º. El Comité Nacional de Competición es un organismo técnico-jurídico deportivo y consultivo de la Federación, que subordinado a la autoridad de la Junta Directiva de la Federación Española, resolverá con su enjuiciamiento y resolución cuantas cuestiones contenciosas y disciplinarias se produzcan en el curso de la vida federativa.

Artículo 6º. Para su enjuiciamiento, resolución y sanción de las infracciones que puedan producirse, se le atribuye autoridad dentro de los Reglamentos y justicia correspondiente.

Artículo 7º. Con respecto a su organización, número de miembros y funciones que desempeña, se estará a lo dispuesto en los Estatutos vigentes.

2

Artículo 8º. En cuanto a su funcionamiento, se regirá por el régimen Disciplinario vigente, el cual regula las faltas y su calificación, sanción y apelación de las mismas.

Artículo 9º. Las Federaciones Territoriales podrán crear sus respectivos Comités de Competición que ejercerán sus competencias dentro del ámbito territorial.

CAPITULO II

DEL COMITÉ NACIONAL DE CARGOS TECNICO-DEPORTIVOS

Artículo 10º. El Comité Nacional de cargos Técnico-deportivos es un organismo federativo que, subordinado a la autoridad de la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos, cuida de la inspección de los servicios de todos los cargos técnico-deportivos, velando por la justa interpretación de los Reglamentos y obligaciones de dichos cargos en sus actuaciones, como superior autoridad inmediata de ellos.

Dicho Comité tiene como funciones:

a) Someter a la Federación Española de Galgos, las normas de ingreso como cargos técnico-deportivos, a las personas que puedan bien solicitarlo o que sean propuestas por los distintos estamentos federativos para estas actividades.

b) Cuidará de su reclutamiento y formación; expedirá, una vez demostrada su capacitación, las credenciales o título que la justifiquen.

c) Podrá proponer a la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos cuantas sugerencias estime convenientes para la mejor organización y desarrollo de su gestión.

d) Tendrá a su cargo el nombramiento de los cargos técnico-deportivos para toda clase de servicios técnicos, que lo precisen, disponiendo libremente de los nombramientos aún para cuando de competiciones oficiales nacionales se tratase, más en este último caso, someterá la designación a la aprobación de la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos.

Artículo 11º. Con respecto a su organización, número de miembros y funciones que desempeñan, se estará a lo dispuesto en los Estatutos vigentes.

Artículo 12º. Las Federaciones Territoriales podrán crear sus respectivos Comités de cargos técnico-deportivos que ejercen sus competencias dentro del ámbito territorial.

TITULO III

CARGOS TECNICO-DEPORTIVOS Y DE CONFIANZA FEDERATIVA

Artículo 13º. Las carreras en pista estarán controladas bajo la dirección técnico deportiva de los cargos siguientes nombrados por la Federación Española de Galgos:

Comisarios.

Director de carreras.
Juez de salida.

Juez de llegada.

Cronometrador.

Veterinario.

También puede actuar un adjunto por cada uno de los cargos.

Aparte de estos cargos la Federación Española de Galgos, puede crear más cargos técnico-deportivos por sí misma o a propuesta del Comité Nacional de cargos Técnico-deportivos.

3

Artículo 14º. Son cargos de confianza federativa definidos como administrativos: los directores, gerentes o representantes de las empresas reconocidos como tales por la Federación Española de Galgos y sus Territoriales.

También son cargos de confianza federativa definidos como deportivos: el fotógrafo encargado de la toma de llegada, el conductor de la liebre mecánica o eléctrica, el encargado de las perreras y sus ayudantes.

A estos cargos, las Federaciones podrán retirarles su confianza, por hechos de su actuación que no se ajusten a lo dispuesto en los Estatutos, Reglamentos y disposiciones federativas.

CAPITULO I

DE LOS COMISARIOS

Artículo 15º. Son cargos técnico-deportivos de las Federaciones a la que representan y su misión consiste en hacer cumplir el Reglamento.

Artículo 16º. Serán principales competencias de los mismos:

a) Inspeccionar el transporte de los galgos, su pesaje y encuadre, etc. Así mismo se cerciorará del perfecto estado de las perreras, pista, cerramiento reglamentario, funcionamiento de la liebre, etc.…

b) Asesorar a las Federaciones a las que represente y proponer rectificaciones y mejoras en beneficio del deporte.

c) Actuar en las reuniones que sean designados.

d) Dar el visto bueno a las actas levantadas por los directores de carreras, haciendo constar en ellas las observaciones que crea oportunas.

e) Podrá solicitar del resto de los cargos técnico-deportivos la explicación que desee en sus actuaciones durante la carrera celebrada.

f) Será conjuntamente con el director de carreras, el que resolverá el posible distanciamiento o sanción de un galgo, como así otras determinaciones por causa justificada.

g) Resolverá todas las incidencias deportivas amparándose en las disposiciones, Estatutos, Reglamentos y normas federativas que las competen.

h) El Comisario es el principal responsable de la perfecta ejecución de la competición para la que ha sido designado, ante la Junta Directiva de la Federación Española de Galgos y en su caso, ante su Federación Territorial.

Artículo 17º. Los Comisarios se dividirán en: Nacionales y Territoriales, según el ámbito de sus competencias y servicios.

Artículo 18º. Su nombramiento será en cuanto a los Comisarios Nacionales, hecho por el Comité Nacional de cargos Técnico-deportivos y en cuanto a los Territoriales, serán hechos por las Federaciones correspondientes.

CAPITULO II

DE LOS DIRECTORES DE CARRERAS

Artículo 19º. Serán los encargados de la parte deportiva de los canódromos y responsables ante las Federaciones y sus representantes.

Cada canódromo tendrá como mínimo un Director de carreras y un adjunto.

4

Habrán de estar federados y podrán ser propuestos por la Sociedad organizadora a su Federación Territorial, a la que corresponde su nombramiento, debiéndolo ésta, comunicar a la Federación Española.

Artículo 20º. Son misiones del Director de carreras:

a) Cuidar de que todo esté debidamente ordenado y en condiciones de funcionamiento.

b) Hacer cumplir las disposiciones y los Reglamentos federativos coadyuvando con los Comisarios y dando cuenta a estos, como superiores de cualquier incidencia.

c) Cooperará al buen orden y regularidad de las carreras desempeñando todas las funciones que le encomienden los Comisarios Nacionales y Territoriales.

d) Hará la clasificación y entrenamientos en pista de los galgos.

e) Hará los cuadros de tiempos que someterá a la aprobación de las Federaciones.

f) Determinará los galgos entre los inscritos que estén calificados para la carrera, hayan de participar en ella, así como también los nombres de los suplentes, el número de salida por designación o sorteo y la ventaja, si la hubiere, de acuerdo con los Reglamentos y normas federativas.

g) Los Directores de carreras son responsables ante los diversos organismos federativos de la desigual probabilidad que hayan demostrado los participantes en una carrera a seleccionar.

h) Levantará acta de las reuniones en que ha actuado, haciendo en ella constar los resultados, incidencias, ascensos, descensos, etc.…

i) Conjuntamente con el Comisario, resolverá al terminar la carrera y haciéndolo constar en acta el retraso, distanciamiento o sanción de un galgo, como así, otras determinaciones por causas justificadas.

CAPITULO III

DEL JUEZ DE SALIDA

Artículo 21º. Es el responsable de la perfecta ejecución de la salida en cada carrera.

Artículo 22º. El Juez de salida puede ser propuesto por la Sociedad organizadora a su Federación Territorial correspondiente, a la que corresponde su nombramiento.

Artículo 23º. El cargo de Juez de salida puede desempeñarle cualquier cargo técnico-deportivo.

Artículo 24º. Son misiones del Juez de salida:

a) Debe comprobar que las manteletas y bozales, están en perfectas condiciones y ajustados lo necesario.

b) Acompañará a los galgos y paseadores hasta la caja de salida.

c) Que cada galgo sea encerrado en el compartimento de la caja de salida correspondiente a su número, vigilando si los galgos quedan bien situados para efectuar la carrera.

d) Dar por válida o anular la salida.

e) Observar con responsabilidad que la salida de los galgos sea normal, como así el desarrollo de la carrera y sus incidencias, sujetándose en todo a los Reglamentos y normas federativas.

f) Poner en conocimiento del Director de carreras las anormalidades observadas.

5

CAPITULO IV

DEL JUEZ DE LLEGADA

Artículo 25º. El Juez de llegada es el responsable de determinar el exacto orden de los galgos a su paso por meta y sus decisiones son inapelables.

Artículo 26º. El Juez de llegada puede ser propuesto por la Sociedad organizadora a su Federación Territorial correspondiente, a la que corresponde su nombramiento.

Artículo 27º. Son misiones del Juez de llegada:

a) Anotar los galgos en el orden por el cual pasan la meta, así como la distancia entre los que hayan terminado la carrera, tomando como unidad un cuerpo del galgo y sus fracciones.

b) Cuando tuviera alguna duda sobre el resultado de la carrera podrá ordenar el revelado de la fotografía, anunciándose así al público. Y en este caso, después de asegurado el resultado, lo hará público.

c) Si por cualquier causa o accidente fortuito no pudiera obtenerse fotografía, o bien a la vista de la misma, no se pudiera establecer acuerdo del resultado, se considerarán para todos los efectos empatados los galgos entre los cuales exista la duda, a juicio del Juez de llegada. El Comisario de turno se cerciorará en este caso.

d) Observar con responsabilidad el desarrollo de la carrera y sus incidencias sujetándose en todo a los Reglamentos y normas federativas.

e) Dará cuenta al Director de carreras de las anormalidades observadas.

CAPITULO V

DEL CRONOMETRADOR

Artículo 28º. El cronometrador es la persona que debidamente nombrada mide y da fe del tiempo de duración de una carrera.

Artículo 29º. El cargo de Cronometrador es compatible para que sea desempeñado por cualquier otro cargo técnico-deportivo.

Artículo 30º. Son misiones del Cronometrador:

a) Computar con la mayor exactitud el tiempo de duración de la carrera, desde la apertura de caja hasta la entrada en meta del ganador de la carrera, dando cuenta del mismo al Comisario y al Director de carreras en el parte correspondiente, siendo su fallo inapelable.

b) Observar con responsabilidad el desarrollo de la carrera y sus incidencias, sujetándose en todo a los Reglamentos y normas federativas.

c) Comunicar las incidencias, si las hubiera, al Director de carreras.

CAPITULO VI

DE LOS VETERINARIOS

Artículo 31º. El Veterinario será el responsable del perfecto estado físico de los galgos participantes en una carrera.

Las resoluciones que emita en el desempeño de sus funciones son inapelables.

6

Artículo 32º. El Veterinario oficial habrá de estar federado y será propuesto por la Sociedad organizadora a su Federación Territorial, a la que corresponde su nombramiento.

Artículo 33º. Son misiones del Veterinario:

a) Revisar a los galgos participantes.

b) Diagnosticar sobre la retirada de un galgo en carrera por enfermedad o lesión, o demás que compete a su cargo.

c) Asistirá a los galgos que requieran sus asistencias por lesión o anormalidades físicas, siempre que hayan sido durante su estancia y traslado al canódromo para carrera pública o durante ella.

d) Hará constar en el acta de la reunión las incidencias que le competan.

e) Emitirá certificados de la lesión o enfermedad siempre que le sean requeridos por las Federaciones.

CAPITULO VII

CARGOS DE CONFIANZA FEDERATIVA

Artículo 34º. El nombramiento de Gerente, Director o representante de la Empresa, serán propuestos por las entidades organizadoras y previo informe de las Federaciones Territoriales correspondientes y aprobados por el Presidente de la Federación Española de Galgos.

Artículo 35º. Los cargos de fotógrafo, conductor de la liebre y encargado de perreras, serán propuestos por el canódromo a la Federación Territorial correspondiente para su aprobación o reparos.

Artículo 36º. El fotógrafo estará a las órdenes inmediatas del Juez de llegada y tomará todas las llegadas de los galgos.

Revelará aquellas que solicite el juez, por considerar que le son necesarias para la emisión del fallo.

Estas fotografías serán expuestas al público.

El fotógrafo es el responsable absoluto de cualquier negligencia en los aparatos, material y accesorios.

Artículo 37º. El conductor de la liebre mantendrá en condiciones los aparatos de conducción normal de la liebre, con media hora antes de la celebración de las pruebas oficiales o de ensayo, encontrándose a las órdenes del Director de carreras o su adjunto.

Artículo 38º. El encargado de perreras, estará a las órdenes del Director de carreras o su adjunto, y en toda reunión oficial de clasificación o de entrenamiento estará puntualmente a las horas que se le indique y no permitirá la entrada en el recinto de perreras a ninguna persona ajena al servicio bajo ningún pretexto.

Revisará todas las perreras para que el estado de higiene y comodidad del galgo sean perfectas, inspeccionándolas antes de introducir ningún galgo en ellas, para evitar cualquier anormalidad que pudiera existir, dando cuenta en el acto a su jefe inmediato de cualquier anomalía.

CAPITULO VIII

DISPOSICIONES GENERALES SOBRE LOS

CARGOS TECNICO-DEPORTIVOS Y DE CONFIANZA FEDERATIVA

Artículo 39º. La designación de los cargos técnico-deportivos para actuar en una o más reuniones de carreras públicas o competición, se hará por el Comité de cargos Técnico-deportivos y el número de

7

reuniones o carreras que acuerde a cada cargo y en cada canódromo y teniendo la obligación de presenciar todas y cada una de las carreras de la reunión o competición para la que ha sido designado.

Artículo 40º. Es imprescindible a toda persona que solicite ser examinada para ejercer un cargo técnico-deportivo el haber cumplido las normas establecidas por la Federación Española de Galgos y su Comité de cargos Técnico-deportivos y ser mayor de edad.

Artículo 41º. El Director de carreras o su adjunto estarán en el canódromo por lo menos una hora antes de la anunciada para el comienzo de la reunión. Los demás cargos técnicos, estarán en sus puestos con media hora de antelación al comienzo de la reunión.

La no presentación con la anticipación reglamentaria dará lugar a la sustitución, que será designada por el Director de carreras.

Artículo 42º. Cualquier designación para actuar en un cargo accidentalmente podrá recaer en persona que ostente un cargo técnico-deportivo.

Artículo 43º. Los adjuntos lo pueden ser de cualquier cargo de los mencionados y cuando actúen tienen sus mismas responsabilidades y obligaciones, con las incompatibilidades que figuren en este Reglamento.

Artículo 44º. Todos los cargos técnicos y de confianza federativa deberán denunciar todo caso de soborno o intento del mismo de que tuviera noticia a la Federación correspondiente, pero cuando por la urgencia del caso no tuviera tiempo de hacerlo, podrán comunicarlo a la autoridad federativa que se halle más próxima, estándoles prohibido comentarlo, ni antes ni después de hecha la denuncia, como no sean requeridos oficialmente por las autoridades deportivas. La contravención de lo expuesto podrá ser motivo de sanción.

Artículo 45º. Queda prohibido a los cargos técnico-deportivos o de confianza federativa en activo, tener por sí parte o la totalidad en la propiedad de un galgo inscrito en el Libro Registro federativo. Están excluidos de esta prohibición los cargos técnico-deportivos o de confianza, que desarrollen su actividad en entidades registradas como asociación deportiva, sin ánimo de lucro.

Artículo 46º. Queda prohibido a los cargos técnicos y de confianza por sí o por terceros tomar parte en las apuestas que se crucen; asimismo, se les prohibe dar toda noticia-pronóstico sobre los participantes o sobre los resultados de una carrera.

Artículo 47º. Las empresas organizadoras podrán elevar denuncia contra cualquiera de los cargos técnicos deportivos, razonando debidamente a la Federación Territorial correspondiente, y ésta trasladarla a la superioridad inmediata debidamente informada.

Artículo 48º. Los cargos técnico-deportivos federados dependen directamente de las Federaciones y los derechos federativos que devenguen serán satisfechos por las entidades organizadoras a la Federación Territorial correspondiente mediante recibo. Se exceptúan los Comisarios Nacionales y los Directores de carreras.

Artículo 49º. En caso de necesidad o ausencia de cualquier cargo técnico-deportivo para una reunión de carreras y por disposición federativa, las sustituciones podrán ser como sigue o pudiendo desempeñar una persona dos cargos:

a) Que un Comisario Nacional y Territorial puede actuar además, en cualquier cargo menos el de Veterinario.

b) Que un Director de carreras puede actuar además, en cualquier cargo menos el de Comisario y Veterinario.

c) Que los Jueces de salida y llegada pueden actuar además, de dichos cargos, en el de Cronometrador.

8

d) Que un Cronometrador puede actuar además, de Juez de salida o de llegada.

e) El Veterinario no puede sustituir ni ser sustituido a no ser por persona con igual título facultativo y federado.

Todos los cargos ocuparán sus puestos una vez que el Juez de salida dé la orden de retirar los galgos de su exposición al público y sean conducidos a la caja de salida.

TITULO IV

DE LAS PERSONAS, SOCIEDADES Y CANODROMOS

CAPITULO I

PROPIETARIOS Y PREPARADORES

Artículo 50º. Las personas que quieran ser propietarios o preparadores federados de galgos, que tomen parte en las carreras que se celebren en pista, deberán solicitarlo a la Federación Territorial correspondiente, la cual por medio de su Junta Directiva acordará su concesión o denegación. Siendo esta última motivada y recurrible ante la Junta Directiva de la Federación Española.

Artículo 51º. Las condiciones para solicitar el título de propietario o preparador de galgos federados
son:

Ser mayor de edad si se trata de persona individual o su representante si se trata de persona asociada. Los menores de edad podrán tener licencia federativa siempre que dispongan de la autorización de sus padres.

Para el título de propietario, ser dueño de un galgo o cachorro inscrito en el Libro Registro federativo.

Ser presentado o avalado por la Sociedad organizadora donde actúe su galgo y por la Federación Territorial correspondiente a su demarcación.

La Federación Española de Galgos podrá excepcionalmente expedir directamente licencias de propietario o preparador a las personas que por circunstancias anómalas no puedan ser presentadas o avaladas por Sociedad organizadora o Federación Territorial.

Artículo 52º. Las instancias solicitando el título de propietario, preparador o persona asociada especificarán:

Nombre, nacionalidad, edad, profesión, estado y residencia del peticionario si es persona individual o de cada uno de los interesados si se trata de propietario persona asociada.

Número y nombre de los galgos de su propiedad o a su cuidado y sitio de emplazamiento.

A estas instancias se acompañarán:

En caso de tratarse de propietario persona colectiva, contrato de asociación.

Para la licencia de propietario, certificado de propiedad de un galgo inscrito en el Libro de Orígenes federativo de la Federación Española de Galgos, o número en el Libro Registro de galgos o cachorros.

Para la licencia de preparador, declaración del propietario de los galgos que cede en preparación al solicitante.

En caso de que el solicitante sea menor de edad, se adjuntará a todo lo anterior, la autorización paterna.

9

Artículo 53º. Todo propietario federado podrá proponer un representante con sus mismos derechos y obligaciones en el tiempo que le represente.

Artículo 54º. En el caso de que el propietario sean personas colectivas, en el contrato de la asociación, para que tenga validez deportiva, deberá ser visado por la sociedad organizadora donde actúe su galgo y por la Federación Territorial correspondiente a su demarcación.

Artículo 55º. Cada propietario o preparador comunicará a su Federación Territorial correspondiente lugar de emplazamiento de los galgos, su número, nombre y relación nominal de las altas y bajas de los galgos que tengan a su cuidado.

Artículo 56º. Las Federaciones Española y Territoriales podrán realizar u ordenar visitas de inspección a las cuadras o perreras permanentes de todos los propietarios y preparadores federados.

Artículo 57º. Los títulos de propietarios o preparadores federados dan derecho en el canódromo donde actúen a libre acceso al recinto reservado para ellos durante los entrenamientos, clasificaciones o revisiones de los galgos. Tendrán entrada gratuita al canódromo en el recinto que la empresa señale.

Artículo 58º. El título de propietario y preparador federado devengará unos derechos federativos anuales que fijará la Federación Española de Galgos.

Artículo 59º. Los títulos de propietarios y preparadores federados son personales e intransferibles, siendo compatibles entre sí. Estos títulos tendrán una validez anual.

Artículo 60º. Los propietarios y preparadores federados en su calidad de tales y en sus relaciones con los organismos federativos y entidades organizadoras, no reconocen más autoridad que la que se establece en los Reglamentos y disposiciones de la Federación Española de Galgos, sus Territoriales y sus organismos superiores e inferiores.

CAPITULO II

CONSTITUCION Y FUNCIONAMIENTO DE LAS SOCIEDADES OGANIZADORAS

Artículo 61º. Las carreras de galgos en pista que se celebren dentro del territorio español, estarán a cargo de Sociedades organizadoras que, con el carácter de federadas a la Federación Española de Galgos, obtenga el título de tal y estén sujetas a la autoridad de dicha Federación y sus organismos superiores e inferiores.

Artículo 62º. Las Sociedades organizadoras que dentro del territorio español traten de dedicarse a la organización de carreras de galgos en pista, deberán solicitarlo por escrito a la Federación Española de Galgos, a los efectos deportivos por conducto y con informe de la Federación Territorial correspondiente, si la hubiera, o caso contrario directamente de la Federación Española de Galgos, la que en cualquiera de los casos citados lo comunicará a su superioridad.

Artículo 63º. Las Sociedades organizadoras harán constar en sus actas de constitución el deber de orientar su actuación dentro de las normas que dicte la Federación Española, sus Territoriales y sus órganos federativos galgueros y la superioridad.

Artículo 64º. Las instancias solicitando la inscripción en la Federación Española de Galgos, especificarán:

1º. Domicilio de la empresa organizadora.

2º. Nombre, nacionalidad de las personas que el peticionario propone como Gerente, Director y representante suyo ante las respectivas Federaciones.

3º. Medios económicos con que cuenta para acometer la organización.

10

4º. Que se encuentre en el disfrute de terrenos y demás elementos precisos para la práctica del deporte que se propone de acuerdo con las disposiciones gubernativas y federativas.

5º. Compromiso de sujetarse a los Estatutos, Reglamentos y cuántas disposiciones emanen de las respectivas Federaciones Territoriales, Federación Española de Galgos y de su superioridad en torno al mejoramiento de la raza galguera y a la organización técnica de las carreras de galgos en pista.

Artículo 65º. A las instancias se acompañarán:

1º. En caso de tratarse de persona colectiva, certificado de constitución.

2º. En caso de tratarse de Sociedad o Club deportivo, copia de Estatutos y relación de socios.

3º. Cuántos documentos estime oportuno la correspondiente Federación como justificación de las condiciones exigidas.

4º. Para la solicitud de licencia de actuación para pista, se acompañará también planos y memorias del terreno e instalaciones que deben sujetarse a las medidas y modelos que se especifiquen en los oportunos Reglamentos y disposiciones.

Artículo 66º. Las Entidades organizadoras constituidas con el carácter de Sociedades o Clubes deportivos, deberán presentar sus Estatutos a la aprobación de la Federación Española de Galgos, por mediación de sus órganos federativos territoriales.

Artículo 67º. La concesión de licencia deportiva para apertura de un canódromo, quedará condicionada al pago de una cuota en metálico, a determinar por la Asamblea General Ordinaria.

El canódromo responderá del pago de cuotas, tasas, derechos y sanciones federativas, así como de los premios a los propietarios y cuántas cantidades especifiquen las disposiciones y Reglamentos.

Artículo 68º. Los canódromos satisfarán las participaciones que a favor de la Federación Española de Galgos, dicte la Asamblea General de la misma, sobre las apuestas, venta de localidades y premios.

Artículo 69º. Las licencias de actuación de los canódromos serán personales e intransferibles.

La concesión de esta licencia deportiva, no evita a la empresa el requisito de la licencia gubernativa y demás correspondientes al espectáculo.

Artículo 70º. La autoridad de la Federación Española, sus Territoriales y sus órganos federativos galgueros, se extiende al terreno e instalaciones de una Sociedad organizadora y en su consecuencia dichos superiores organismos y sus órganos federativos dispondrán de ellos cuando crean conveniente para la organización de competiciones y torneos que reglamentariamente estén a su cargo.

Artículo 71º. Las Sociedades organizadoras de carreras de galgos en pista, podrán tener cuadras permanentes para galgos, cuyos propietarios se regirán de acuerdo con las disposiciones de dicha organización al respecto, previamente autorizadas por la Federación correspondiente.

Artículo 72º. La Federación Española o las Federaciones Territoriales en su demarcación deportiva, podrá realizar u ordenar visitas de inspección a las cuadras o perreras permanentes de los canódromos.

Artículo 73º. La organización de un canódromo podrá rechazar la admisión de galgos en su canódromo, a excepción de los clasificados o seleccionados de otras pistas para pruebas Territoriales, Nacionales o Internacionales.

Artículo 74º. Las Entidades organizadoras elevarán a la aprobación del superior organismo federativo el calendario, premios, etc.., de las pruebas deportivas a celebrar.

11

Artículo 75º. Los miembros de la Federación Española, de su Superioridad y de sus Federaciones Territoriales, tendrán libre acceso a todas las dependencias de los terrenos federados y asiento en el lugar preferente.

Artículo 76º. La Federación Española de Galgos, por medio de sus Federaciones Territoriales y Comisarios respectivos fiscalizará la aplicación de Reglamentos y obligaciones deportivas dentro de las Entidades organizadoras.

CAPITULO III

CONDICIONES TECNICAS DE LOS CANODROMOS

Artículo 77º. Todos los canódromos, además de cumplir las normas federativas, habrán de disponer y reunir las deportivas siguientes:

1. La pista tendrá que estar cerrada, ser plana, horizontal en las rectas y peraltada en las curvas, de un mínimo de seis metros de anchura, de pradera natural o artificial, arena fina o carbonilla tamizada, susceptible de ser regada.

2. Toda ella estará limitada en su parte interior y exterior por cerramiento que permita la visibilidad.

El local destinado a perreras de carreras, o sea donde se encuentran los galgos que han de participar en la reunión, estará situado dentro del canódromo y fuera del recinto interior de la pista y a una distancia prudencial de ésta y suficientemente cercada.

El sitio destinado a exhibición de galgos, podrá estar fuera del recinto interior del campo que queda dentro de las dos rectas.

La superficie del campo comprendida dentro del perímetro de la pista no podrá ser destinada para estacionamiento de espectadores; únicamente podrán permanecer en ellas los empleados y los cargos técnico-deportivos, por razón de su cometido. Salvo las excepciones autorizadas federativamente.

5. La meta estará situada en una de las rectas que forman la pista, debiendo ser visible al público. El Juez de llegada y el fotógrafo dispondrán de instalaciones a los lados de la pista para quedar aislados del público durante el desempeño de su cargo. El fotógrafo dispondrá, además de un cuarto donde pueda efectuar el revelado.

Desde la meta de llegada hasta el lugar donde desaparece la liebre habrá una distancia mínima de 20 metros y siempre a 10 metros como mínimo de la entrada a la curva inmediata.

6. Es obligatorio en todos los canódromos el sistema de liebre eléctrica y accesorios correspondientes en perfecto funcionamiento.

Esta liebre será en sus medidas y formas, una fiel imitación de liebre real.

Las cajas de salida estarán colocadas sin inclinación alguna y del modelo aprobado por la Federación Española de Galgos.

Los obstáculos podrán ser de madera, cable o goma, pero con su correspondiente defensa en evitación de lesión del galgo y se instalarán en una o en las dos rectas y situados a 30 metros como mínimo uno del otro y a 12 metros antes de la entrada a la curva y a más de 20 metros de la línea de meta de su llegada.

9. Instalaciones eléctricas y aparatos adecuados que alumbren suficientemente la pista, si han de celebrarse carreras nocturnas y teniendo cuidado que la parte de llegada esté con alumbrado suficiente, a fin de que el fotógrafo pueda sacar la llegada de los galgos. Igualmente las demás dependencias del canódromo deberán tener instalaciones eléctricas, para mejor desarrollo de la reunión.

12

10. Casetas y totalizadores de apuestas electrónico o circuito cerrado de televisión o tablero eléctrico, aparatos de foto de llegada electromecánicos, báscula de pesaje de galgos, carteleras y demás complementos para la celebración de las carreras.

Artículo 78º. El canódromo dispondrá de una clínica con su instrumental, mesa de operaciones, medicamentos y demás accesorios, en prevención de curas u operaciones a los galgos accidentados en el canódromo y que serán atendidos por el Veterinario oficial de turno en primera cura.

Artículo 79º. La Federación Territorial correspondiente, una vez terminada la instalación de un canódromo, efectuará inspección general, enviando informe por duplicado a la Federación Española de Galgos, la que podrá ordenar una revisión de las instalaciones a los efectos de la concesión de la licencia federativa.

TITULO V

DEL REGISTRO FEDERATIVO

Artículo 80º. Es la oficina donde se computarán todas los datos que se derivan de los diferentes documentos oficiales dictados por las autoridades federativas para el mejor desenvolvimiento y promoción del deporte galguero.

Los actos jurídicos que en él se contienen, son los que a continuación se especifican.

CAPITULO I

NOTIFICACIONES DE CUBRICION

Artículo 81º. Es el documento por el cual se notifica a la Federación correspondiente la monta

efectuada.

Artículo 82º. Se notificará a la Federación correspondiente en el plazo máximo de treinta días. Se hará por triplicado en los impresos oficiales, firmados por los propietarios del semental y la reproductora.

Artículo 83º. La Federación Territorial podrá enviar un representante a presenciar la cubrición que levantará acta al dorso de las notificaciones firmadas por él y por los interesados.

Artículo 84º. La Federación Territorial remitirá las notificaciones de cubrición a la Federación Española de Galgos en un plazo máximo de cinco días para su registro, devolviéndose el duplicado y triplicado a la Federación Territorial y al propietario de la reproductora respectivamente.

Artículo 85º. Queda prohibido el efectuar montas a los sementales mientras no hayan transcurrido veinticuatro horas desde su última actuación en carreras o entrenamientos. Igualmente queda prohibida su actuación en carreras oficiales mientras no hayan transcurrido cuarenta y ocho horas desde su última cubrición.

CAPITULO II

DECLARACIONES DE NACIMIENTO

Artículo 86º. Declaración de nacimiento es la comunicación que a la Federación Española de Galgos se hace el nacimiento del nacimiento de los cachorros a los efectos de su inscripción en el Libro Registro correspondiente.

Artículo 87º. Al propietario de la reproductora se le considerará propietario a su vez de los

productos.

Artículo 88º. Las declaraciones de nacimiento se enviarán como máximo a los treinta días del nacimiento de los productos a la Federación Territorial correspondiente por triplicado, detallando todos los datos en los impresos oficiales y firmados por el propietario de la reproductora.

13

Artículo 89º. Una vez aprobada la declaración de nacimiento por la Federación Territorial se remitirá a la Federación Española de Galgos para su inscripción en el Libro Registro de cachorros, que devolverá los duplicados y triplicados a la Federación Territorial y al propietario de la reproductora respectivamente.

Artículo 90º. Caso de cesión por parte del propietario de uno o más cachorros se hará constar en la declaración de nacimiento el nombre y domicilio de la persona a quien se ceda.

CAPITULO III

RATIFICACIONES DE NACIMIENTO Y MARCAJE DE CACHORROS

Artículo 91º. Los marcajes de cachorros se efectuarán en la oreja derecha entre los dos y cuatro meses de edad, y en la oreja izquierda entre los nueve y once meses.

Artículo 92º. El delegado de marcajes una vez efectuados los mismos, lo notificará por triplicado en los impresos oficiales a su Federación Territorial correspondiente en un plazo máximo de quince días, haciendo constar los tatuajes realizados, ratificando las características de los cachorros y las bajas por muerte si las hubiere.

Artículo 93º. Una vez en poder de la Federación Territorial las ratificaciones, las remitirá a la Federación Española para su registro correspondiente devolviendo ésta el duplicado y triplicado a la Federación Territorial y al propietario de la reproductora respectivamente.

CAPITULO IV

INSCRIPCION EN EL LIBRO REGISTRO FEDERATIVO

Artículo 94º. Esta inscripción se efectuará después de haber cumplido el cachorro los doce meses de edad.

Artículo 95º. La solicitud de inscripción del galgo en el Libro Registro de Orígenes federativo se hará por medio del original correspondiente, tramitado a la Federación Territorial de su demarcación con propuesta de dos nombres como mínimo.

Artículo 96º. Una vez constatada por la Federación Territorial, la enviará sellada y firmada a la Federación Española de Galgos para su inscripción en el Libro Registro Federativo.

Artículo 97º. Una vez inscrito un galgo en el Libro de Registro federativo únicamente se podrá cambiar el nombre, por causa debidamente justificada y a petición del Director de carreras del canódromo en el que esté actuando. Aceptado por la Federación el nuevo nombre, se dará publicidad del mismo en el tablón de anuncios del canódromo y en el programa oficial de carreras durante siete actuaciones consecutivas. En la cartilla de identidad y de carreras, constarán ambos nombres.

CAPITULO V

CONTRATO DEPORTIVO DE VENTA

Artículo 98º. Se efectuará cuando se realice el traspaso de propiedad deportiva de cachorro o galgo, para que sea registrado este traspaso oficialmente.

Artículo 99º. Se notificará por medio de contrato en los impresos que a estos efectos tiene la Federación Española de Galgos y se suscribirán por los interesados por triplicado y habrá de ser aprobado por las Federaciones Territoriales.

Artículo 100º. Cada galgo o cachorro que sea vendido necesita el contrato correspondiente y el sello del canódromo donde actúa, si es galgo en activo.

14

Artículo 101º. Los contratos una vez en poder de la Federación Española de Galgos para su registro se devolverán el duplicado y el triplicado a la Federación Territorial y al nuevo propietario sirviéndole este documento de certificado de propiedad.

Artículo 102º. Una vez registrados los contratos correspondientes en la Federación Española de Galgos, no reconocerá más propietario, a todos los efectos que el que figure como tal en la actualidad en el Registro de dicha Federación desde la fecha de entrada en esta última.

CAPITULO VI

CONTRATO DE ASOCIACION

Artículo 103º. Los contratos de asociación se efectuarán cuando un producto tenga dos o más propietarios.

Artículo 104º. Los contratos de asociación se suscribirán por triplicado, teniendo que ser aprobados por las Federaciones Territoriales correspondientes y cada galgo o cachorro necesita su tramitación del documento por separado.

Artículo 105º. Las tramitaciones de los contratos de asociación seguirán el mismo procedimiento que los contratos de venta.

CAPITULO VII

CARTILLA DE IDENTIDAD Y CARRERAS

Artículo 106º. Esta cartilla es la ficha auténtica del galgo, en la que se va haciendo constar sus actuaciones, incidencias y premios en carrera.

Artículo 107º. Será documento indispensable para actuar en cualquier clase de carreras, serán cumplimentados todos sus datos y firmada por el Director de carreras del canódromo donde vaya a actuar por primera vez el galgo y remitida a la Federación Territorial correspondiente.

Artículo 108º. Dicha cartilla será presentada junto con un impreso federativo suscrito y cumplimentado por el propietario y si dicha cartilla es de conformidad de la Federación Territorial, ésta autorizará provisionalmente el impreso para la actuación del galgo. Procediendo a continuación su tramitación y registro en la Federación Española, remitiendo la mencionada cartilla al canódromo donde el galgo actúa.

Artículo 109º. En dichas cartillas se irá haciendo el asiento correspondiente de las clasificaciones y actuaciones en carreras de los galgos y firmadas por el Director de carreras de la reunión.

Artículo 110º. Se hará constar en la casilla destinada a observaciones, los ascensos y descensos de categoría, las anormalidades que merecen medidas de competición y actuaciones en premios, copas, campeonatos, etc., así como, competiciones extraordinarias y ordinarias, oficiales y locales.

Artículo 111º. Cuando sean necesarias segundas cartillas para continuar asentando las actuaciones del galgo, se seguirá el mismo procedimiento de actuación que en las primeras.

Artículo 112º. Un galgo no puede actuar mientras su cartilla de identidad no se encuentre en poder del Director de carreras del canódromo correspondiente, a no ser que fuera de nueva inscripción y tuviera la autorización provisional a que se refiere el artículo 108º.

Artículo 113º. Para traslado de un galgo y su cartilla a otro canódromo bastará que sea comunicado a la Federación Territorial si se trata de canódromos sitos en la misma demarcación y a la Federación Española si lo fueran de distinta, autorizándolo éstas de inmediato si no existieran circunstancias que lo impidieran.

15

La cartilla será entregada por el Director de carreras al propietario del galgo, para su traslado al nuevo canódromo.

Artículo 114º. Queda prohibido cualquier clase de manipulación en las cartillas, ya que todos los asientos en la misma deben ser efectuados por el Director de carreras o persona designada por él.

CAPITULO VIII

CERTIFICADO FEDERATIVO DE UN GALGO

Artículo 115º. Es el que extiende la Federación Española de Galgos cuando un producto está registrado como tal en el Libro Registro federativo se hará a solicitud del propietario del galgo.

CAPITULO IX

CERTIFICADO DE ORIGEN EXTRANJERO

Artículo 116º. Es el extendido por la autoridad galguera del país de procedencia que se depositará en la Federación Española de Galgos para su inscripción en España.

Artículo 117º. Para la actuación de cualquier producto importado en España es imprescindible la aportación del certificado de origen o la cartilla de identidad del país de procedencia, si estos no fueran presentados, se les considerará a todos los efectos como de procedencia ignorada.

TITULO VI

ACTOS ANTERIORES A LA CARRERA

CAPITULO I

ENTRENAMIENTOS, CLASIFICACIONES Y REVISIONES A LOS GALGOS

Artículo 118º. A los galgos se les clasificará por categorías en cada canódromo indistintamente, con arreglo a los tiempos empleados en recorrer determinada distancia en su especialidad bien en liso o en obstáculos, de acuerdo con los tiempos oficiales de la pista correspondiente.

Artículo 119º. Las categorías podrán ser de 1ª, 2ª, 3ª, 4ª y 5ª, subdividiéndose si se desea en grupos a) y b), los tiempos de una categoría a otra, si no existieran grupos en ellos no tendrán un margen mayor de un segundo, y si existen grupos, cada uno de ellos tendrá un margen no mayor de sesenta centésimas de segundo.

No se permitirá la clasificación de un galgo en 5ª categoría y ésta existirá sólo para los descendidos de 4ª categoría.

Artículo 120º. Para clasificar a los galgos en una de las cuatro categorías, se hará dentro de la distancia base del canódromo, quedando clasificado el galgo para todas las distancias en lisa. Cuando un galgo ascienda o descienda, se comprende que es en todas las distancias de la pista. Para obstáculos, la clasificación se hará en esta especialidad.

Artículo 121º. Las clasificaciones de los galgos se harán por el Director de carreras o su adjunto con plena responsabilidad tomando el tiempo de dos o más pruebas de clasificación. A las clasificaciones podrán asistir miembros de las Federaciones Territoriales correspondientes, los cuales darán cuenta de toda irregularidad que en aquellas se produzcan.

Una hora antes de la anunciada para las pruebas de clasificación o revisión tendrán que encontrarse en las perreras del canódromo los galgos que vayan a tomar parte, y antes de actuar deberán ser identificados por el Director de carreras y si lo considera necesario a solicitud de éste por el veterinario oficial.

16

Artículo 122º. Las reglas para la clasificación de los galgos a que ha de sujetarse el Director de carreras y su adjunto serán las siguientes:

a) Ningún galgo podrá ser sometido a clasificación hasta que hayan transcurrido catorce meses desde su nacimiento.

b) Un galgo no podrá clasificarse mientras al dorso del certificado de aptitud no se exprese que está dado de alta para ello, pudiendo, si después no fueran normales las pruebas que haga en la clasificación, retirarlo de ellas y volverle a los entrenamientos y enseñanzas a que hubiera lugar.

c) Las tandas de clasificaciones las hará el Director de carreras entre galgos de probable o más igual categoría, no pudiendo pasar de cinco el número de galgos de cada una ni menor de dos.

d) Los propietarios podrán solicitar y clasificar un solo galgo siempre que éste fuera de una probable primera categoría, pero será obligatorio antes de su debut y una vez dado de alta en clasificación revisarlo con una tanda de un mínimo de dos galgos, una o más veces a juicio del Director de carreras.

Todo galgo que en una de sus dos o más actuaciones marque tiempo de primera categoría, quedará clasificado en ella sin necesidad de continuar sus clasificaciones, pero siempre que haya corrido con más galgos.

e) De los tiempos marcados en las pruebas de clasificación de un galgo, se tendrá en cuenta únicamente el menor y con arreglo a él quedará clasificado.

f) Las pruebas de clasificación y revisión serán de un mínimo de dos días a la semana en cada canódromo y deben estar los galgos a clasificar en las perreras de carreras una hora antes de la anunciada para el comienzo de las pruebas.

g) Ningún galgo importado podrá clasificarse para su primera actuación en un canódromo en menos de la tercera categoría, aunque luego en sus carreras oficiales, por ascensos y descensos, variara de categoría.

h) Los tiempos de las pruebas oficiales de clasificación son precisamente los tomados por el Director de carreras o su adjunto en las pruebas que con tal carácter oficial se celebren en cada canódromo.

Artículo 123º. Todos los galgos, al trasladarse a otros canódromos, necesitarán clasificarse en la nueva pista, quedando encuadrados en la categoría conseguida en la mencionada clasificación.

Artículo 124º. Todo galgo clasificado en una categoría que no hubiera actuado públicamente en los últimos quince días, a juicio del Director de carreras, podrá ser entrenado y sometido a reclasificación.

Artículo 125º. Los galgos que les hayan sido aplicadas alguna medida de competición por cometer anormalidades en un canódromo o que hayan sido retirados de él por decisión federativa, en ninguna forma podrá ser revisado a los efectos de descenso de categoría. Unicamente y como consecuencia de un accidente y por si las facultades físicas de un galgo hubieran sido mermadas, será solicitada la revisión para probable descenso de categoría que se podrá o no conceder a la vista del informe.

Artículo 126º. Clasificado un galgo en un canódromo, actuará necesariamente dentro de la categoría en que quede clasificado hasta que, con arreglo a lo que se establece en este Reglamento, le corresponda ascender o descender salvo la excepción asignada en el artículo anterior.

Artículo 127º. Se hará constar en las actas correspondientes y cartillas de actuaciones los galgos después de clasificados, fechas de clasificación, peso, etc., como en una carrera oficial, como así mismo, en dichas cartillas y actas las anormalidades cometidas por ellos.

17

Artículo 128º. Se hará público por los canódromos, con la debida anticipación los días y horas de enseñanza, entrenamiento, clasificación y revisión de galgos, así como los resultados de estas dos últimas pruebas y tiempos empleados para la clasificación, alta o continuidad en los de revisión.

CAPITULO II

DEL PROGRAMA, INSCRIPCIONES Y MATRICULAS

Artículo 129º. Las condiciones generales de los programas que hayan de celebrarse, no se podrán oponer a las disposiciones del presente Reglamento.

Artículo 130º. Matrícula es la cantidad que puede ser fijada, para que un galgo pueda tomar parte en la carrera para la que ha sido inscrito.

Artículo 131º. Queda fijada la cantidad máxima como matrículas para cada galgo en el tres por ciento del total de los premios de la carrera; no obstante, los organizadores pueden no fijar cantidad alguna.

Artículo 132º. Si se quiere admitir en una carrera, indistintamente galgos de todas las sangres y de cualquier país se empleará la fórmula “para toda clase de galgos”. Si se tratara de excluir los galgos importados se dirá “nacidos y criados en España”.

La Federación Española y sus Territoriales dictarán normas siempre bajo las bases de favorecer a los galgos nacidos y criados en España.

Si en alguna carrera, premio o competición se quiere poner ciertas condiciones respecto a edad, sangre, sexo, etc., se expresará taxativamente.

Artículo 133º. Cuando las condiciones de la carrera excluyan al galgo que haya corrido o ganado en el año, se entiende que es desde el 1 de enero anterior a la carrera anunciada.

Artículo 134º. Caso de que en una de las carreras anunciadas que no sea competición oficial no hubiera matriculado un mínimo de cinco galgos, será anulada confeccionándose otra a ser posible de la misma categoría y distancia entre los inscritos programados, todo ello con conocimiento y aprobación de la Federación Territorial. Una vez publicada la carrera se celebrará a todos los efectos, mientras no sean retirados todos los galgos. Se exceptúan los desafíos con dos o más galgos.

Artículo 135º. En las competiciones oficiales, en su primera eliminatoria, deberán comenzar como mínimo con cinco galgos por carrera.

Artículo 136º. El Director de carreras determinará entre los galgos inscritos y calificados los que hayan de tomar parte en la carrera por selección o sorteo, según convenga a la Sociedad o Empresa organizadora y efectuará el sorteo de los números de salida o no de los galgos y las ventajas correspondientes en las carreras de esta especialidad los fijará con toda equidad.

Artículo 137º. Respecto a las hembras, queda prohibido la inscripción y actuación en carreras de aquéllas que por su estado de celo y temperatura se salgan de lo normal mientras no sean dadas de alta para las carreras por el Veterinario oficial. Igualmente queda prohibida la actuación en carreras públicas de aquéllas reproductoras que su estado de preñez esté en más de treinta días; También queda prohibida la actuación de hembras que habiendo parido no hayan sido dadas de alta por el Veterinario oficial, como mínimo a los treinta días del parto.

Artículo 138º. Para que un galgo esté calificado para una carrera, es necesario que reúna las condiciones exigidas al hacer la inscripción y no las haya perdido en el momento de verificarse la carrera.

Se exceptúan el caso de competiciones o premios que se corran con final y entonces, aunque a un galgo le correspondiese variar de categoría por su actuación en cualquiera de dichas carreras; si se encuentra clasificado, continuarán disputándola hasta que sea eliminado en la competición o premio.

18

Cuando un galgo varíe de categoría, si es descendido podrá actuar en ganadores, y si es ascendido con no ganadores; todo ello tan solo la primera vez que tome parte en la nueva categoría.

Artículo 139º. El propietario del galgo, su representante, preparador o en todo caso la persona expresamente autorizada son los únicos que podrán efectuar las inscripciones de los galgos.

Artículo 140º. Las inscripciones se harán en el sitio y fecha que marque el programa. Toda inscripción recibida después de la hora marcada es nula.

Artículo 141º. Las bases de cualquier competición o premio deberán ser aprobadas por la Federación Territorial y comunicadas a la Federación Española para su ratificación, en su caso.

Artículo 142º. Todo propietario que sin justificación retire un galgo después de confeccionado el programa, pagará la sanción de incomparecencia, el nueve por ciento del importe total de los premios; si la retirada la justificara con certificado facultativo, este habrá de ser aprobado por el Veterinario oficial del canódromo, sin cuyo requisito se considerará aquel como no presentado.

En los casos previstos en el párrafo anterior el Director de carreras puede cubrir las vacantes con otros galgos inscritos y calificados que hayan sido anunciados previamente como suplentes, así como alterar el orden del programa durante el espectáculo, previa autorización del Comisario territorial correspondiente, para la buena marcha de la reunión y haciéndolo saber con antelación pública.

Artículo 143º. Una vez los galgos seleccionados o clasificados para una competición oficial no podrán actuar en carreras ordinarias hasta que hayan sido eliminados, o caso de continuar clasificados, hasta después de terminada la competición. Los suplentes de dichas competiciones están sujetos a sustituir aunque figurarán programados en una carrera ordinaria. Para casos especiales sólo con autorización de la Federación Territorial correspondiente o la Federación Española cuando la prueba sea a nivel nacional, podrán los clasificados o seleccionados actuar en otras pruebas.

Artículo 144º. Todo premio que no haya sido corrido en la distancia anunciada en el programa o que no haya podido terminarse por un entorpecimiento de la liebre, etc., puede ser corrido el mismo día o, si no, anulado, a excepción de las competiciones oficiales, que pueden retrasarse. En el caso de anulación, las matrículas serán reembolsadas a los propietarios. Para que un galgo se considere ganador, hace falta que haya cumplido las condiciones del premio, aún en el caso de que ningún concurrente se haya presentado.

Artículo 145º. Cualquier competición oficial señalada para celebrar en fecha determinada podrá ser suspendida, aplazada o trasladada por la autoridad correspondiente.

Artículo 146º. Una vez finalizada la carrera o al finalizar la reunión, los galgos que hayan participado deberán ser retirados del canódromo por su propietario o persona designada por éste, pudiendo ser examinados por el Veterinario oficial, si así lo cree conveniente el Comisario o el Director de carreras.

CAPITULO III

CAMPEONATOS Y COMPETICIONES OFICIALES Y LOCALES

Artículo 147º. De los campeonatos y competiciones oficiales corresponde su organización a las Federaciones correspondientes y de los locales, bien sean premios, copas, etc., a la Sociedad organizadora.

Artículo 148º. Todas las pruebas locales organizadas por una o más Empresas irán procedidas de unas bases de competición aprobadas por la Federación correspondiente por lo menos con veinte días de anticipación y haciéndolas públicas en el canódromo o canódromos por lo menos siete días antes de su comienzo.

Los campeonatos y competiciones oficiales se harán públicas por lo menos treinta días antes de su celebración.

Artículo 149º. Para los campeonatos, además de las condiciones establecidas para cada prueba, sólo podrán actuar los galgos que estuvieran inscritos en el Libro Registro federativo con la notificación de

19

cubrición de la madre y la declaración de nacimiento del producto registrado reglamentariamente en la Federación Española.

En cuanto a los importados, el certificado de origen de su país les servirá de documento, para que, de acuerdo con las condiciones de las pruebas, puedan o no actuar en competiciones oficiales.

Artículo 150º. Se entiende que el galgo queda inscrito para toda clase de carreras clásicas y campeonatos o competiciones oficiales desde el momento que queda registrado como cachorro a su nacimiento, y así la cubrición de la madre en los Libros Registro federativo y calificado cuando está en una de las dos categorías superiores del canódromo.

Por todo lo anterior, cuando un galgo haya cumplido los catorce meses y se encuentre en una de las dos primeras categorías de su canódromo, el Director de carreras lo programará para todos los campeonatos y competiciones oficiales que se celebren mientras continúe en una de esas dos categorías.

No obstante, cuando la distancia sea superior a la clásica de cada canódromo el Director de carreras consultará con el propietario o preparador del galgo.

Los galgos que no actúen en las superiores categorías del canódromo pueden ser o no inscritos en dichas carreras, si es el deseo de sus propietarios siempre que no hagan aumentar el número de eliminatorias que preveía la organización.

Todos los galgos inscritos en el Libro Registro federativo pueden ser seleccionados por la Federación para pruebas de importancia.

Artículo 151º. Las carreras podrán ser: lisas o de obstáculos a la vez de internacionales, interregionales, intercanódromos, nacionales, regionales y de canódromos. También pueden celebrarse por categorías en los canódromos y nunca podrán ser con ventaja, excepto en las locales. Unas bases regularán las condiciones de la prueba, no oponiéndose a los Reglamentos y disposiciones reglamentarias y habrán de ser aprobadas por la Federación.

Artículo 152º. Cuando para un campeonato, competición oficial, local, etc., se encontrarán calificados o clasificados más de un galgo de un propietario, canódromo o Federación antes de sortear las primeras eliminatorias se tendrá en cuenta que, a ser posible, no corran en la misma carrera los de la misma representación, repartiéndolos, según las bases de la prueba, a ser posible, entre las eliminatorias que hubieran de correrse inicialmente.

Artículo 153º. En todos los campeonatos, competiciones oficiales, locales, etc., actuarán de suplentes, los restantes mejor clasificados o calificados, según corresponda; es decir, que si en los cuartos de final fuese retirado alguno de los galgos de cualquiera de sus tandas, los sustituirán los suplentes anunciados, que serán los que al sorteo de la prueba se les designó un orden por su mejor calificación; si en las semifinales fuera retirado algún galgo de cualquiera de sus tandas, le sustituirá el siguiente clasificado con derecho en su tanda de cuartos de final; si el retirado lo fuera en la final, será sustituido por el siguiente clasificado con derecho en su tanda de semifinal. En el caso de que no pudiera ser sustituido un galgo por el siguiente, lo será por su subsiguiente, etc., y así sucesivamente, pero siempre por los de su tanda aunque tuviese que ser retirado de otras carreras que no sean de la competición de que se trate y se corra en la misma reunión o incluso aunque tenga que ser retirado de la consolación de dicha prueba.

En el caso de que fuera necesario efectuar sustituciones en la consolación, éstas serán hechas por el siguiente o subsiguiente, etc., de la tanda de cuartos de final en la que participó el galgo a sustituir.

Artículo 154º. Un galgo puede tomar parte en carreras de categorías o grupos superiores a la suya, siempre que no haya galgos bastantes para completar en la categoría o grupo de la carrera y esté autorizado por su propietario o preparador. A esos efectos, si hubiera mayor número de opositores, se considerará calificado al de mejor categoría y entre los que reúnan esta condición, al de mejores actuaciones en las cuatro últimas carreras a partir del plazo de los treinta días anteriores en dicha categoría o grupo.

Artículo 155º. Para los campeonatos, competiciones oficiales, locales, copas, premios y carreras con vista a una final, si las condiciones para ellas no fijarán otra cosa, se considerarán calificados los de mejores

20

categorías, tiempos y clasificaciones durante los últimos treinta días hasta el cierre de matrículas. En ninguna forma se permitirá la actuación en dichas pruebas a galgos que habiendo cometido una anormalidad en carrera en ese canódromo, no hayan actuado por lo menos dos veces normalmente en él en carreras públicas desde que las cometieron.

Artículo 156º. Quedan excluidos de tomar parte en toda clase de campeonatos, competiciones oficiales, locales, copas, premios y carreras con vista a una final en el canódromo, los galgos que hayan cometido dos anormalidades en el canódromo donde se corran, no pudiendo actuar en él en dichas pruebas, a no ser que se encontrara clasificado para ellas o ella desde otro canódromo.

Si se diera esta circunstancia el Director de carreras podrá exigir a este galgo los entrenamientos que crea oportunos.

Artículo 157º. Cuando cualquiera de las pruebas mencionadas fuera para una determinada categoría, tampoco podrán considerarse calificados los galgos que no hayan actuado, con anterioridad a su inscripción, un mínimo de dos veces en esa categoría a partir de su último ascenso, descenso, clasificación o revisión, y si es en la superior, dos veces en el canódromo. En caso de no haber número suficiente entre los inscritos, podrán actuar los de mejor clasificación dentro de la categoría, pero que tenga por lo menos una actuación desde su último ascenso, descenso, clasificación o revisión.

Artículo 158º. Al galgo que tome parte en campeonatos, competiciones oficiales, locales, etc., en las que no se mencione categoría, las actuaciones y tiempos se le considerarán como efectuados en su categoría, a los efectos de clasificación o posible ascenso, no así para el descenso que no se les tendrá en cuenta más que a los de la superior categoría.

CAPITULO IV

CARRERAS DE VENTA O A RECLAMAR

Artículo 159º. En las carreras de venta, el galgo ganador será vendido, después de efectuada la carrera, en pública subasta, inmediatamente que el resultado haya sido hecho público. El galgo será adjudicado al mejor postor, verificándose el pago en el acto o garantizado por el Comisario o Director de carreras.

Artículo 160º. En esta clase de carreras, todos los galgos puestos a la venta pueden ser reclamados después de la carrera, menos el ganador. Para ello, dentro de los quince minutos siguientes al hecho de haber sido oficial el orden de llegada, deberán los interesados depositar, en buzón preparado al efecto, una proposición escrita conteniendo la oferta que se hace, la cual no puede ser inferior a la cantidad por la que está puesto en venta el galgo de que se trate, más el importe del premio o la diferencia entre éste y la cantidad asignada al segundo o tercero, si la hubiere y si se trata de la reclamación de un galgo que hubiera llegado segundo o tercero. Si se trata de un galgo que hubiese empatado, la oferta comprenderá, además del premio que se fije, el importe del completo entre el primer premio de la carrera y la cantidad realmente recibida por el galgo reclamado.

Transcurrido el cuarto de hora antes mencionado, se abrirá el buzón mencionado en presencia de un miembro de la Federación correspondiente, y examinadas las proposiciones los galgos reclamados pasarán a ser propiedad de la persona que haya hecho la oferta más elevada siempre que el pago se efectúe inmediatamente o se garantice a satisfacción del Comisario o Director de carreras. Caso de no cumplirse el requisito del pago o garantía, el comprador será deudor a la Federación correspondiente de la diferencia y la venta será anulada y el galgo pasará a ser propiedad de la persona que haya hecho la oferta inmediata inferior o continuará perteneciendo a su antiguo propietario, si no hubiera otro postor. Si hubiera varios ofrecimientos por la misma cantidad, se sorteará entre ellos quien ha de ser el preferido.

Artículo 161º. Tanto el ser vendido en pública subasta el galgo ganador o al ser reclamado uno de los otros que participen en la carrera, el propietario tendrá derecho a percibir la cantidad por la que puso a la venta, incrementando el importe del primer premio, o la diferencia entre éste y el segundo o cualquier otro que hubiera ganado en la carrera, más el cincuenta por ciento de la diferencia entre esta cifra total y la cantidad que realmente haya pagado el comprador. El resto pasará al fondo de premios de la Federación correspondiente.

21

Artículo 162º. En caso de empate para el primer premio, se sacarán a subasta los dos o más galgos ganadores.

Artículo 163º. Las transmisiones de propiedad de los galgos por subasta o reclamación no precisarán contrato de venta. El Comisario y los interesados comunicarán a la Federación Territorial correspondiente estas transferencias para la correspondiente anotación en el Libro Registro federativo de la Federación Española de Galgos.

CAPITULO V

PREMIOS

Artículo 164º. Son las cantidades de dinero en metálico, que fijarán las Sociedades organizadoras para las carreras ordinarias, o competiciones locales y las Federaciones Territoriales y la Federación Española de Galgos para competiciones oficiales. Estas cantidades serán destinadas a los galgos participantes, según las posiciones conseguidas en la carrera.

Artículo 165º. Los premios serán distintos según la distancia menor o mayor a correr y las Federaciones tomarán como base los actuales premios en cada canódromo.

Artículo 166º. Todas las finales de competiciones federativas y locales, etc., tendrán un mínimo de premios nunca menor al de la categoría inmediata superior y si es de la categoría superior, como mínimo tendrá que ser el de ella incrementado por la diferencia del premio de ésta y el de la inferior inmediata.

Artículo 167º. El primer premio será dado al galgo ganador, el segundo, al que llegue en segundo lugar; y así sucesivamente siempre que ninguno de ellos haya sido distanciado o descalificado en cuyo caso el posterior inmediato ganará el premio si no hubiera sido objeto de alguna medida de competición.

Artículo 168º. Si en una carrera dos o más galgos empataran en su llegada a la meta se repartirá el importe del premio o premios correspondientes por partes iguales; si se tratase de un objeto de arte, no se celebrará desempate a no ser que los propietarios lo soliciten a la Federación correspondiente y ésta lo apruebe, o bien lo disponga la Federación sin ser solicitado.

Artículo 169º. Los galgos que empaten para el primer premio de una carrera se considerarán ambos ganadores, y por tanto, no están calificados para las carreras que excluyan al ganador, ni en los que la exclusión o recargo sea por cantidades ganadas; solamente se tendrá en cuenta las cantidades líquidas que se hayan obtenido.

CAPITULO VI

PRIMAS

Artículo 170º. Son las cantidades de dinero en metálico que la Federación Española de Galgos y sus Territoriales podrán designar para los galgos que hayan cumplimentado determinados requisitos en una competición.

Artículo 171º. La Federación Española de Galgos designará las carreras en que se dé como mínimo el diez por ciento del importe del premio en metálico como prima a la reproducción a cargo del propietario del galgo que obtenga el premio y siempre que ese galgo sea producto nacido y criado en España, e inscrito como tal en el Libro Registro federativo.

TITULO VII

LA CARRERA

CAPITULO I

DESARROLLO DE LAS PRUEBAS

22

Artículo 172º. Ninguna carrera lisa se correrá en distancia inferior a 275 metros, ni superior a 900 metros. Las de obstáculos no podrán correrse en distancias inferiores a 300 metros ni superiores a 500 metros.

Artículo 173º. Para que un galgo pueda tomar parte en una carrera lisa con ventaja, es preciso que haya tenido tres actuaciones públicas, no pudiendo ser corridas en distancias inferiores a 275 metros ni superiores a 550 metros.

Para poder actuar en carreras de más de 500 metros, de vallas o con ventaja, un galgo, además de haber cumplido los dieciocho meses, tendrá que haber actuado en carreras oficiales por lo menos tres veces, no contándose las carreras en que haya cometido anormalidades, como quedarse en la caja, pararse, achuchar, etc.

Artículo 174º. El número máximo de participantes en todas las categorías será de ocho, todo ello siempre que sean carreras lisas. En carreras de obstáculos el número máximo será de seis en todas las categorías. No obstante, la Federación Española de Galgos podrá variar el número de participantes en las distintas pistas con arreglo a sus condiciones técnico-deportivas.

Artículo 175º. En cuanto a las condiciones de una carrera se comprende que son en cada distancia de liso y obstáculos. Sus cuadros de tiempos, también distintos en cada distancia y especialidad, como así sus premios por categoría y grupos de estas.

Artículo 176º. Todo galgo que participe en una reunión oficial de carreras, deberá presentársele en las perreras del canódromo por lo menos con una hora de anticipación a la señalada para el comienzo de la reunión, pero admitiéndose los galgos desde dos horas antes de la anunciada en el programa. El galgo o galgos que fueran presentados con retraso se considerarán retirados del programa, sea cual fuere la causa y bajo ningún pretexto podrá tomar parte en la reunión y están sujetos a la sanción por incomparecencia del nueve por ciento del importe total de los premios de la carrera en la que debía haber tomado parte.

Artículo 177º. Al presentar los galgos en el canódromo, deberán llevar cada uno collar e identificación. El Director de carreras podrá determinar los galgos que por sus características han de permanecer con el bozal puesto durante su estancia en las perreras del canódromo.

Artículo 178º. A su llegada y antes y después de su admisión en las perreras, todos los galgos deberán ser identificados por el Director de carreras o su adjunto, pudiendo éstos si observaran alguna anomalía en el estado físico del galgo, solicitar del Veterinario oficial un reconocimiento del mismo siendo inapelable la resolución de este facultativo. Esta resolución la comunicará el Veterinario oficial al Director de carreras y al Comisario, a los efectos de la reunión quienes lo harán constar en acta, adjuntando el parte facultativo.

Artículo 179º. Los galgos serán pesados en presencia del Director de carreras o su adjunto, y salvo autorización del Director de carreras, con conocimiento del Comisario correspondiente, ningún galgo podrá tomar parte cuando su peso haya variado en 350 gramos si ha actuado en la reunión, o en 500 gramos si su actuación ha sido dos o más días antes, en más o menos, siempre teniendo en cuenta que la clasificación es prueba oficial anterior y pudiendo quedar sujeto a revisión por decisión del Director de carreras o Comisario y si hay lugar a ello a una medida de competición.

Artículo 180º. Después de efectuado el pesaje los galgos serán conducidos a las perreras, donde permanecerán bajo vigilancia de los cargos técnico-deportivos del canódromo y la inspección federativa. Toda la manipulación con los galgos se efectuará con sumo cuidado en evitación de posibles lesiones.

Artículo 181º. Durante la estancia en el canódromo, los galgos quedan bajo la custodia de los cargos deportivos correspondientes, y sus propietarios y preparadores, no tendrán ninguna intervención directa relacionado con ellos, salvo autorización del Director de carreras y en las condiciones que éste determine y dando cuenta al Comisario de la reunión, o si por cualquier circunstancia fueran requeridos.

Artículo 182º. En presencia del Juez de salida, los galgos serán sacados de las perreras de espera y serán revestidos con la manteleta del modelo reglamentario, que ostentará el número y color que según el programa oficial, a cada uno le corresponda.

23

En las carreras oficiales, el color y el número de las manteletas serán: el 1, rojo; el 2, azul; el 3, blanco; el 4, negro; el 5, naranja; el 6, blanco y negro y listado horizontal; el 7, rosa, y el 8, morado.

El número irá en blanco o negro en una placa de color distinto a él, también blanca y negra, para facilitar el fallo de la llegada. El galgo que vaya a actuar como suplente, en la parte trasera de la manteleta se le distinguirá con una “S” de la mitad del tamaño de su número en carrera en ambos lados.

Artículo 183º. Ningún galgo podrá ser retirado una vez declarado participante, salvo caso de fuerza mayor y con autorización expresa del Director de carreras, quien dará cuenta inmediata al Comisario de la reunión.

Inmediatamente después de equipados y listos los galgos para la carrera, serán presentados al público hasta el momento de ponerse a las órdenes del Juez de salida.

Artículo 184º. En el momento de hacerse cargo de los galgos el Juez de salida, podrán ser de nuevo reconocidos por el Veterinario oficial, quien pondrá en conocimiento del Comisario y Director de carreras todo caso anormal.

Artículo 185º. Salvo instrucciones contrarias del Director de carreras, todos los galgos deben salir a la pista conducidos por sus paseadores siendo después llevados a la caja de salida y puestos en el compartimento respectivo por dichos paseadores, bajo la vigilancia del Juez de salida. El sitio de los galgos en la caja de salida corresponde al orden señalado en el programa. El Juez de salida dará todas las órdenes necesarias y vigilará que cada galgo ocupe el lugar que le corresponde.

Artículo 186º. Antes de dar la salida, el Juez encargado de la misma está obligado a observar si todos los galgos que toman parte en la carrera están bien situados para realizar una salida lo más igualada y normal. No obstante, si después de la revisión algunos no saliesen normalmente o se quedase alguno o algunos, la salida será válida a todos los efectos.

El Juez de salida será la única persona que podrá atender a los galgos, una vez introducidos en la caja de salida.

Artículo 187º. Cuando uno o varios galgos se escapen de la caja de salida antes de que haya sido dada ésta, el Director de carreras apreciará si el recorrido efectuado por dichos galgos antes de haber sido cogidos los ha puesto o no en condiciones de inferioridad y, por tanto, propondrá al Comisario de turno si la carrera puede celebrarse inmediatamente o en el orden que crea conveniente, siempre que medie un tiempo mínimo de cinco minutos.

Artículo 188º. La salida de los galgos será siempre en batería y en una recta y la caja correspondiente del modelo aprobado por la Federación Española de Galgos y situada en una de las rectas de la pista. Exceptuándose de salir desde la misma línea las carreras con ventaja.

Artículo 189º. Como anuncio de que se va a poner en marcha la liebre, el Juez de salida alzará la bandera o bien se tocará un timbre, sirena o campana o dos procedimientos a la vez.

Artículo 190º. Si por consecuencia de incidentes en la carrera o de entorpecimiento de la máquina, la liebre no pasara por la meta antes que los galgos en la carrera, ésta deberá ser considerada nula y corrida el mismo día en el orden que el Director de carrera crea conveniente, y siempre que medie un intervalo por lo menos de quince minutos. Una señal roja o blanca, o bandera, o campana o sirena o timbre, indicará si la carrera es válida o nula, respectivamente.

Artículo 191º. Está prohibido hacer correr a un galgo bajo la influencia de cualquier sustancia o medio capaz de modificar su condición física, estimulándola, deprimiéndola o alterando en cualquier forma el funcionamiento natural de su organismo.

Las tomas de muestras con las sustancias que comprenden, formas de realizarlas, así como las personas que las ordenan y practican están determinadas en el Reglamento para la toma y análisis de muestras biológicas. Igualmente se determina el organismo que sanciona su incumplimiento.

24

Artículo 192º. El hecho de que algún galgo se vuelva en la pista, se despiste o detenga, achuche o muerda, no efectúe el salto por la parte superior de la valla de las carreras de esta especialidad, la rotura del collar, manteleta, salida de bozal, etc., no dará lugar a la anulación de la carrera, sin perjuicio de las medidas de competición que se le puedan imponer; el Director de carreras o Comisario podrán ordenar la detención de la liebre en casos de evidente peligro con un toque de campana, timbre, etc., y desde dicho toque queda anulada la carrera.

Artículo 193º. Queda prohibido que los galgos lleven otra cosa que el collar, el bozal y la manteleta reglamentaria, independientemente de los “esparadrapos”, etc., que no mermen las facultades del participante.

Artículo 194º. Si por cualquier circunstancia un galgo se parara o sufriera accidente una vez en carrera, podrá ser retirado de la pista inmediatamente por los cargos o empleados, según se vea si puede haber incidente con la liebre o los otros galgos. Si por cualquier circunstancia el galgo sufriera un accidente, únicamente su propietario tendrá derecho a lo que fijan las bases del “Fondo de Auxilio” en cuanto a indemnizaciones económicas.

Artículo 195º. Una vez traspasada la línea de meta el Juez de llegada emitirá su juicio sobre la carrera por los conductos y en la forma que especifican los presentes Reglamentos.

TITULO VIII

ACTOS POSTERIORES A LA CARRERA

CAPITULO I

ASCENSOS, DESCENSOS Y MEDIDAS DE COMPETICION

Artículo 196º. ASCENSOS. Un galgo ascenderá al grupo o categoría superior inmediata, cuando haga el tiempo de ella o de las superiores, pero nunca podrá ascender a más de un grupo o categoría y en ella quedará automáticamente clasificado.

Artículo 197º. DESCENSOS. Un galgo descenderá a la categoría o grupo inferior inmediato por no ser primero, segundo o tercero, tres veces consecutivas en su canódromo y siempre que no haya sido en ellas distanciado, descalificado o accidentado.

Artículo 198º. Los ascensos y descensos se efectuarán en carreras públicas oficiales en lisas y obstáculos.

Artículo 199º. Todo galgo que se encuentra comprendido en las anormalidades que se fijan en el artículo 203º ó que no termine la carrera normalmente, aunque haya sido aplicada alguna medida de competición su actuación no se tendrá en cuenta a los efectos de descensos y así se hará constar en las cartillas y actas si se ha parado, ha mordido, volteado, despistado, caído, etc., y haciendo constar las clases de accidentes a los efectos del apartado anterior.

Artículo 200º. Los ascensos y descensos son indistintamente en lisa y obstáculos en cada canódromo, o sea que las actuaciones para ascensos y descensos de categoría o grupo se refiere a las actuaciones de un galgo en un mismo canódromo.

Artículo 201º. No se tendrá en cuenta para el descenso el no haber obtenido premio un galgo en una carrera, cuando haya sufrido un accidente, despiste, retrasado, distanciado, descalificado, etc.…

El Comisario Territorial o superioridades deportivas correspondientes en caso de apelación estimarán la trascendencia de cada caso y decidirá sobre ello.

Artículo 202º. El galgo que encontrándose en la última categoría de un canódromo y no haya estado entre los tres primeros lugares en ocho carreras consecutivas quedará eliminado de tomar parte en carreras lisas, pudiendo actuar en carreras de obstáculos; y si en esta especialidad tampoco tuviera uno de los tres

25

primeros lugares en ocho carreras consecutivas quedará eliminado de actuar en carreras públicas en dicho canódromo.

Artículo 203º. Se consideran anormalidades que merecen medidas de competición:

1ª. El quedarse un galgo en la caja de salida, en la pista sin seguir la carrera, el volverse, el pararse, no efectuar el salto o hacerlo en la parte inferior o el cortar saltando la valla interior de la pista.

2ª. Quitarse el bozal reincidentemente o no emplearse en la carrera con las facultades normales que indique cansancio o resabio.

3ª. El achuchar, voltear, morder, etc., que sea motivo de estorbo premeditado como galgo anormal en carrera, será sometido a observaciones y revisión de entrenamiento; quedando exceptuados los tropiezos involuntarios.

Artículo 204º. Las medidas de competición que pueden imponerse por anormalidades en la pista

serán:

1ª. La primera vez quedará el galgo descalificado y sometido a revisión por un plazo mínimo de ocho días.

2ª. La reincidencia, descalificado y sometido nuevamente a revisión por un plazo mínimo de quince
días.

3ª. Si el galgo es nacido y criado en España y su edad no sobrepasa los veinticuatro meses, podría hacérsele una nueva revisión a los seis meses.

4ª. Se tendrá en cuenta no computar el pararse con achuchar, voltear y morder, a los efectos de descalificación total por la Federación Territorial.

Artículo 205º. Para efectuar la revisión de un galgo, su propietario si fuera requerido por el Director de carreras, tendrá que efectuar la revisión de aquel con otros que dicho propietario reúna para la tanda correspondiente.

Artículo 206º. El galgo que obtenga premio y por anormalidad en una carrera sea objeto de alguna medida de competición perderá aquel, siendo distanciado o descalificado.

TITULO IX

DISPOSICIONES FINALES

Artículo 207º. La Federación Española de Galgos podrá dictar cuantas disposiciones, debidamente publicadas, considere necesarias para esclarecer o completar el presente Reglamento, teniendo como mira siempre la mejora de la raza galguera y una mejor organización.

Artículo 208º. Todas las personas o entidades tanto físicas como jurídicas que estén federadas acatarán lo dispuesto en el presente Reglamento.

Artículo 209º. Quedan derogadas las disposiciones que anteriormente hayan sido dictadas en cuanto se opongan al presente Reglamento.

Este Reglamento fue aprobado en Asamblea General de la Federación Española de Galgos en fecha 13 de marzo de 1986.

Así mismo fueron ratificados y aprobados por el Consejo Superior de Deportes en fecha 15 de julio
de 1987.

INFORMACIÓN ECONÓMICA, PRESUPUESTARIA Y ESTADÍSTICA

CONTRATOS
CONVENIOS
SUBVENCIONES Y AYUDAS PÚBLICAS

FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE GALGOS
SUBVENCIONES Y AYUDAS PÚBLICAS

IMPORTE: 19.552,92€
FINALIDAD: ACTIVIDAD GENERAL ORDINARIA
BENEFICIARIOS: FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE GALGOS

PRESUPUESTOS

FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE GALGOS
PRESUPUESTO DE INGRESOS Y GASTOS
EJERCICIO 2016

INGRESOS
INGRESOS FEDERATIVOS Y LICENCIAS 483.293,44€
SUBVENCIONES 19.552,97€
INGRESOS DE GESTIÓN FEDERATIVA 53.195,94€
TOTAL INGRESOS 556.042,35€

GASTOS
ACTIVIDAD ESTATAL 331.236,75€
ACTIVIDAD DE FORMACIÓN 3.300,04€
FUNCIONAMIENTO FEDERATIVO 221.505,56€
TOTAL GASTOS 556.042,35€

CUENTAS ANUALES E INFORMES DE AUDITORÍA

PÉRDIDAS Y GANANCIAS

A) OPERACIONES CONTINUADAS EJERCICIO 2015
1. Importe neto de la cifra de negocios 496.206,08
Ventas material deportivo 815,40
Cuotas sociedades 101.150,00
Licencias 318.139,05
Ingresos publicidad 2.895,89
Ingresos competiciones 15.249,74
4. Aprovisionamientos 24.093,88
Consumo de material deportivo, trofeos 23.694,88
Material control antidopage 399,00
5. Otros ingresos de explotación 18.967,14
Colaboración mantenimiento L.R.O 57.956,00
Subvenciones de explotación incorporadas 18.967,14
6. Gastos de personal 63.031,10
Sueldos salarios y asimilados 47.835,69
Cargas Sociales 15.195,41
7. Otros gastos de explotación 435.011,54
8. Amortización de inmovilizado 2.580,60
11. Resultados excepcionales 306,97
A.1) RESULTADO DE EXPLOTACIÓN -9.236,93
12. Ingresos financieros 239,15
13. Gastos financieros  3.115,35
A.2) RESULTADO FINANCIERO -2.876,20
A.3) RESULTADO ANTES DE IMPUESTO -12.113,13
17. Impuesto sobre beneficios 395,44
A.5) RESULTADO DEL EJERCICIO -12.508,57


BALANCE DE SITUACIÓN

BALANCE SITUACION
ACTIVO
A) ACTIVO NO CORRIENTE 16.952,01
I. Inmovilizado intangible 1.283,05
Patentes, licencias, marcas y similares 752,91
Aplicaciones informáticas 525,14
II. Inmovilizado material 13.068,96
Instalaciones técnicas y otro inmovilizado 13.068,96
V. Inversiones financieras a largo 2.600,00
Otros activos financieros 2.600,00
B) ACTIVO CORRIENTE 429.466,31
II. Anticipos a proveedores 32.703,06
III. Deudores Comerciales y otras cuentas 10.288,89
Deudores por ventas y prestación de servicios 2.535,00
Deudores varios 7.753,89
VI. Periodificaciones 49.509,38
VII. Efectivo y otros activos líquidos 336.964,98
Tesorería 336.964,98
TOTAL ACTIVO 446.418,32
PATRIMONIO NETO Y PASIVO
A) PATRIMONIO NETO 192.789,57
A-1) Fondos propios 192.789,57
I. Fondo social 205.298,14
VII. Resultado del ejercicio -12.508,57
C) PASIVO CORRIENTE 253.628,75
III. Otros pasivos financieros 90,00
V. Acreedores comerciales y otras cuentas 37.960,55
Acreedores por prestación de servicios 31.049,18
Personal 109,69
Otras deudas con Administ. Públicas 6.131,68
VI. Periodificaciones a corto 215.848,20
TOTAL PASIVO 446.418,32
RETRIBUCIONES DE ALTOS CARGOS