La higiene del galgo

La higiene en nuestros galgos tanto corporal como de las instalaciones donde se albergan cobra especial importancia en la medida que previenen muchas enfermedades e infecciones, se evitan olores desagradables, parásitos, etc.

Facilitamos algunos consejos relacionados con la limpieza de nuestros galgos ya que precisan de atenciones especiales en determinadas partes de su cuerpo, así lo vemos.

Higiene del galgo

Higiene corporal

Piel y pelo

Debe mantenerse limpio y brillante durante todo el tiempo, aunque tienen mecanismos para mantener su pelaje y piel sanos porque los baños se harán una vez al mes, ya que si se bañan más a menudo se estimulan sus glándulas sebáceas  y hacemos que huelan más, siempre debe ser con un champú especial para perros, principalmente para mantener el correcto pH .

El primer baño del cachorro se debe hacer cuando se termina de poner las vacunas iniciales, aproximadamente, a los 3 meses.

Más importante que el baño es el cepillado, que se puede hacer a diario para eliminar el pelo  muerto y mantener el manto en buenas condiciones.

En otoño y primavera, que son las épocas de muda del pelo, se puede dar suplementos vitamínicos para que esta muda dure menos tiempo.

Ojos

Pueden limpiarse diariamente con suero fisiológico, que limpian a medida que se desliza por el ojo, cornea y demás estructuras. El resto las áreas próximas al ojo, se limpian con una gasa humedecida, nunca con un algodón para no dejar restos del mismo que será perjudicial.

Orejas y oídos

Los oídos de los galgos con como los nuestros ,con el conducto interno más largo y al tener las orejas caídas es más fácil que se ensucien por la tierra y por sus propias secreciones .Por esto, la higiene de los oídos es muy importante para eliminar suciedad y el exceso de secreción y así prevenir la otitis, infecciones de oídos, que son problemáticas de curar ,para ello, hay soluciones óticas que se  introducen en el conducto auditivo haciendo un masaje en la base de la oreja, al mismo tiempo debemos limpiar los restos con una gasa humedecida consiguiendo una mejor higiene en la parte externa de las orejas y áreas próximas del oído. Abstenerse de usar bastoncillos, alcohol y agua oxigenada que pueden dañar la mucosa.

Higiene bucal

Muchas veces prestamos atención a la higiene de la piel, desparasitación, vacunación,etc  y dejamos un poco a un lado la higiene bucal, siendo esta también importante.Aún cuando su alimentación sea solo pienso quedan restos de alimentos que se descomponen, formando una placa dura llamada sarro ,que empieza provocando una gingivitis o infección de las encías, y que a media que esta placa va haciéndose más gruesa provoca desde dolor a la hora de comer hasta la caída de piezas dentales, la infección bacteriana puede pasar al torrente sanguíneo y de ahí a corazón donde producen daños irreversibles. El propietario se suele dar cuenta mucho antes por el mal olor que desprende la boca, pero hay que evitar llegar a este punto.

Patas y uñas

Este apartado merece especial atención en nuestro galgo, por lo que ello acarrea.

Empezaremos por las almohadillas, principal protección frente a la superficie donde pisan, deben observarse diariamente para comprobar que estén suaves e hidratadas y que no presenten grietas ni heridas, y si observa, hay que hidratarlas con cremas de aloe vera o similares, además cuando están dañadas hay que curarlas.

Las uñas deben estar limadas y observar que no haya sobrecrecimiento o que estén en mal estado, actuando de inmediato si así ocurriera ya que van a causar dolor e irritación en los dedos .Siempre después de las carreras ,lavar los dedos con agua tibia al que podemos añadir algún antiséptico para evitar infecciones que producen luego dolor al correr.

También hay que prestar atención a los espolones, que si no fueron amputados cuando eran cachorros pueden causar desgarros muy desagradables.


Higiene del hábitat

El alojamiento debe estar limpio y protegido, la cama debe ser la adecuada en tamaño he higiene,los galgos al ser su piel tan fina y con el pelo tan corto y al carecer de grasa son muy frioleros,por eso es habitual en invierno verlos provistos de abrigos y es recomendable que la perrera  esté lo suficientemente protegida para que no pasen frio,la cama debe ser acorde con la misma de colchón grueso y blando para que puedan acomodar bien sus huesudos miembros.

En cuanto a las deposiciones es necesario mantenerlo correctamente limpio a diario.